Carta abierta a Pagliotto por Ricardo David: “Ud es dueño de lo que calla y esclavo de sus palabras”.

Compartir:

La verdad no ofende

Antes de despotricar y echarle la culpa a este medio por publicar y difundir con un audio lo que Ud afirmó en una audiencia oral y pública, como abogado “serio” debería hacerse cargo de lo que dice y de sus acciones.

Con mucha sorpresa este sábado leía un intento de pedido de disculpas del abogado Rubén Pagliotto en una carta que le envió a los gremios municipales SUOYEM y APS.

Las palabras del abogado renovaron la indignación, la misma que se sintió y se percibió en la audiencia de este jueves donde estuvimos presentes y se escucharon las lamentables y vergonzantes declaraciones de Pagliotto menospreciando vilmente a los empleados y empleadas municipales.

El abogado parece sentirse ofendido con el medio de comunicación que hace ni más ni menos lo que debe hacer: poner en conocimiento de la ciudadanía lo que sucedió en la audiencia con pruebas, en este caso un audio de la misma.

Dr. Pagliotto, Ud. como abogado «serio» que dice ser, debería hacerse cargo de lo que dijo y, en todo caso, realizar las disculpas pertinentes y decir que no lo va a hacer más, no asumir el comportamiento cobarde de echarle la culpa al medio.

El abogado en la carta a los gremios despotrica fuertemente contra el medio de comunicación por haber difundido lo sucedido en la audiencia, sin hacerse cargo de sus lamentables dichos, intentando trasladar al medio la responsabilidad por cumplir su rol de informar, ni más ni menos.

Nuevamente, Pagliotto le falta el respeto a los municipales y sus sindicatos, los ningunea tratándolo de ignorantes por “haberle dado crédito” al medio. Argumentando que se lo “descontextualizó y tergiversó”.

Se equivoca Pagliotto, nadie lo descontextualizó. Usted tiene que hacerse cargo de lo que dijo, porque lo dijo. No sólo está el audio donde se lo escucha claro, sino que también está grabado y consta en los registros fílmicos de la Justicia.

Como medio de comunicación, solamente pusimos al aire la grabación de lo que usted dijo en la audiencia Dr. Pagliotto.

Este medio de comunicación al que ahora menosprecia y le quiere atribuir su culpa, años atrás lo calificaba como “uno de los más prestigiosos de la provincia” y que inclusive utilizó varias veces para hacer campaña proselitista como candidato a senador por Cambiemos, como también cuando quiso ser presidente del Colegio de Abogados.

Sólo difundimos con pruebas lo que pasó y se dijo en la audiencia, nada más que eso, porque usted, más que nadie, y sus colegas de la defensa que se reían burdamente cuando escucharon cómo se refería a la familia municipal, saben bien qué pasó y qué se dijo.

Pero si quiere nuestra opinión y usted sabe bien que no me callo ni me dejo comprar, no estoy un día acusando de corruptas a algunas personas o empresas y al otro pegando una voltereta para defenderlas.

Un abogado “serio” que se encuentra en los dos lados del mostrador, acusando e instando investigaciones penales contra empresarios como Marizza y que ahora defiende a ultranza a sus socios como lo son Picazzo, Bruffal y la Mutual Modelo.

El abogado “serio” debería admitir el error, pedir perdón a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto, inclusive por las lamentables comparaciones que hizo con respecto a una época nefasta y dolorosa de nuestro país al defender a Varisco y a la Mutual Modelo, y no enojarse con el medio de comunicación que cumple su función de informar.

¿Tergiversar? ¿Qué? ¿Qué se puede mal interpretar de la frase “tan pobres son algunos que, encima tienen 6, 7 10 hijos, porque como no tienen televisión se dedican los pobres a tener hijos”?. Pagliotto, 6 es 6, 10 es 10, televisión es televisión, es imposible descontextualizar las palabras cuando no tienen otro sentido.

Nos animamos a publicar lo que usted tan enardecida y enérgicamente afirmaba en la audiencia. Afirmaciones que dijo y que ahora niega, luego, claro, de que lo han repudiado y lo han declarado “persona no grata”, una verdadera vergüenza para usted.

Usted Pagliotto, aparte de pedirle disculpas por sus dichos a los empleados y empleadas del municipio y a sus hijos, por supuesto, también debería pedirle disculpas o explicarles por qué defiende a la Mutual que mes a mes y hace muchos años lucra con la cruda necesidad de los trabajadores.

Porque también le ha mentido a los trabajadores del municipio diciéndoles que usted no los defiende, y sí lo hace. Así lo hizo en la audiencia no solo con sus propios argumentos sino también al adherir a los argumentos de sus colegas Cullen y Fouces.

Usted le miente a los empleados anunciándoles que su “encendida defensa” fue para ellos, por los flacos salarios que cobran, pero vaya paradoja en la audiencia se lo escuchó repetir incontables veces sobre el «espíritu de solidaridad que tiene la Mutual» y de cómo gracias a ella los trabajadores municipales han comprado televisores, los mismos que Ud. dice que son necesarios para no tener hijos.

Está filmada también su expresión diciéndole al juez Bonazzola, a la Fiscal Yedro y a su colega Cullen que por sus ingresos iban a bancos de primera línea y que los empleados debían recurrir a entidades como la «financiera» Modelo porque en aquellos bancos no accedían. Inclusive nombró a Macro y Santander. Expresiones en las que dio a entender que existían dos tipos de ciudadanía: los que acceden a beneficios y los que no.

Usted debería explicarle a la dirigencia del SUOYEM y a la de APS, entonces, por qué los empleados municipales afiliados a los gremios van todos los meses con sus recibos de sueldo mostrándoles las ínfimas sumas que perciben por los descuentos que les hace su defendida financiera inescrupulosa.

Explíquele entonces a Jorge Brocado, del SUOYEM, por qué el empleado municipal le tiene que pagar 10 veces más que un banco a la Mutual Modelo.

La verdad no ofende, abogado “serio”. Antes de echarle la culpa al medio de comunicación, de ofenderse por difundir lo que usted afirmó en una audiencia oral y pública, donde fue vil con los municipales, debería hacerse cargo de sus manifestaciones y sus acciones. Usted es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras.

Ricardo David.

Compartir:

Dejar Comentario