Los insólitos y descomunales gastos del Túnel Subfluvial

Compartir:

En consonancia con el Gobierno Provincial, la austeridad y la transparencia no constituyen las cualidades de las autoridades del Túnel ni de los ministros que deben controlar.Los exorbitantes gastos del Túnel Subfluvial vienen siendo objeto de críticas desde hace varios años, la ausencia total de austeridad y transparencia en el organismo son moneda corriente.

Desde antaño sus autoridades vienen protagonizando escándalos por las contrataciones, sin embargo las mismas han sorteado llamativamente todos los obstáculos habidos y por haber y han podido mantenerse al frente del organismo.

El ejemplo sin dudas lo representa Juan José Martínez, quien fue designado en diciembre del 2009, y a pesar de las críticas,  cuestionamientos y denuncias graves por el manejo del organismo pareciera ser inamovible en el cargo.

Contratación a mansalva de familiares y allegados, manejo discrecional de los fondos públicos, y sospechas licitaciones exorbitantes son algunas de las irregularidades que se han denunciado y que salpican directa o indirectamente a Martínez.

Sin embargo no solo permanece en el cargo, sino que año tras año se agigantan los millones de los cuales dispone libremente el directorio y que deben controlar los ministros Luis Benedetto y Hugo Ballay.

Analizando los presupuestos plurianuales publicados por el Gobierno de la Provincia de Entre Ríos se puede observar nítidamente como las previsiones de los recursos propios del ente que años tras año realiza el Ejecutivo se ven ampliamente acrecentadas.

En otras palabras: las proyecciones del Ejecutivo en los presupuestos 2016, 2017, 2018 y 2019 siempre han quedado cortas, debiendo año tras años recalcular los ingresos porque la recaudación resulta previsiblemente  mayor.

Por ejemplo, en el 2017 se previeron 228.930.000 millones de pesos de ingresos, en el 2019 la cifra fue de 330.150.000 millones.

Monto que se corresponde con recursos propios exclusivamente.

Pero, ¿A dónde se destinan los recursos millonarios que manejan el directorio y que deben controlar los ministros de economía y planificación de la provincia?.

A principio de año el Túnel fue objeto de críticas y una gran polémica en torno a la modificación de la orgánica del ente, reforma que implicó, lisa y llanamente, el autoaumento de los sueldos de los directores, los cuales asimismo quedaron en planta, desconociendo, asimismo, los derechos de los jubilados y pensionados que no son tenidos en cuenta en el incremento del haber.

Desconociendo la gravísima crisis que afecta el país, así, las más altas autoridades querían aumentarse los sueldos y perpetuarse en los cargos, encontrando en la reforma de la orgánica la excusa perfecta para hacerlo.

La gravedad institucional que implicaba la política  implementada en el Túnel fue denunciada por el Portal, sin embargo, ni el Consejo Interministerial ni los Gobiernos provinciales actuaron en consecuencia.

La otra gran polémica reciente vino de la mano de las obras denominadas “Refuncionalización y puesta en valor del edificio del complejo social” las cuales iniciaron en febrero del 2019 y se dividieron en dos etapas.

Según la información oficial la primera etapa estuvo a cargo de la firma “MRAZ construcciones” de la ciudad de Santo Tomé.

La obra consistió en la demolición de edificios existentes como así también la construcción de un cerco perimetral de hormigón, de 700 metros, y un pórtico de acceso y demandó una inversión de 14.697.158,98 millones de pesos.

La segunda etapa, en tanto, fue licitada el 14 de febrero con un presupuesto oficial de 69.727.265,46 pesos, y prevé la refuncionalización y puesta en valor del edificio patrimonial, del salón comedor – que tendrá una capacidad de 150 personas-, la construcción de los dormitorios N° 1 y N° 2 de un total de cinco proyectados, además de urbanización e infraestructura exterior, una planta de tratamiento primaria de desagües cloacales, instalaciones pluviales y eléctricas, parquización e iluminación del predio. El plazo de ejecución es de 180 días.

La adjudicación de las obras de esta segunda etapa desató otro escándalo en el Túnel.

La empresa “Tino Construcciones” impugnó del proceso licitatorio para dicha obra adjudicada al santafesino Sebastián Mauricio González, titular de “González construcciones”, por numerosas irregularidades en la documentación presentaba.

Asimismo denunció sobreprecio por casi 9 millones de pesos y direccionamiento del proceso licitatorio apuntando a las autoridades del ente biprovincial.

Un verdadero escándalo que, según se comentó en el Túnel, supo ser bien contenido por Martínez y compañía evitando las investigaciones del caso, a pesar de que la presentación de la constructora perjudicada se realizó en los organismos administrativos de contralor y de velar por el interés público de ambas provincias.

Posteriormente el presupuesto se amplió, pasando de los 69.727.265,46 pesos a los $ 75.728.036,19 (Pesos setenta y cinco millones setecientos veintiocho mil treinta y seis con diecinueve Cvos.)

Recién el pasado miércoles, y tras las publicaciones de este Portal, el Tribunal de cuentas de la Provincia de Entre Ríos realizó una auditoria in situ en el ente, comentándose fuertemente el nerviosismo y el pavor que vivieron en el directorio y los responsables del área contable.

Ahora desde el ente, luego del apersonamiento de auditores técnicos y profesionales del órgano de control entrerriano, relataron al medio la muy llamativa marcha atrás en las denuncias que habrían incurrido en la empresa “Tino Construcciones”.

