Con gran tensión y nerviosismo, Varisco comienza a ser juzgado por narcotráfico

Compartir:

Las primeras en declarar serán las mujeres, Griselda Bordeira llegó esposada junto a las demás acusadas.

En los pasillos de la Justicia Federal se percibe mucho nerviosismo y se ve un gran movimiento. Luego de dos audiencias programadas, ingresarán a la sala todos los imputados y comenzará la lectura de las imputaciones en el juicio contra el intendente Sergio Varisco, que será juzgado desde este jueves en un proceso con dos causas unificadas por el presunto financiamiento de bandas dedicadas al narcotráfico.

El caso generó conmoción en la provincia y tuvo repercusión a nivel nacional a partir de los allanamientos que realizó la Policía Federal en el municipio en mayo de 2018.

Por la causa están detenidos el concejal de Cambiemos Pablo Hernández y otros funcionarios del gobierno municipal de la capital de Entre Ríos, entre los que se encuentra la subsecretaria de Seguridad municipal, Griselda Bordeira.

Se trata de un juicio histórico a uno de los apellidos más importantes de la política provincial, y las opiniones acerca del fallo judicial se dividen: desde el círculo cercano a Varisco afirman que no hay pruebas que comprometan al intendente y confían en que será absuelto, mientras que otros sostienen que será condenado.

Este jueves, probablemente fiscalía adelante la pena que pedirá para los acusados por el delito de financiamiento de una organización criminal, en este caso dedicada al narcotráfico, que prevé una condena máxima de 20 años de cárcel, según el Código Penal.

El debate oral tendrá 34 imputados y contará con más de 100 testigos, entre ellos, funcionarios locales, que se presentarán el jueves, el viernes y el lunes y martes de la semana próxima en la Sala de Audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná.

El Tribunal Oral en lo Federal (TOF) de la capital entrerriana, integrado por los jueces Lilia Carneo, Noemí Berros y Roberto López Arango, decidió unificar los expedientes en cuestión, ya que en ambos se “investigan infracciones a la ley de drogas por parte de una misma organización delictiva”.

El intendente fue imputado porque presuntamente hizo “un acuerdo en septiembre de 2017” con Daniel “Tavi” Celis, acusado de ser el líder de la banda. Según la acusación, Varisco “se comprometió a entregar $50.000 mensuales para financiar el comercio de estupefacientes”.

Para el juez federal de Paraná Leandro Ríos, Celis y Varisco, “comercializaron cocaína de manera conjunta y organizada”. La banda se encargaba de la “financiación, provisión, distribución, aprovisionamiento, almacenamiento, abastecimiento, venta, reventa y compra” de esa droga en Paraná y en Concordia, y en la Capital Federal.

La Justicia dictó un embargo de millón de pesos sobre los bienes de Varisco para otorgarle su excarcelación y dispuso que “se mantenga en libertad ya que ejerce el cargo de presidente municipal”.

También se le prohibió salir del país y debe presentarse todos los viernes en el juzgado e informar en caso de que debiera ausentarse de su domicilio por más de tres días.

La investigación se inició el 28 de mayo de 2017 cuando la Policía Federal Argentina sorprendió a la banda mientras descargaba más de 317 kilos de marihuana de una avioneta en la localidad de Colonia Avellaneda, cerca de Paraná.

Tras la detención de más de 20 personas, fue allanada la celda donde “Tavi” Celis cumplía condena por robo. Se lo acusó, entonces, de comandar la organización narco aprovechando sus eventuales contactos políticos y policiales para comercializar drogas en la zona.

A comienzos de mayo de 2018, en el contexto del mismo expediente, la Justicia allanó la Municipalidad de Paraná, la Legislatura de la capital entrerriana y domicilios vinculados al intendente, diligencias en las que, según precisaron fuentes de la causa, se obtuvieron elementos que se sumaron al expediente y derivaron en los procesamientos.

Un mes más tarde, el juez federal Ríos ordenó la prisión preventiva del concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y de la subsecretaria de Seguridad municipal, Griselda Bordeira.

Hernández continúa alojado en la Unidad Penal 1 mientras que Bordeira está en la 6, ambas de Paraná.

En febrero de este año Ríos procesó a Varisco, Hernández y Bordeira, por “financiamiento, comercialización y adquisición de estupefacientes”. El intendente paranaense figura como “financiador y adquiriente” de la droga; Hernández, como “adquiriente colaborador”, y Bordeira, como “adquiriente colaboradora”.

Compartir:

4 comentarios

silvia 16 septiembre, 2019 at 3:38 pm

A ver todo fue una causa armada sin disimulo alguno, se quería de una forma u otra desacreditar al intendente Varisco, sembrando dudas directa o indirectamente sobre su persona, todos en Paraná conocemos a Sergio Varisco, algunos mas otros menos, pero todas y todos (como le gusta decir a muchos) sabemos que las cosas que se dicen no son reales, encima todas con una repercusión propia de propaganda de circo, hasta el hartazgo voy a decir el aprovechamiento político que se hizo de las mismas, con claridad se puede afirmar que se trato de una campaña de persecución que les venía fenomenal como campaña electoral. Hicieron crecer su propia fuerza política destruyendo, solo por ahora, al más grande referente político de la ciudad, esto con una complicidad también judicial.- Así que Señor Intendente de la ciudad de Paraná, Como la cigarra. . . Tantas veces…

Responder
MOROCHO 17 septiembre, 2019 at 11:36 am

NO ME AFLOJE SERGIO………….

Responder
GASTON 19 septiembre, 2019 at 12:40 pm

HAY QUE CONFIAR EN LA JUSTICIA SI SON CULPABLES QUE PAGUEN SI SON INOCENTES QUE QUEDEN LIBRES Y QUE SE ESCLAREZCA TODO

Responder
Natalio 19 septiembre, 2019 at 10:00 pm

Varisco, erido por fuego amigo, aora a confiar en la justicia.-

Responder

Dejar Comentario