Paira con el pie derecho: Manda a controlar aquello que Stratta no controló, los módulos alimentarios

Compartir:

Tras las graves denuncias de este Portal y el silencio e inacción de su antecesora, la vicegobernadora, la ministra manda a gente de su confianza, personal de contrataciones e incluso auditores del Tribunal de Cuentas a que constaten la cantidad de los nuevos productos ingresados.

Durante todo el año pasado, desde este Portal se expusieron denuncias graves contra el ministerio de Desarrollo Social por entonces conducido por la Lic. Laura Stratta.

Denuncias realizadas por los propios vecinos, que daban cuenta sobre fuertes sospechas en torno al denominado “negocio de la pobreza”, en el caso puntual, con hipótesis de comercialización de alimentos que debieron ser destinados a los más humildes y vulnerables.

Inicialmente todas estas denuncias provenían de barrios muy carenciados de la provincia, encargados de merenderos o comedores manifestaban sobre las faltantes de módulos alimentarios.

Concurrían a Desarrollo Social y sus funcionarios le respondían que no había más o que los bolsones estaban incompletos, razón que impedía otórgarselos.

Lo llamativo ante la respuesta oficial venia dado por la cantidad de alimentos que la Provincia había adquirido en diciembre del 2018 y el escaso transcurso de tiempo que había ocurrido ante las denegatorias.

En diciembre del 2018, luego de la licitación N°31/18, Stratta recibió 62.500 botellas de aceite, 62.500 paquetes de arroz blanco, 62.500 paquetes de azúcar, 62.500 paquetes de yerba, 62.500 de puré de tomate, 62.500 frascos de mermelada, 62.500 paquetes de fideos guiseros, 62.500 de polvo de cacao, 62.500 de harina de trigo, 62.500 latas de lentejas, 62.500 cajas de leche en polvo y 62.500 paquetes de harina de maíz, los cuales fueron recepcionado en el galpón del ejercito de la capital entrerriana, dependiente del Ministerio.

Por la contestación de los funcionarios de Stratta, en tres meses, no había más nada, generando fuertes sospechas en torno al verdadero destino de los alimentos.

Luego se supo, vecinos del Barrio San Agustín denunciaron grandes cantidades de alimentos que debían ser destinados a los más humildes en un precario galpón de calle Jorge Stearns, en condiciones totalmente insalubres y sin argumentos para estar allí.

A la denuncia mediática le siguió la denuncia judicial, desde este medio llevamos el caso a la Justicia para que investigue la grave situación.

De inmediato el fiscal Juan Malvasio ordenó el allanamiento, constatando la existencia de toneladas de productos, palet y palet de alimentos no perecederos, en el piso, sin condiciones higiénicas, el galpón pertenecía a una organización social que conduce Emiliano Gómez Tutau, por aquel entonces segundo del secretario general de la gobernación, Edgardo Kueider (hoy senador nacional).

Es más, en la puerta del inmueble, durante el procedimiento judicial, estuvieron apostados varios de los referentes de Tutau en la organización, los cuales, al ver las trabajadoras de este medio cubriendo periodísticamente el evento, no dudaron en amedrentarlas y amenazarlas.

A este allanamiento, le siguieron nuevas denuncias, también por parte de los vecinos: alimentos con el sello del ministerio y la leyenda “prohibida su comercialización” eran vendidos en las redes sociales.

El negocio de los pobres llegaba mucho más allá, también varios supermercados de la capital entrerriana fueron denunciados por esta misma operatoria, varios de ellos de origen asiático aunque no exclusivamente.

Desde Fiscalía, nuevamente ante la gravedad de la situación, dispuso otra vez de allanamientos, no una, ni dos, tres supermercados de Paraná fueron objeto de la medida, en todos los casos se constató la presencia de alimentos provenientes de desarrollo social.

Lamentablemente ni en la denuncia inicial, ni en las posteriores, Stratta hablo del tema, su silencio fue total, es más, hasta fu requerida mediante un pedido de acceso a la información publica, siempre fue remisa, esquiva a dar respuesta sobre el verdadero o real destino de los alimentos.

Con el agravante de que, durante estos procedimientos, existieron dos licitaciones por montos millonarios de fondos públicos destinados a alimentos de desarrollo social.

Iniciado el segundo semestre del 2019 Stratta recibía 59.250 nuevos módulos alimentarios, destinándose la suma de casi 32 millones de pesos.

Luego, nuevamente se licitaba para adquirir alimentos, a través de la licitación pública 38/19 por un poco más de 34 millones de pesos , aunque, en esta oportunidad era otra la ministra que los iría a recepcionar, Marisa Paira, designada en reemplazo de Stratta que asumió en la vicegobernación.

Pero, la actitud de y Paira, lejos de asemejarse a la de su antecesora Stratta, que eligió callar y no actuar ante las graves denuncias del destino de los alimentos para los más vulnerables de la Provincia,  fue marcadamente distinta, primando el control.

Tras las distintas denuncias, las actuaciones judiciales y el escándalo que representa para la provincia conducida por un gobierno peronista vender, sacar provecho económico de la venta de los alimentos que deben ser destinados para los más pobres, que encima no ha hecho nada para que esto se esclarezca, Paira eligió actuar con el pie derecho.

Supo este Portal que, enterada de que los alimentos de la última licitación ingresarían al depósito, mando a constatar la cantidad, peso y medida conforme la licitación de los nuevos módulos alimentarios adquiridos por el Gobierno Provincial.

Un hecho tomado como insólito, tras el primer periodo de mandato de la actual gestión provincial, que fue muy comentado puertas adentro del quinto piso del edificio del Consejo de Educación, donde está ubicado el ministerio de desarrollo, como también en contrataciones y en el propio TdC.

No solo funcionarios de desarrollo social de su estrecha confianza fueron a presenciar la descarga y posterior ubicación de los 53.500 módulos alimentarios, sino también que requirió la presencia de personal de contrataciones de la provincia como también de auditores del Tribunal de Cuentas.

El fin, no fue otro que controlar aquello que Stratta, no quiso u omitió controlar, y que deja al descubierto la falta de confianza de la nueva ministra, al menos en el personal del depósito, aunque también en aquellos funcionarios que, cuando debieron constatar la mercadería, no lo hicieron.

 

Noticias relacionadas:

La Justicia allana el precario galpón denunciado por este Portal donde Gomez Tutau almacenaría irregularmente módulos alimentarios

Ante el silencio de Stratta y sus funcionarios, ingresó un pedido de informes por las faltantes de módulos alimentarios

Nuevamente allanaron un supermercado de Paraná y secuestraron alimentos de Desarrollo Social

Nuevamente allanaron un supermercado de Paraná y secuestraron alimentos de Desarrollo Social

Compartir:

3 comentarios

Compañero 13 enero, 2020 at 7:32 pm

La felicito por actuar así. Que pida a nano centurión rendición el manejaba el galpón del ejército.

Responder
Nora 14 enero, 2020 at 8:50 am

Sra. Paira, la felicito, esperamos que en su reacomodamiento eche una mirada sobre el hijo de la coordinadora de comedores de concordia, Martincito es Ñoqui de Desarrollo social, mientras nosotras las cocineras sudamos todos los días en la cocina, el hijo prodigo está entrenando el equipo de básquet de ferrocarril. Si no nos cree pregunte. Gracias

Responder
la pocha 14 enero, 2020 at 8:54 am

ES VERDAD HAY QUE PREDICAR CON EL EJEMPLO . NO TIENE CARAAA. DESPUES A QUIEN VA A EXIGIR

Responder

Dejar Comentario