En medio de la pandemia, el gobierno contrató 80 millones de pesos en publicidad en dos semanas

Compartir:

Las cifras exorbitantes generan revuelo en la administración pública. Cuando no hay insumos en los hospitales, falta nafta y barbijos, se gasta en publicidades de Casinos de Entre Ríos, que hace tres meses que están cerrados.

El gobierno de la provincia de Entre Ríos contrató, la semana pasada, publicidad por más de 40 millones de pesos, cifra que también se repite para esta semana, según pudo saber este Portal.

La suma se destinará a publicidad, aunque se desconoce a cuál o cuáles medios serán los beneficiarios de esto.

Sin embargo, lo que más llama la atención es que una de las actividades publicitadas son los casinos, que en Entre Ríos están cerrados desde hace casi tres meses, ya que no abren sus puertas desde el 15 de marzo, y hoy tienen las publicidades vigentes en canales de televisión, radios y medios digitales e impresos.

A pesar de eso, en diferentes medios puede verse la publicidad invitando a acercarse a las salas de juego, aunque, por un lado, la gente no puede salir de sus casas por la cuarentena y, por otro, los casinos y bingos están cerrados.

La responsable de la contratación es Maricel Brusco, secretaria de Comunicación, y la de administración, Mariela Teruel, pero el decreto de contratación y el de pago deben llevar la firma de Franco Ferrari, secretario general de la gobernación, y del gobernador Gustavo Bordet, que terminan siendo los autores de la contratación.

Lo llamativo es que el mandatario provincial y el secretario general, los autores, pongan su firma en contrataciones de publicidades para actividades que hoy están paradas, algo que es totalmente irregular ya que se malgasta el dinero del Estado que ellos tienen la responsabilidad de administrar correctamente y se trataría de una supuesta defraudación por contrataciones inexistentes.

Si los casinos están cerrados, así como otras actividades que se publicitan, no tiene ningún sentido gastar cifras millonarias en publicitarlos, algo que el gobernador y el secretario general deberían saber muy bien. Más aún con la grave crisis económica que atraviesa la provincia.

Además, en medio de las millonarias erogaciones que la provincia hace mensualmente que habitualmente resultan superfluas, y que en el marco de la pandemia por el coronavirus lo son mucho más, se encuentra la conferencia de prensa diaria que brindan autoridades del gobierno provincial.

Cada día, dos o tres miembros del Estado entrerriano, sea el propio gobernador, ministros, presidentes de organismos descentralizados, funcionarios de la Policía y demás, se sientan delante de los micrófonos y ante los medios provinciales para informar acerca del estado de la situación.

Si bien ya no se hace con periodistas presentes, sino que las preguntas son enviadas por los medios y seleccionadas por el personal de comunicación de la provincia, estas conferencias conllevan todo un movimiento de recursos humanos, materiales y económicos que, con dos semanas sin nuevos casos de coronavirus en la provincia, resulta prescindible.

Lo llamativo del caso es la cuantiosa suma de dinero de las arcas públicas que se destina a la comunicación en tiempos de pandemia. Según pudo conocer este Portal, a través de fuentes fidedignas, la provincia contrató solamente la semana pasada, más de 40 millones de pesos en comunicación.

Esa suma se repetiría esta semana, aunque actualmente hay algunos tironeos entre las autoridades por el origen de esos fondos.

Maricel Brusco, secretaria de Comunicación de la provincia, y Mariela Teruel, según trascendidos, habrían pretendido obtener dinero para las campañas comunicacionales del Fondo Sanitario de emergencia que se creó a raíz de la pandemia.

Ese capital es el que se reunió a partir de la donación de parte de los salarios de las autoridades del Ejecutivo provincial, la Legislatura y el Poder Judicial, que se creó para atender las necesidades surgidas a partir de la crisis sanitaria.

Sin embargo, cuando Brusco y Teruel plantearon la posibilidad de utilizar esos fondos, habrían recibido el rechazo de parte de otras autoridades provinciales, que se manifestaron en desacuerdo.

Es por ello que el dinero finalmente el dinero saldría de economía.

