La jefa de gabinete en las sombras quiere a Francisca D’Agostino en la secretaría de Cultura

Compartir:

Queda conocerse la decisión del gobernador ya que Carolina Gaillard había propuesto a Germán Andrés Gómez para un cargo que suele considerarse menor pero toma relevancia por las figuras en juego.

 Luego de varias idas y venidas, para la secretaría de Cultura apareció el nombre de Francisca D’Agostino, propuesto por la esposa del gobernador Bordet, Mariel Ávila, que se suma a la pulseada con Carolina Gaillard, que también había postulado un candidato.

 Si bien se trata de un cargo que dentro de la estructura gubernamental no es de mayor envergadura y suele ser significativo principalmente para quienes se mueven en el ámbito, en este caso toma trascendencia por los nombres involucrados

 Es que Ávila es considerada dentro de los pasillos de Casa de Gobierno como la verdadera jefa de gabinete en las sombras, ya que digitó a varios nombres para el segundo mandato de su marido, y nadie se anima a discutir sus decisiones, que toma para respaldar o vetar funcionarios.

La mujer de Bordet no ostenta ningún cargo ni es una figura de peso dentro del gobierno provincial como Stratta, Rosario Romero, Maricel Brusco o Mariela Teruel, y, de todos modos, ha ganado espacio dentro de la gestión de su marido.

Entre otros, la esposa de Bordet impuso para el ministerio de Desarrollo Social a Marisa Paira, cuestionada presidenta del COPNAF; con lo que relegó en la decisión a la vicegobernadora electa Laura Stratta, que proponía para su sucesión a Luis Precerutti.

 Es más, antes de asumir, Paira vetó a Gustavo Osuna, propuesto por José Cáceres para la secretaría de Gestión del ministerio, altamente codiciada por el manejo de áreas sensibles, como los depósitos de alimentos de la ayuda social.

Además, la flamante ministra también designará a quien quedará en su cargo en el COPNAF, para lo que propone al concordiense Roberto Andrés Tribulatti, polémico por haber sido recientemente denunciado por violencia familiar.

De todos modos, Paira puja para que el cuestionado funcionario quede al frente del organismo que debe resguardar a los niños y a la familia.

Sin tener ninguna trayectoria ni peso político, y sin pertenecer a ningún sector del justicialismo, Paira pasó de funcionaria a ministra y ahora también veta nombres en la cartera que ocupará y designa sucesores en el organismo que deja.

 Luego de darle el fuerte aval a Paira, n esta oportunidad, Ávila pretende para la secretaría de Cultura a D’Agostino, que actualmente es directora del Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina, en donde fue puesta en funciones por Edgardo Kueider en febrero de 2018.

Luego de haberle ganado un tenso mano a mano a Stratta por la sucesión en el ministerio de Desarrollo Social, Ávila ahora también busca imponerse sobre las pretensiones de Gaillard.

 La esposa del gobernador, que fue ganando espacios a lo largo de la primera gestión de su marido, es considerada la jefa de gabinete desde las sombras y nadie se anima a discutirle las decisiones.

 Más allá de eso, queda por conocerse si finalmente el gobernador accederá al pedido de su esposa o si en esta oportunidad el cargo quedará para el nombre propuesto por Gaillard.

Compartir:

2 comentarios

Mirta 6 diciembre, 2019 at 2:40 pm

Una genia! Gran laburadora. Se puso al hombro la Vieja Usina. El otro es un banana.

Responder
Darío Wendler 26 diciembre, 2019 at 6:18 pm

De quién dependerá? Y Germán Gómez continúa? De que Ministerio?

Responder

Dejar Comentario