Un terrible socavón, la prueba irrefutable de que Gietz y Calvet falsearon información a la Justicia con el padrinazgo de Benedetto

Compartir:

Los ingenieros funcionarios bajo las instrucciones del ministro falsificaron el contenido de la pericial hidráulica para engañar al juez Virgala

La imagen habla por sí misma, un enorme socavón se produjo en el intento de loteo del Acceso Norte de propiedad de la Caja Previsional de Médicos y Bioquímicos de la Provincia.

 

El loteo fue paralizado por el Municipio en octubre del 2017, tras una intensa batalla judicial y administrativa por las numerosas irregularidades que en un principio habían  denunciado los vecinos de la zona.

 

El caso de la urbanización del Acceso Norte hoy es emblemático y representa una de las pocas luchas que emprenden los ciudadanos en esta Provincia  en defensa de la salud y el ambiente y salen triunfadores.

 

Pero no fue fácil, primero se intentó por el camino judicial a través de una acción de amparo interpuesta por los diputados provinciales, Gustavo Guzmán y Gustavo Zavallo contra los propietarios del loteo, el Sistema De Previsión Social para Médicos y Bioquímicos de Entre Ríos que conduce Roberto Gebhart, la empresa constructora Norvial S.A., que ya tenía un historial de irregularidades y el Municipio de Paraná, este último por ser quien habilitó y autorizó la urbanización.

 

Sin embargo, en esta instancia los vecinos recibieron un duro revés, ¿el motivo? Un informe pericial realizado por  el ingeniero Martin Calvet como dependiente de la Dirección de Hidráulica de la Provincia a cargo del ingeniero Cristian Gietz.

 

Un amparo donde el juez Pablo Virgala, conductor del proceso, dispuso que la suerte de la acción en sí y con ella la salud, la vida y el ambiente de la gente dependería exclusivamente de las conclusiones a las que arribe Calvet.

 

El principal argumento del amparo interpuesto por los legisladores fue el daño ambiental, a la salud y a la vida de las casi 400 familias que se emplazarían en un futuro en el loteo, como también las de los barrios aledaños principalmente por la inundabilidad de la zona.

 

Asimismo, y a pesar de su autorización, al loteo le faltaba de todo en cuanto a la documentación pertinente para obtener su habilitación, sin embargo, lo más gravoso consistía en  que a las familias se les inundarían sus casas y que las mismas no resistirían el paso constante de las aguas subterráneas.

 

Del solo conocimiento de las características del suelo y de concurrir al lugar en donde pretendían emplazar este millonario negocio en periodos de lluvias surgía aquella información.

 

Sin embargo, para el perito Calvet, a pesar de ser un ingeniero como también su jefe Gietz, la zona no era indudable, así lo estableció en su informe pericial el cual constituyó posteriormente el basamento íntegro del Dr. Virgala para rechazar el amparo.

 

Un informe el de Calvet, llamativo por donde se lo mire que incluye una anécdota gravísima y que da cuenta de la impunidad con que se manejan algunos funcionarios para falsear o mentir hasta a la justicia.

 

En la pericial el propio Calvet relata que se presentó a constatar el lugar para hacer la pericia pero por las copiosas lluvias no pudo ingresar al predio, obligándolo a realizarla otro día posterior, pero para el ingeniero igual no era inundable.

 

Hoy la inundabilidad está a la vista, y con ella, queda al descubierto que Calvet, Gietz y compañía le proveyeron información falaz al juez Virgala para impedir que la justicia paralice el millonario loteo que tanto daño provocaría a la gente.

 

Este lunes, luego de las lluvias del fin de semana y lloviznas que prosiguieron, los vecinos del lugar se llevaron una enorme sorpresa que consecuentemente revivió el enorme malestar que había provocado el inicio de la urbanización.