Para peor, la provincia no solo gasta cifras millonarias en promocionar sus acciones de lucha contra el Coronavirus, sino que sigue emitiendo publicidades sobre actividades que, a raíz de la pandemia, están paradas.

Puede verse en cualquier plataforma de los medios de comunicación que reciben pauta oficial, sean digitales, impresos, radiales o televisivos, la publicidad de los Casinos.

Las salas de juego en la provincia están cerradas desde el pasado 15 de marzo, casi 80 días pagando por una publicidad de una actividad que no se puede realizar.

Hoy la provincia atraviesa gravísimas dificultades económicas, pero sigue contratando millones y millones de pesos en publicidades que debería haber cancelado en el momento mismo en que se declaró la pandemia, para eso hay gente en el gobierno especializada en comunicación y encargada de ella.

El gobierno entrerriano terminará recién esta semana de pagar los sueldos de abril, no tiene nafta para mandar a los patrulleros a las calles, no puede proveer de materiales de protección eficiente al personal de salud y policial, no cuenta con los insumos básicos en salud, está en duda el pago del aguinaldo el próximo mes.

A pesar de eso, el despilfarro no se detiene.

En medio de la pandemia, la provincia contrató 40 millones de pesos por solo una semana de comunicación, y planea destinar una cifra similar para esta semana.

El Estado entrerriano destina cifras millonarias a publicidad de actividades que están canceladas por la pandemia, pero a los trabajadores, a los que habitualmente les paga miserias, les recorta horas extra.

Las complicaciones económicas de la provincia no nacieron con el coronavirus ni se van a terminar cuando se reactive la economía. Las serias dificultades financieras de la provincia de Entre Ríos son producto del despilfarro de las autoridades.

Nombramientos a mansalva, más de 1200 funcionarios en el gobierno con sueldos exorbitantes, gastos innecesarios, maniobras y contrataciones irregulares. Un sinfín de malos manejos económicos que hacen que hoy la provincia esté en crisis.

Pero el ajuste pasa por los trabajadores: no hay mejoras salariales para sectores que no tienen paritarias desde el año pasado, entre los que se encuentra la salud, a pesar de que los funcionarios tuvieron un aumento del 50% de sus sueldos en diciembre. Se recortan horas extra y conceptos de todo tipo a trabajadores que, por el negro que hace de ellos el Estado provincial, necesitan de esos ítems para poder llegar a fin de mes.

Y mientras los empleados públicos entrerrianos rasos se van empobreciendo, las autoridades y el funcionariado son cada día un poco más ricos, y el despilfarro no se detiene.

Los insumos escasean en salud, los sueldos no mejoran, no hay barbijos ni nafta para la Policía, los trabajadores intentan llegar a fin de mes, pero semana a semana Brusco y Teruel, con la firma de Ferrari y Bordet, contratan 40 millones de pesos para publicidades sobre actividades que no se pueden realizar.

Compartir:

6 comentarios

Melina 27 mayo, 2020 at 3:52 pm

Que atorrantes! Que espera Bordet para hecharlas a la m….. o le hacen el trabajo para él?

Responder
Flaca 27 mayo, 2020 at 9:05 pm

Que grande Teruel, cambio modelo y sigue facturando!!!

Responder
luisito62 9 junio, 2020 at 7:43 pm

Melina… y obvio….

Responder
gabriela 28 mayo, 2020 at 11:42 am

son las cajeras del robo…nunca la van echar..¡¡¡

Responder
DelfiNA 8 junio, 2020 at 2:53 pm

y que hay de nuevo en Braguegate? de oro de la tienen

Responder
luisito62 9 junio, 2020 at 7:42 pm

Las de las fotos son las responsables…. ¡¡ CARIPELA DE MICHIFUSIS ‘¡¡¡¡ Ahí vamos ¡¡¡
Y repito, que alguien investigue porque el ONCE.COM, censura todo comentario contrario al régimen NAC AND POPOPOPOPO ¡¡¡ Y como actuar en consecuencia…

Responder

Dejar Comentario