Lamentable: El contable de Kueider, evasivo, obstruye el acceso a la información pública

Compartir:

Inminente denuncia penal y presentación administrativa contra el titular del área por incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos.

La noticia publicada por este Portal bajo el título “Los muebles del pecado” se ha convertido en un verdadero escándalo, el cual desnuda un supuesto hecho de corrupción grave.

Se trata de la presunción que recae sobre una importante funcionaria de la secretaria general de la gobernación, la cual habría adquirido bienes con fondos públicos, puntualmente finos muebles, no para su repartición u oficina, sino para destinar al inmueble de su propiedad ubicado en calle Alameda de la capital entrerriana.

La noticia la dio a conocer un medio concordiense y, convertida en viral en la capital del citrus, tomó relevancia a nivel provincial, haciéndose eco este Portal.

Ante la relevancia de la noticia y, sin dudas, del sector de la importante funcionaria, se presentó un pedido de acceso a la información pública con el objeto de esclarecer las fuertes y graves sospechas de corrupción.

Un pedido dirigido al contable de la secretaria general de la gobernación y que apuntaba a determinar si la repartición de la funcionaria había abonado adquirido muebles en la firma comercial “Nizza Muebles” ubicada en la peatonal San Martin de Paraná, quién fue el funcionario autorizante de la compra como también el destino de dichos muebles.

En un muy breve párrafo, el contador Gustavo Tortul, sostuvo “…esta repartición se ha procedido a indagar tanto en el Sistema de Administración Financiera SIAF como así también en el sistema general de expediente no localizándose actuación alguna con los datos mencionados durante el periodo por Ud. indicado; cabe agregar que el cotejo se hizo extensivo hasta la fecha 05/04 del corriente…”

Una respuesta sumamente acotada que no satisfizo en nada el pedido de informes solicitado, intentándose con otro ampliatorio para que el contable dé respuesta acabada, dejando de lado la ambigüedad y parcialidad de la información.

Sin embargo, tampoco fue la esperada respuesta del Contador, quien no solo no contestó lo preguntado sino que también respondió cuestiones que no habían sido ni siquiera mencionados.

Puntualmente se le indagó sobre si la firma comercial “Nizza Muebles” es proveedora del Estado, contestando afirmativamente  el contable de la secretaria general de la gobernación

Otra de las preguntas apuntó a tomar conocimiento de cuales eran las áreas y/o reparticiones estatales que han adquirido bienes de la firma, detallando los bienes comprados.

Sobre esta consulta, el contador  no respondió o peor, lo hizo ambiguamente.

Asimismo, tampoco quiso responder acabadamente sobre la modalidad contractual que rige, aunque irregular pero habitual y consuetudinaria, en la Administración pública por la cual primero se adquiere y luego, en un periodo de tiempo posterior, se forma el expediente y se paga.

Una consulta importante la realizada, que apunta a tratar de determinar otra fuerte sospecha que pesa sobre este escándalo y que apunta a la firma comercial.

En los pasillos de la Casa Gris se habla de ciertas maniobras irregulares en la contratación entre el Estado Provincial y los propietarios de Nizza que viene desde hace un tiempo atrás.

Puntualmente los comentarios de los mentideros indican que la firma de dedica a amueblar todos los inmuebles de los funcionarios del interior que vienen a instalarse en Paraná por el tiempo que vienen a ocupar el cargo o también aquellos que se separaran e incluso hablan de algunos que mantienen vidas paralelas en la intimidad.

Aquellos comentarios agregan que a los propietarios de negocio les entregan las llaves de aquellos inmuebles, ellos van los decoran íntegramente, con finos y caros muebles y hasta con electrodomésticos, y luego devuelven las llaves para que los disfrute el funcionario o funcionaria.

Un verdadero escándalo que crece a medida que pasa el tiempo y que  empieza a desentrañar aún más irregularidades que involucra cifras siderales de los fondos de todos los entrerrianos.

Sin embargo, y a pesar de la gravedad de los hechos denunciados, desde la secretaria general de la gobernación que dirige Edgardo Kueider, puntualmente de la dirección contable que conduce el contador Gustavo Tortul, con evasivas, ambigüedades o parcialidades, son renuentes a otorgar información pública.

La pregunta obligada ¿Qué quieren esconder los funcionarios?, ¿qué existe y quienes están detrás detrás de los muebles del pecado?.

Una demanda de información incompleta considerada por la propia normativa que rige el acceso a la inflación publica como una “omisión en la obligación de brindarla que recae sobre los funcionarios públicos, considerándosela una falta grave y, por lo tanto, pasible de consecuencias legales.

Consecuencias, mas allá de las administrativas o, que también tienen sus implicancias en el fuero penal, dejando la evasión del funcionario en responder en suma viabilidad una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público, un delito que si bien contiene una escala penal ínfima trae aparejada la imposibilidad absoluta de ejercer cargo público para los funcionarios responsables.

 

 

Compartir:

7 comentarios

LUISITO 8 mayo, 2019 at 1:43 pm

DAVID, SIN QUERER CON ESA RESPUESTA, YA LE CONTESTO!!! JAJAJA ESTAN HASTA LAS MANOS Y NO SABEN COMO SAFAR

Responder
NESTOR 8 mayo, 2019 at 5:17 pm

pase especialmente por esa muebleria para ver que vendian y la verdad que la putaaa, venden cosas hermosas inalcansables para nosotros y no vi nada de nada para oficinas asi que no entiendo que provee ahi, sali le juro con una rabia que ni le explico son unos HDP Y BIEN CON MAYUSCULA ATORRANTES

Responder
LEON 8 mayo, 2019 at 7:13 pm

ESTE TIPO NO SE DA CUENTA QUE TODOS LOS QUE FIRMAN EXPEDIENTES QUE NO CORRESPONDEN SON TAMBIEN COMPLICES? O SERA QUE ALGUNA MESITA, LAMPARA O SILLON FUERON A PARAR A SU CASA TAMBIEN?

Responder
Hortenzio 9 mayo, 2019 at 9:11 am

NESTOR, es así como lo contás…además si ese negocio no los proveyera, se funden al año…para comprar un sofá ahi tenés que dejar de comer cuatro meses.

Responder
Daniela 9 mayo, 2019 at 2:29 pm

David, usted podría ir y que le regalen algo o le hagan un flor de descuento xq toda la publicidad que le ha hecho a este negocio es increible, todo el mundo habla de ellos, despues de todo la muebleria no tiene nada que ver solo venden

Responder
Jorge 10 mayo, 2019 at 9:04 am

Error! La mueblería es parte necesaria de la corrupción. Cualquiera sin ser experto sabe que el estado (en todos sus niveles) tiene procedimientos de contratación.

Responder
Nombre 9 mayo, 2019 at 4:00 pm

Seguro que tortul algo tiene que ver, si se hacia pagar viatico para ir a jugar las olimpiadas de ciebcias economicas….

Responder

Dejar Comentario