A pesar del blindaje, el PJ informó que Stratta era la presidenta del PJ cuando Castagnino recibió aportes del lavado de Juárez, el portuario procesado

Compartir:

La actual vicegobernadora aun no ha dicho nada respecto del dinero turbio que el juez federal asegura que recibió su mano derecha y subordinada para financiar la campaña politica de Victoria, tampoco la ex concejala.

La causa penal por lavado de activos sustanciada en la Justicia Federal de Campana sacudió a toda la comunidad de Victoria, lógicamente por los vínculos del principal acusado, el sindicalista portuario Herme Juárez, con la ciudad de las siete colinas y con dirigentes políticos de peso de la localidad.

La investigación se inició a principios de 2018 a partir de una denuncia anónima que llegó por mail a la Procuraduría de Narcocriminalidad del Ministerio Público Fiscal de la Nación. El correo informaba que había una organización delictiva dedicada al tráfico trasnacional de estupefacientes, desde el puerto de Zárate hasta Veracruz, en México.

Luego se produjo un giro en la investigación y todas las sospechas apuntaron a la gran cantidad de dinero en torno a Herme Juárez, cómo era posible que una cooperativa de trabajo pudiera recabar tal nivel de superávit con ingresos declarados en 2016 de $1.343 millones y con un excedente de $672 millones, siendo que por su figura organizacional y jurídica no debía perseguir fines lucrativos.

En las resoluciones del juez Adrián González Charvay, Juárez es apuntado como jefe y organizador de una asociación que se dedicaba a apretar e intimidar, por medio del sindicato, a los empresarios que no se ajustaran a sus reglas y a los precios de la cooperativa, que exige pagos en dólares para operar con normalidad.

Dicho dinero ilícito era volcado a las campañas políticas de dirigentes de la zona de influencia de Juárez, y entre los beneficiarios aparecía la mano derecha de la vicegobernadora entrerriana, Laura Stratta, Isa Castagnino.

Castagnino desembarcó en la política gracias a Stratta, esta fue quien la hizo concejal en 2015, cuando la por entonces diputada provincial disputó la intendencia de Victoria.

Stratta perdió en la localidad que la vio nacer, pero Castagnino ingresó al Concejo Deliberante y luego siguió los pasos de su jefa política, poniéndose en 2019 a consideración de los victorienses como candidata a intendenta. Al igual que su líder, también fracasó en el intento.

A pesar del fracaso electoral,  Castagnino era el número puesto de Stratta para sucederla en el ministerio de Desarrollo Social, algo que se frenó cuando estalló el escándalo de Herme Juárez y su vinculación con la política de Victoria.

Los lazos de Juárez con Victoria datan de su época de mozo, en la ciudad es conocida la amistad entre el ahora preso y el ex diputado provincial y también sindicalista Juan Carlos Almada.

Afirman los mentideros que solía verse a Almada y Juárez, ambos con serias limitaciones económicas tiempo atrás, caminar “en patas” en la época en la que el investigado sindicalista se ganó el apodo de “vino caliente”, porque repartía vinos con una manguera a la hora de la siesta durante el verano.

Pero sus vínculos con la política victoriense no finalizaron cuando Juárez se fue de la ciudad y se expanden hasta la actualidad.

Tan es así que la Justicia Federal considera que la campaña del PJ Victoria, a través de Castagnino, fue financiada en parte con el dinero proveniente del lavado de activos por que el fue procesado Juárez.

La noticia conmocionó a los victorienses, es una ciudad pequeña, lógicamente todos se conocen, aunque sin dudas el revuelo y todos los comentarios se los llevó Laura Stratta.

No es para menos, en la ciudad y en la provincia, en el mundo político, es harto sabido que Stratta es la jefa de Castagnino, a quien incluso quería instalar como ministra, siendo sumamente improbable o al menos increíble que la máxima referente política de la ciudad sea ajena a los aportes que recibió la ex edil.

Por otra parte, para el juez federal con el dinero de Juárez se habría adquirido el material típico de campaña, esto es, cartelería, banners, y gigantografías, en la mayoría de los cuales aparecía la imagen de Stratta y Bordet junto a Castagnino.

Y por si faltaba algo, Stratta es la presidenta del PJ Victoria, dato que en ámbitos judiciales la vicegobernadora omite manifestar, omisiones que ya no sorprenden a nadie, ya que Stratta, al menos en asuntos de gravedad institucional ha optado por el silencio, en otras palabras, el blindaje.

Tres allanamientos se produjeron recientemente en la ciudad de Paraná por la comercialización de alimentos de procedencia del ministerio de Desarrollo Social, Stratta como máxima autoridad en dicha cartera no ha salido a pronunciar una sola palabra al respecto.

Ni Bordet ni Stratta hablaron sobre el tema a pesar de la grave situación en que se encuentra la provincia con la cuestión alimentaria que tiene los indicadores de pobreza más elevados del país, no por nada vino el ministro de desarrollo social de la nación, Daniel Arroyo, a implementar la tarjeta alimentaria en Concordia.

Con lo de Juárez pasó lo mismo, a pesar de ser la presidenta del PJ Victoria y de la hipótesis de la justicia de aportes de campaña provenientes del lavado, la vicegobernadora públicamente no quiso explicar ni aclarar ninguna situación, y como contrapartida eligió la mordaza judicial.

En cuanto a Castagnino, pasó de tener un pie adentro del ministerio de Desarrollo Social para suceder a su jefa política a quedar en el llano, mientras le buscan un cargo en el que tenga un perfil más bajo.

La contraofensiva de Stratta fue la presión a este medio a través de cartas documento, acciones judiciales para acallarlo, para evitar que el grave asunto se siguiera exponiendo ante la ciudadanía.

Justamente es en la Justicia donde se puso en duda su condición de máxima referente del justicialismo en su localidad, fue el propio PJ Provincial quien despejó cualquier incertidumbre al respecto.

Suscripto por el apoderado de la agrupación política, Rubén Cabrera, el PJ Entre Ríos contestó un informe donde se asegura que a la fecha de los aportes de campaña que el juez federal de campana sindica como proveniente del lavado y que recibió Castagnino, Stratta era la autoridad máxima.

Compartir:

6 comentarios

OSVALDO PESOA 27 diciembre, 2019 at 9:45 am

A LA LARGA O A LA CORTA, LA VERDAD SIEMPRE SURGE!!

Responder
Soy esteban 27 diciembre, 2019 at 9:52 am

Todo estos q pasa en Victoria es gravisimo sin embargo parece q nada paso y nada pasa xq nadie nadie nadie hace un carajo para investigar todo esto

Responder
Graciela Diaz 27 diciembre, 2019 at 10:06 am

lo que nos faltaba…

Responder
PEPE K 27 diciembre, 2019 at 11:47 am

NO SE NECESITA SER UN CRACK PARA DARSE CUENTA DE LAS COSAS DAVID, 1 +1=2 LISTO CLARITO

Responder
Alan 27 diciembre, 2019 at 12:24 pm

HAY Q SORORENDERSE???
ES LA RAZA P…… POLÍTICA

Responder
Candela Placeres 28 diciembre, 2019 at 8:30 am

Seguimos hundidos en el mismo fango peroncho. Nada nuevo bajo el sol de perolandia

Responder

Dejar Comentario