Vergonzoso: Stratta paga honorarios a su abogado con un cargo en la vicegobernación

Compartir:

La vicegobernadora que aún no dio explicaciones sobre los aportes de campaña del PJ que preside provenientes del lavado, para retribuir un servicio privado utiliza la estructura pública a su disposición, también lo hizo en juicio, valiéndose de pruebas provenientes de un servicio pagado por el Estado.

Comienza a delinearse la nómina de autoridades de la provincia, apareciendo nombres extremadamente llamativos que provocan vergüenza e indignación por el grado de impunidad con que los funcionarios manejan lo púbico como propio.

Un caso paradigmático ocurre en el Senado provincial, conocidas las designaciones de Lautaro Schiavoni como secretario y Leonardo centurión como prosecretario, Stratta dio rienda suelta al resto de los nombramientos

Aunque con una particularidad: existen fuertes sospechas que indican que para retribuir los servicios privados de un abogado, lo designó como funcionario en la vicegobernación.

Se trata de Pablo Bonato, letrado que la patrocina en los tribunales capitalinos en una demanda que la misma inició sin otro objetivo más que mostrar su poderío y cercenar la libertad de prensa.

Bonato, fue designado días atrás por la propia Stratta como director de despacho en la vicegobernación.

Un nombramiento vergonzoso, rayano a lo irregular, que da cuenta del capricho con que los funcionarios manejan la cosa pública, básicamente, como si fuera propia.

La designación de Bonato, que le presta un servicio privado a la vicegobernadora, asesorándola y patrocinándola en juicio, es una muestra.

Aunque Stratta no es su única clienta lógicamente, Bonato también resulta ser uno de los abogados de uno de los medios de comunicación de la capital entrerriana con mayores cifras –sino el de más- recibe en concepto de publicidad oficial del gobierno provincial, pauta millonaria por cierto.

Justamente lo que la gente viene criticando sobre las incompatibilidades, en este caso, con abogados que están no en los dos lados del mostrador, sino en la cocina y hasta en el baño del negocio.

Una vicegobernadora que, a la fecha, y a pesar de la gravedad de lo determinado por la justicia federal de Campana, la cual entendió que su mano derecha en Victoria, Isa Castagnino, recibió dinero como aportes de campaña al Partido Justicialista Victoria que preside la vicegobernador, por parte del dirigente portuario sindicado como líder de una asociación criminal dedicada fundamentalmente al lavado de activos, Herme Juarez, prefirió guardar silencio.

La causa en la que la patrocina su nuevo director de despacho en la vicegobernación, guarda estrecha relación con la del lavado de activos.

Este medio, a manera de análisis político, expuso como nota de opinión, los lazos de Stratta con la receptora del dinero sucio.

La escases de poderío de Castagnino en Victoria y su ascenso al poder, primero como concejal en la lista que encabezó Stratta como intendenta en el 2015, y su posterior proclamación, también dispuesta por la vicegobernadora, como candidata a intendenta de la ciudad de las siete colinas, hacia –o hace- inverosímil que la mujer más importante de la Provincia fuera ajena, al menos al conocimiento, sobre los aportes de Juárez.

Stratta, por otro lado, es la presidenta del PJ en la ciudad, y como tal, todo lo que haya sido armado, estructura y logística en la campaña pasó por sus manos.

Es más, conforme pudo establecer el juez federal de Campaña, Adrián González Charvay, el dinero del lavado se direccionó a la adquisición de gigantografias y material de campaña, la  cual, como surgió de los banners y afines que se dispusieron en la ciudad, Castagnino no aparecía sola, tanto Bordet como Stratta acompañaban a la candidata a intendenta.

A pesar de su compromiso o responsabilidad política respecto del grave hecho investigado por la justicia federal, Stratta guardó silencio ante la sociedad, sobre todo de sus propios pagos que siguen sin obtener explicaciones, es más, a pesar de las cartas documentos al medio, nunca desmintió que el PJ Victoria haya recibido dinero del lavado, tampoco lo propio respecto de Castagnino.

