Mario Imaz, de la secretaria de salud a la auditoria del IOSPER con un sueldo de casi 400 mil

Compartir:

La poca aprehensión al trabajo del médico que se trajo Gustavo Bordet de Concordia tuvo su premio y ahora se hizo designar en uno de los organismos más deficitarios de la Provincia que tiene haberes mensuales superiores a los del Poder Judicial.

El Dr. Mario Imaz va sumando trayectoria dentro de la administración pública provincial, tanto que desde Concordia sostienen que hace muchos años colgó el título y dejó de dedicarse a su profesión.

No es para menos, el pediatra concordiense (o como dijera Macri en su última visita a la capital del citrus, “concordiano”) fue ganando posiciones de la mano del actual gobernador Gustavo Bordet, tanto es así que ahora paso a un nuevo cargo en uno de los organismos descentralizados con un sueldo superior a los de las altas cumbres del Poder Judicial.

Imaz, ahora totalmente instalado, como otros tantos de la capital del peronismo, en la ciudad de Paraná arribo por la intersección de Bordet para ser designado secretario de salud de la provincia allá por diciembre del 2015 cuando asumía como gobernador.

En la previa, durante las intendencias de Bordet en Concordia, también formó parte de su gabinete municipal como titular de la cartera de salud.

Una vez gobernador, Bordet, pasó a ocupar la secretaria de la cartera de Sonia Velázquez.

Durante los primeros cuatro años de gestión provincial, el pediatra, según los comentarios en el ministerio de salud, se destacó por su poca aprehensión al trabajo, indicándose que no era muy común encontrarlo en su puesto.

Algo de esto pudieron corroborar este viernes los propios trabajadores de este medio, siendo apenas unos minutos pasados la 13 horas, horario en que los estatales y los funcionarios suelen dar por culminada la jornada laboral, Imaz era visto de ojotas, bermudas y una pique rosada con cuello polo paseando por las inmediaciones de casa de gobierno, puntualmente en la intersección de Alameda y Santa Fe.

Indudablemente que la ociosidad que parece caracterizar al pediatra no ha sido de importancia para el gobernador ya que desde la intendencia lo sigue eligiendo para cargos importantes, constituyendo el Dr. uno de sus hombres más cercanos.

Los mentideros concordienses recuerdan que la lealtad de Imaz a Bordet fue más que probada en un incidente que pasó a mayores protagonizado por el hoy mandatario provincial, un verdadero escándalo de aquel tiempo.

Corría agosto del 2009 y el entonces gobernador Sergio Urribarri visitaba Concordia para inaugurar la rotonda de la Ruta 15, a su término el entonces intendente Bordet era abordado por un titular de un medio radial local,  Jorge Valdez, que le reclamaba varias irregularidades, entre ellas, la distribución igualitaria de la pauta adeudada.

Parece que al hombre en el Municipio lo discriminaban porque en su FM no siempre se decía lo que el intendente quería escuchar.

Bordet en aquel momento totalmente ajeno a la pasividad que hoy lo caracteriza, le discutió al empresario que le pedía por su fuente laboral, cuentan algunos que estuvieron presente y aún recuerdan la trifulca que le negaba rotundamente  cualquier acusación referida al incumplimiento de la ley bajo el argumento de “la transparencia” (Nota de redacción: cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia).

La discusión pasó a mayores, hubo varios forcejeos y, cuentan a este medio, el Intendente  habría empujado fuertemente al empresario, quien, producto del impulso hacia atrás, tropezó, perdió el equilibrio y cayó al piso, provocándole varias escoriaciones y hematomas.

Al ver la escena, relatan los memoriosos concordienses, el hijo de Valdez no soportó que Bordet agrediera a su padre, devolviéndole el ataque al intendente con dos trompadas en la nuca.

Fue allí que Bordet se desvaneció -aunque consciente- debiendo ser incorporado por sus colaboradores.

