Bordet aletarga su etapa de negación

Los millones para blindar a la prensa, la pesca en Costa Rica, los gastos exorbitantes de sus funcionarios, las vinculaciones de Romero en la justicia para digitar las causas, la grave crisis financiera, el hambre en Concordia, la colocación de amigos en puestos claves, la venta de alimentos de los pobres, el negocio del juego, los aportes del lavado, no existen para el gobernador, en la calle se dice otra cosa.

El pasado 7 de noviembre, tras la histórica derrota electoral que sufría la lista de Gustavo Bordet en las elecciones nacionales del 27 de octubre, este Portal analizaba el estado de situación en que se encontraba el gobernador.

Bordet sucumbe ante la primera etapa del duelo, la negación

Un Bordet sucumbido por la negación, renuente en aceptar la realidad, en gran parte por las continuas mentiras de sus asesores y más cercanos que ponían en peligro su psiquis emocional, todo indicaba que el gobernador se encontraba en la primera fase del duelo.

Una negación que con el correr de los meses se hizo más notoria y que dan cuenta de la imposibilidad del mandatario provincial de salir a flote.

La derrota electoral no es exclusiva en el negacionamismo de Bordet, lo político y lo institucional también presenta como arraigado el desconocimiento a sabiendas de la realidad que se vive en su gobierno.

Las causas de corrupción que salpican a su gestión, es un buen ejemplo de ello. Para Bordet el estado calamitoso de las rutas provinciales que recientemente fueron inauguradas o que pronto lo serán es no real, es producto de la imaginación de prensa.

Para el gobernador las muertes o las lesiones graves, o los cuantiosos daños materiales que se han producido en rutas como la 38 la 39, la 20, la 12, la 6, entre otras, como los constantes reclamos de los vecinos para su reparación, resultan ser ficticias.

Lo mismo ha pasado con aquellas denuncias de comercialización de alimentos que deberían haber sido destinadas a los más humildes de la provincia, ni Bordet, ni la entonces ministra de desarrollo social o sus funcionarios, tampoco la actual, a la fecha han salido a aclarar o a manifestar a los ciudadanos sobre el tema, mucho menos han querido responder sobre el verdadero destino de los bolsones.

La negación de Bordet resulta a pesar de los múltiples allanamientos que se han realizado en la Justicia y en la constatación por parte del fiscal Juan Malvasio de alimentos procedentes de desarrollo social en varios supermercados de la capital entrerriana y zonas aledañas.

A tal punto lo ha llevado la negación que permitió, a pedido de Edgardo Kueider, que el máximo responsable de una de las organizaciones sociales salpicadas con el grave y lamentable hecho fuera designado en un cargo nacional.

Y si hablamos de causas de corrupción soslayadas por la psiquis del gobernador otro ejemplo que surge es la conocida con el nombre de una de las patas de un negocio sumamente sospechas realizado en el ámbito de su administración, la de “Multimedio Regional SRL”.

En la misma existen constancias en el expediente de decretos suscriptos por Bordet y Kueider otorgándole al titular de la dicha firma, el polémico financista Adrián Bruffal, sumas siderales de dinero en concepto de pauta publicitaria, a pesar de que ni Bruffal ni el medio son conocidos en la provincia.

La hipótesis principal es que Kueider y Bordet direccionaron dineros al financista en tal concepto con el único fin de beneficiarlo económicamente, sin embargo, el gobernador se ha mantenido en la negación también a pesar de las graves sospechas de corrupción.

Lo mismo pasó con la causa que tenía como principal denunciado al empresario millonario del juego de azar, Daniel Mautone, por la reducción del canon que realizaron Silvio Vivas, Guillermo Dubra y Gabriel Abelendo, con argumentos de mínima falaces sobre una crisis económica financiera de la firma fácilmente rebatible por los ingresos mensuales que recibe la misma como también por los cuantiosos negocios emprendidos.

La realidad paralela manifiesta que palpita Bordet también ha llegado a desconocer las distintas causas penales iniciadas por aquel estado de las rutas provinciales mencionado, tanto es así que, a pesar de las mismas y de las fuertes sospechas que han pesado sobre el ministro de la obra pública, Luis Benedetto, el mandatario no solo lo ratificó para su segundo mandato, sino que le dio el manejo de la Cafegs y ahora pelea por el de la CTM también con el nombre del concordiense.

En idéntico sentido con las denuncias sobre el robo del combustible, hecho grave pero que por el momento solo se ha responsabilizado a un empleado de vialidad provincial y a un playero.