La única respuesta dada por la entonces ministra de desarrollo social fue un intento de amedrentamiento a la prensa, a través de cartas documentos y posteriormente un juicio civil, la meta no es otra que el tema no se hable más en la prensa.

Tal es así, que entre as pretensiones, aparecen pedidos de eliminar noticias periodísticas que nada o poco tienen que ver con el lavado de dinero y sus relaciones con Castagnino.

Como si esto fuera poco, y dando muestras de la utilización de la estructura del Estado para beneficio personal, la vicegobernadora se sirve en la demanda presentada, de un servicio pagado por el Gobierno De la Provincia.

Stratta no solo designa a quien le prestó un servicio personal como su abogado patrocinante en un juicio, se entiende, a manera de honorarios futuros, sino también que presentó prueba documental proveniente de un proveedor del Estado de un servicio a este brindado.

Otra interpretación no parece tener correlato, los servicios fueron prestados y hasta que el litigio no culmine, no se pueden determinar los honorarios.

En otras palabras, fue el Gobierno Provincial quien contrató y pagó el contenido de las constancias que Stratta utiliza para beneficiarse en juicio.

La grave irregularidad fue denunciada en la Justicia entrerriana, aunque por ahora no se ha expedido sobre alguna investigación.

Se trata de la desgravación de una emisión completa del programa de Radio RD 99.1 denominado “De Frente” que conduce el director de este medio, Ricardo David.

Como se puede observar del escrito de demanda, Stratta, con el patrocinio de su actual director de despacho de la vicegobernación, se valen, en el litigio,  de  la “Desgrabación del programa “De Frente” (FM RD) del día 4 de septiembre de 2019 realizada por la agencia “TEXTUAL” – Agencia de insumos periodísticos”.

El nombre de la firma es conocido en virtud de la polémica que provoco su contratación por parte del gobierno, denunciándose como un acto de censura e inteligencia y persecución hacia periodistas y a la prensa

Meses atrás este Portal denunciaba actos de espionaje a la prensa apuntando al entonces secretario general de la gobernación a cargo del ministerio de cultura y comunicación, Edgardo Kueider y al gobernador Gustavo Bordet a través de la Agencia Textual.

Más de 180 mil pesos mensuales y por 2 millones de pesos anuales destinaron Bordet y Kueider a la empresa paranaense con el objeto de “seguimiento y monitoreo” a radios, televisión y portales web.

La operatoria, en pocas palabras, seria ni más ni menos que ante la crítica producida por ejemplo en radio contra Bordet o Kueider, la Agencia graba lo manifestado, lo transcribe y se lo entrega en ambos formatos al secretario general de la gobernación que utiliza la información para presionar, en su caso con la publicidad oficial.

¿Tiene el Gobierno de Bordet un ejército de troles para amedrentar a quienes lo critican?

Hoy el ataque a la prensa con la demanda de Stratta esta a la vista, la propia funcionaria utilizó el servicio que brinda la agencia para embestir a la libertad de prensa.

Una Stratta que nuevamente es noticia, a través del pago de honorarios con un cargo, dando muestras –otras- concretas de la imposibilidad de deslindar lo público de lo privado.

Compartir:

3 comentarios

pablo 7 enero, 2020 at 2:13 pm

Sr david el dr. bonato como no el alcanza a sue ntorno familiar para llegar a fin de mes..se llevo a su cuñada tambien a la vicegobernacion..total un carguito mas…queda en flia.¡¡¡

Responder
Blanquita 7 enero, 2020 at 11:29 pm

Cuatro palabras: Bra, gue, te, ra

Responder
Miriam 8 enero, 2020 at 3:03 am

Verdaderamente una vergüenza, una mina joven manchandose así en lo que es la primera vez que una mujer llega a semejante cargo.

Responder

Dejar Comentario