Según contaron, la constructora a pesar de las graves denuncias que implicaron incluso la posible comisión del delito de fraude a la administración pública mantiene un sugerente silencio.

En el ente atribuyen la marcha atrás a la adjudicación de obras complementarias a la puesta en valor, puntualmente se indica que la firma fue beneficiada con la construcción de un “Museo del Túnel”.

Buscando información oficial en la página web del ente biprovincial encontramos la LICITACIÓN PÚBLICA Nº 448/19 de fecha de apertura 08-03-2019 denominada “Construcción de edificio Centro de Interpretación”, el cual, según nos dijeron en el Túnel se corresponde al Museo aunque se lo oculta con dicha denominación (Centro de Interpretación).

Haciendo gala de una “grandísima austeridad” la misma prevé un presupuesto oficial de $ 27.700.000 (VEINTISIETE MILLONES SETECIENTOS MIL PESOS), repetimos, para la construcción de un museo del túnel.

Como se puede apreciar de las imágenes enviadas al medio, la empresa adjudicada, según indicaron, para venirse al maso con las denuncias ya se encuentra realizando trabajos, aunque a juzgar por las fotografías, los mismos distan en exceso de constituir las obras de un museo.

Llamativamente la empresa que denunciaba irregularidades y corrupción aceptaba la contratación con quienes había acusado de los graves hechos, menos visible es la suma de 27 millones de pesos.

No fue el único gasto millonario e innecesario. Es decir, otro ejemplo más del desmanejo de los fondos públicos de Martínez y que deben ser controlados por los ministros Benedetto y Ballay, los cuales no pueden hacerse los desentendidos por la asiduidad, al menos el primero, con que frecuentan los actos oficiales en el ente.

De la web oficial surgen:

La LICITACIÓN PUBLICA Nº 455 / 19 de 5/11/2019  mediante la cual se contrata la  Provisión, instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de un sistema integral para dos (2) estaciones de control de tránsito pesado.

Para el ítem 1 se previó de presupuesto oficial la suma de $ 31.985.000 (Pesos treinta y un millones novecientos ochenta y cinco mil) y para el ítem 2 (por 24 meses): $ 5.350.000 (Pesos cinco millones trescientos cincuenta mil).

Lo llamativo del caso, y de ahí la innecesaridad del gasto, es que en el ente, tanto en Santa Fe como en nuestra Provincia ya existen básculas dispuestas para controlar el peso de vehículos de carga, aunque en Entre Ríos, según ha denunciado este medio liberan la zona,

Mediante la LICITACIÓN PUBLICA Nº 454/19 el Túnel prevé desembolsar la suma de  $29.798.171,96 (veintinueve millones setecientos noventa y ocho mil ciento setenta y uno con 96 centavos) para la repavimentación rampas de acceso al Túnel Subfluvial y obras complementarias.

Uno de los gastos más llamativos por su exorbitancia que aparecen lo constituye la LICITACIÓN PÚBLICA Nº 449/1  adquiere, cartuchos y tóner para impresoras, previéndose la erogación de $1.100.000 (Pesos un millón cien mil).

Mediante la LICITACIÓN PÚBLICA Nº 451/19 el ente contrató el bacheo en pavimento rígido y obras complementarias, pagándose $ 5.992.247,78.

Por la provisión y colocación de cortinas en las oficinas se gastó la suma de $ 830.000.

El sellado de juntas con material hidro-activo (LICITACIÓN PÚBLICA Nº 452/19) le salió a los entrerrianos 4 millones de pesos.

Entre los gastos exorbitantes aparece una ambulancia por al cual se gastó $3.500.000, con dicho dinero, al precio del mercado, se habrían podido adquirir dos ambulancias de alta complejidad.

Lo de la ambulancia mereció un cuestionamiento particular, porque las autoridades cuando la adquirieran se dieron cuenta que no tenían chófer profesional, ni enfermero ni médico, exigencias mínimas para el traslado de un paciente.

El vehículo sanitario, según comentan en el ente, pasa sus horas ociosas en la estación de bomberos.

Mediante la LICITACIÓN Nº443-18, el Túnel contrató la construcción de una estación de bomberos la cual fue inaugurada a fines de mayo del 2019.

Por la construcción que se ve en la imagen se desembolsaron más de 6 millones de pesos, puntualmente $6.362.325,52.

Entre las contrataciones ociosas e inútiles también aparece una lancha, en aquel momento, mayo del 2018, se desembolsó $ 1.500 000, es decir 60 mil dólares, hoy supera ampliamente el doble.

Gastos excesivos conforme a los precios de mercado, por elementos u obras que no resultan necesarias para la época actual que vive el país, sobre cuales pesan sospechas de irregularidades justamente por sus montos y que maneja a su gusto y piacere Martínez  y que, por lo que se aprecia, no son controlados por los ministros que deben hacerlo, Benedetto y Ballay

 

Compartir:

2 comentarios

Sergio 5 noviembre, 2019 at 2:43 pm

Vamos Martinez por cuatro años masssss!!!!

Responder
Negro Municipal 5 noviembre, 2019 at 5:30 pm

uuhhh Capaz que Bordet no sabía que Martinez era terrible chorro, queee como no le avisaron!!!!!

Responder

Dejar Comentario