La peor parte se la llevó Valdez (padre), ya que en el piso, cuentan en Concordia, el séquito del hoy gobernador continuo pegándole y todo el mundo sabe que en el piso no se le pega a nadie.

Para Valdez (hijo) la cosa algo mejoró, ya que si bien varios trabajadores identificados con buzos de la UOCRA querían hacer justicia por mano propia y devolverle la gentileza en defensa de Bordet, logró escapar del lugar.

Más ala de que los Valdez se llevaron la peor parte y lo que es peor, lógicamente, no lograron un reparto igualitario en la pauta oficial, su suplicio no quedó allí, ya que inmediatamente, y a pesar de haber iniciado la agresión conforme al relato de concordienses a este medio, el intendente los denunció en la comisaria.

Este fue el punto de inflexión para demostrar la lealtad para Imaz, el entonces secretario de salud municipal presente en los disturbios, indicaron a este medio, fue uno de los testigos aportados por Bordet en la denuncia por lesiones contra los Valdez que terminaron detenidos.

Luego llegó la gobernación y la historia es conocida, Imaz fue designado como secretario de salud, el ascenso se produjo en junio del 2019, Bordet lo elegía como candidato suplente de otro de sus hombres de confianza, Edgardo Kueider para el senado nacional.

Tras su segundo mandato nuevamente la amistad con el pediatra vuelve a relucir, Imaz, dejó la secretaria de salud para ser designado como auditor de la obra social de estatal, una de las cajas más deficitarias de la provincia.

Son conocidos los números en rojo del IOSPER, también son conocidos, porque han sido denunciados públicamente, los negociados en la obra social, la más reciente data de prestaciones que son pagadas más caras a empresas santafecinas a pesar de que el afiliado no la ha utilizado.

El beneficio del pediatra concordiense, con este nuevo cargo, repercutirá en su haber, en su función actual Imaz pasó a percibir una remuneración mensual de casi 400 mil pesos, precisamente, $380.000.

Un sueldo exorbitante, notoriamente superior a los publicados por las altas cumbres del Poder Judicial, justamente en un área que bien siendo sospechada por la falta de controles.

Y es que si la obra social paga (y mas) una prestación no otorgada es que fallaron, por negligencia o intencionalidad, los controles del organismo.

Un Imaz, que, a pesar de la poca aprehensión al trabajo que le adjudican, nuevamente es beneficio por el gobernador que, lejos de condecirse con la grave crisis económica y financiera que aqueja a la Provincia,  sigue dando rienda suelta a su festival de designaciones con ingresos, en el caso del pediatra, que anualmente rondan  en los 5 millones de pesos.

Mientras tanto, para los simples mortales, el cronograma de pagos de sueldos se dilata y los impuestos suben considerablemente.

Compartir:

7 comentarios

Natalia 1 febrero, 2020 at 10:40 am

Bordet cumplile a los que tenes con contrato de obra que trabajaron para vos.

Responder
Sebastian 1 febrero, 2020 at 11:31 pm

Le salvó la vida a mi señora cuando era bebé!! Gracias doc Imaz, firma: Sebastian Pavese

Responder
Maria Pia Echeverria 2 febrero, 2020 at 2:59 pm

También salvó mi vida y aunque yo no lo recuerde porque era pequeña mis papás le estaran agradecidos para siempre!

Responder
EDuardo 17 febrero, 2020 at 10:46 am

Basta de que los de Concordia sigan ligando por amistad con los que gobiernan, verguenza los sueldos como el de este tipo!

Responder
EDuardo 17 febrero, 2020 at 10:47 am

Tanto trabaajan para cobrar 380 mil pesos? Encima este es poco apegado al laburo!

Responder
Mai 14 marzo, 2020 at 12:33 pm

su hijo cobra en la CAFESG, ñoqui

Responder
Alicia Amiano 18 mayo, 2020 at 6:15 pm

Para mí fue impecable en su gestión tanto en la.secretaria de Salud como cuando fue.director del hospital Masvernat

Responder

Dejar Comentario