 

Un socavón de grandes dimensiones se produjo en una de las arterias que conformarían las calles públicas del loteo, el cual, como era de esperarse, es provocado por la corriente subterránea que existe en la zona, todo lo cual fue anunciado al magistrado por los amparistas.

 

Un socavón que se produce tan unos pocos meses haberse realizado el pavimento que encima no ha sido utilizado nunca por los automóviles.

 

En cuanto a las medidas, el hundimiento, es de casi 3 metros de largo por uno y pico de ancho y un metro de profundidad, conforme lo expresaron a este Portal, testigos.

 

Lo llamativo, indicaron los vecinos, es que a las pocas horas los empresarios mandaron una cuadrilla de trabajadores para taparlo, intentando que el hundimiento pase desapercibido. Pero esto no ocurrio.

 

Únicamente producto de la batalla emprendida hoy no se están lamentando víctimas, graves daños, la inversión de los vecinos, su salud y el ambiente por las viviendas de que se intentaron emplazar en la zona.

 

Causa escalofríos pensar en chicos jugando a la pelota en la calle de  la urbanización y que se produzca el hundimiento, podría haber sido una tragedia.

 

Una tragedia y otras tantas que se anunciaron a la Justicia, a la Municipalidad, al Ministro Benedetto, a Gietz y Calvet, todos estos estuvieron en conocimiento de lo que ocurriría si se emplazaban 356 viviendas en una zona naturalmente inundable.

 

Fueron pocos los que escucharon, hoy el resultado está a la vista, la zona es inundable, produciendo el socavamiento de cualquier construcción que se le encime, constituyendo el hundimiento la prueba irrefutable de que Gietz y Calvet de Hidráulica bajo las instrucciones de Benedetto falsearon información para engañar al juez Virgala.

 

Un loteo que de haber continuado hoy estaría en boca de todos, por los graves daños materiales por este hundimiento y otros tantos que hubieran ocurrido, debiendo pagar las consecuencias, en este caso puntual, el Municipio de Paraná por demandas millonarias de los afectados afrontadas en el dinero de todos los vecinos y no, como en todos los casos, los empresarios que hicieron su negocio millonario a costa la salud, la vida, la propiedad y el ambiente con la connivencia de los funcionarios  que con mala praxis intencional estafaron al juez.

 

 

Compartir:

5 comentarios

Marta 10 mayo, 2019 at 1:01 pm

Una vergüenza, el juez le creyó a los funcionarios y no a la gente común que lo padece

Responder
Nico 10 mayo, 2019 at 2:54 pm

Benedetto + Calvet + Florio = corrupción estructural. Ahí está la obra pública y los negocios. Planeamiento y Vialidad

Responder
Irene 10 mayo, 2019 at 6:47 pm

Rocío recién la escuché en la radio. No sé quién le dijo que el hormigón es de 20cm eso no tiene más de 8 cm

Responder
Marta 10 mayo, 2019 at 8:34 pm

Que asco dan estos tipos

Responder
9 nock out de la CORPORACION 12 mayo, 2019 at 10:06 am

Tendrian que consultarlo al entonces Subsecretario de Infraestructuras LOPEZ SEGURA quien sufrio las consecuencias de la CORPORACION SOCIETARIA empresas-municipio-dpv-mutual.Lo destgrozaron y obligaron al municipio a esconderlo humillandolo ante todos los empleados y ante cuanto vecino pudieran.TENIA RAZON Y HAY MAS…que podria contarles…solo conociendolo esperara el momento.Sientate al umbral de la puerrta de tu casa a ver….
Toddo lo que pronostico se cumple y se esta cumpliendo ,tambien lo que sucedera en varios puntos de la ciudad,mientras la COORPORACION sigue contratando demandados,delincuentes,denunciados en la justicia,corruptos al mando de areas importantes,sigo diciendoles que esto se termina el 9 de junio con el nock out de esta coorporacion que la gente no quiere mas ,ni esta ni otra.

Responder

Dejar Comentario