Millones y millones de pesos en un año de fraude al estado pero que el hilo se cortó por lo más delgado, sin embargo el negacionismo de Bordet lo lleva a decir que en la provincia prima la transparencia.

Causas penales limitadas en cuanto a los responsables, archivadas, paralizadas, demoradas, todas de corrupción de funcionarios de la actual de gestión provincial, y no de anteriores, a las cuales se suman las de estafas o fraudes con las casas del IAPV, que Bordet considera inexistentes a pesar de los graves perjuicios que han sufrido los ciudadanos.

Una Entre Ríos donde si existe, porque así ha sido denunciado públicamente, y así es considerado en el colectivo social, fuertes presiones y operaciones a la propia justicia provincial, a sus jueces y fiscales, para que todo aquel asunto donde se vea involucrado alguno de los importantes funcionarios  de su gestión, que orbitan debajo de su ala, se inmovilicen y no trasciendan ente la opinión pública.

Dos han sido las patas principales de estas operaciones, una la fuerte apuesta de Bordet hacia el blindaje mediático, con 180 millones de pesos de piso para la pauta publicitaria en el 2019 y 320 millones para este 2020.

La otra es vox populi, las fuertes vinculaciones de la ministra Rosario romero con la justicia provincial que ha llevado de delimitar que causas penales prosperan y cuáles no, en este segundo grupo la de aquellos funcionarios muy cercanos a Bordet.

Sobrados son los ejemplos y varios ya han sido mencionados: la causa de Multimedio Regional, Bruffal y Kueider, la del IAFAS y Mautone, la de las casas del IAPV, la de la ruta 38 y 39 obras públicas realizadas bajo la firma de Benedetto, el fraude con el sistema YPF ruta convenio que suscribió Kueider, entre otras tantas.

Todas estas, llamativamente no han tenido cobertura periodística en los principales medios que se dedican a lo judicial, sino que tampoco han prosperado en la justicia o se han paralizado, siendo una constante, en ambas aristas el nombre de Rosario Romero.

El discurso de Bordet, en todos estos casos, ha sido el silencio y, por otro lado, la proclama de transparencia y honradez, dejando bien en claro que la etapa del negacionismo en el mandatario sigue vigente.

Un Bordet que también niega la grave crisis económica y financiera que afecta a la Provincia, la muestra, la demora en dar a conocer el cronograma de pagos del mes de diciembre como también las dilaciones en su percepción.

Crisis que ni él ni sus funcionarios parecen sufrir, con los gastos exorbitantes y ociosos que se producen en distintas áreas, como también las lujosas vacaciones que suelen tomarse o asimismo la utilización del Estado como una agencia de colocación de amigos, donde se separan funcionarios, se anuncian ajustes solidarios, pero por otro lado el gasto político crece enormemente.

En este sentido, han pasado 4 meses del escándalo por la detención del dirigente portuario Herme Juárez y sus vínculos con la provincia de Entre Ríos, a la fecha, el gobernador no ha brindado ninguna explicación sobre los aportes de campaña del PJ que para la justicia federal provinieron del lavado de activos, tampoco la vicegobernadora Laura Stratta a pesar del financiamiento ilícito se sindica producido en sus pagos y ambos son autoridades del partidos y aparecieron en las gigantografías aludidas por el juez.

El negacionismo se encuentra arraigado en Bordet, forma parte de su propia estructura, lo tomó por completo, nada de aquello grave que ocurre en su gestión para él sucedió o sucede, para él está todo bien, la provincia marcha bien, es pujante y con obras públicas en cada uno de sus rincones, su gobierno es transparente, honesto y austero, y Concordia no es la más pobre del país.

Lamentablemente para el mandatario su realidad paralélela en la calle no se ve y, a pesar de los millones invertidos en blindaje, ya tiene la condena publica, el resultado de las elecciones de octubre donde la ciudadanía le dio la espalda a él y sus candidatos es una gran muestra, principalmente en Paraná, la caja de resonancia de toda la provincia.

3 comentarios

Tristan Correa 3 enero, 2020 at 9:50 am

No esta en eyapa de negacion el es asi haragan y le chupa un huevo todo

Responder
Pepe 3 enero, 2020 at 9:51 am

Estara pasado de gatorade??

Responder
Bordet en su puesto - El Portal Ricardo David 3 enero, 2020 at 11:50 am

[…] Bordet aletarga su etapa de negación […]

Responder

Dejar Comentario