El gran interrogante: ¿A quién reemplazará Romero en el STJ?.

Compartir:

Del escándalo en el “botín de guerra” al futuro de los padres de la criatura

Giorgio asumió hace muy poco, no va a trabajar un año y se va a jubilar, Mizawak, no solo esta cómoda sino que no le piensa dejar el lugar a su archienemiga y Carubia, tiene la edad para jubilarse, pero no se quiere ir.

Un revuelo fue esta semana el CGE por la publicación de este Portal titulada “El abuso de la funcionaria del CGE en las mieles del poder” referida a la vocal política del organismo, Rita Nievas, protagonista de una fuerte denuncia por parte de los mentideros por maltrato, operaciones y desmanejos con el programa de los promotores educativos.

Es un escándalo lo que está ocurriendo en el CGE, que involucra directamente a la profesora Rita NIevas, vocal política del Consejo General de Educación. Esto es por el manejo del programa de Promotores Educativos que se maneja con fondos que provienen de la Nación. El manejo irregular de los fondos, las contrataciones irregulares y la pregunta es qué se hace con esa plata, a quienes se contrata. Según los mentideros, no hay forma de justificar, es muy grave.

Este programa de Promotores Educativos, en la costa del Paraná, lo maneja la vocal política Rita Nievas, y en la costa del Uruguay, lo hace el vocal del CGE, el precandidato a concejal por el PJ en Concordia, Gastón Etchepare, maneja la otra parte.

Es un escándalo porque no se sabe cómo se maneja esta plata, cómo se contrata, y si existen las personas que se contratan. Hay nombres y no aparecen por el CGE, dicen en los mentideros de Educación que la profesora Nievas vive en Santa Fe, y que todos los días se hace traer y llevar en auto oficial, con chofer.

Gastos caros para una provincia que vive del ajuste, o que dice cuidar el dinero público. Es más, hace varios días que los empleados del CGE no la ven a la vocal, dicen que no aparece. Y que eso pasa desde que esto tomó estado público. Hay cosas que no están bien.

La pregunta es, la titular del CGE, la profesora Marta Landó, qué dice de esto, porque esto es un revuelo en el organismo, todo el mundo habla. Saben que se están robando esa plata. Todos se preguntan si Landó tomó alguna medida para investigar.

La mayoría de los cargos en el gobierno, principalmente en Educación, un área sensible, donde se manejan suplencias, contrataciones, designaciones, son botines de guerra y así se reparten, se usan de esa manera. ‘Esto es mío y hago lo que quiero’.

Muchos quizá no saben cómo llegó Landó a la presidencia del CGE, ni tampoco Rita Nievas a la vocalía. Tienen cargos importantes, manejan la educación pública en la provincia y el presupuesto que le destina el Estado a gusto y piacere.

Quizás no saben cómo llegó Landó o Nievas al CGE. Después de las legislativas de 2017, Bordet dijo que iba a hacer cambios en el gobierno, prometió muchos, hizo algunos.

Uno de ellos fue el Ministerio de Gobierno, que conducía Mauro Urribarri. Ese ministerio lo quería el diputado Juan José Bahillo, que era diputado provincial, y se lo había pedido a Bordet y éste lo llevo como candidato a diputado nacional, primero en la lista.

Muchos de los cercanos a Bahillo decían que era candidato testimonial. Decían que una vez que fuera electo como diputado renunciaba, asumía como Ministro de Gobierno y había corrimiento de la lista.

Bordet designó a la Dra. Rosario Romero en ese lugar, desplazando a Mauro Urribarri, le ganó la pulseada entre las sombras.

Como Bahillo puso el grito en el cielo, para compensar Bordet le dijo: ‘Juanjo poné vos el presidente de CGE’, porque Bordet le pidió la renuncia a Juan José Panozzo de Federación.

Bahillo no tenía a nadie para poner en ese lugar, entonces lo llama a su amigo, Guillermo ‘Pemo’ Guastavino, senador nacional y le dice, ‘Pemo necesito un nombre para poner en el CGE que me pidió Gustavo, yo no tengo a nadie’. Guastavino ni lerdo ni perezoso le pasó el nombre de Landó, que era una profesora, directora departamental de Escuelas de Gualeguaychú.

Sin saber quién era Landó, Bordet la designó sin conocerla. Haciendo memoria, el gobernador la presentó como una persona capaz, idónea. Como si fuera la hija de Sarmiento, destacando virtudes, capacidades, pero no sabía quién era.

Para no ser menos, porque una parte del botín la manejaba Bahillo y Guastavino, de la estructura y poder que genera Educación, miles de suplencias, con la que puede abastecer a su sector político, horas extras, contrataciones, manejo de fondos, que espero que se investiguen.

La Dra Rosario Romero para no ser menos dijo ‘no me puedo quedar sin nada’. Entonces apareció Rita Nievas, del sector de Halle y Romero, como vocal de CGE. Tampoco sabemos si Bordet la conocía.

Quedó claro que el CGE se repartió como si fuera un botín de guerra, diciendo, ‘a este sector que no le dí, te doy la presidencia’, ‘a vos la vocalía’ y todo sin saber quiénes eran.

Hoy el CGE está en boca de todos, un verdadero escándalo.

Los padres políticos de estas criaturas, es decir de Landó y de Rita Nievas, ya tienen un puesto asegurado a partir de las elecciones que va a ganar cómodamente Bordet, Juan José Bahillo y Rosario Romer”.

Bahillo va a dejar su cargo de diputado nacional para reemplazar a Laura Stratta, va a asumir como ministro de Desarrollo Social de la provincia. Como Secretario, va Gustavo Osuna, el actual diputado provincial, un hombre del sector de José Cáceres.

La Dra. Romero va a recalar en la Justicia, o va a intentar. Acá me queda una duda porque quiere integrar la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia, que está integrada por el Dr. Miguel Giorgio, la Dra. Claudia Mizawak y el Dr. Daniel Carubia.

Pero a quién va a reemplazar la Dra. Romero?. El Dr Miguel Giorgio asumió hace muy poco, no va a trabajar un año y se va a jubilar. Mizawak, está muy cómoda en ese lugar, no se va a ir y menos le va a dejar el lugar a Romero, archienemiga. Carubia es el único que está a punto de jubilarse, pero no se quiere ir.

La pregunta es cómo termina ésta historia que involucra a la Justicia y que no tiene que ser un botín de guerra.

Pagar deudas política, acuerdos, pedidos, presiones, no tiene que ser un botín de guerra.

Un hecho en el Consejo General de Educación que promete salpicar a todo el mundo, algo que se está transformando en un escándalo. Seguramente tratarán de bajar el perfil y que se tranquilice el tema y después que siga todo igual, porque dicen que en siete días la gente se olvida de todo.

Un hecho que dejó de ser algo común y se transformó en un escándalo.

Compartir:

Dejar Comentario