Y, tras las intimaciones impositivas, llegaron nuevas designaciones en ATER

Compartir:

Lo normal y habitual de la administración Bordet, embestida contra los contribuyentes para seguir bancando los gastos de la política.

La crisis terminal en el sector privado, el colapso en el sistema sanitario, el ajuste a los trabajadores y jubilados públicos, las fuerte suba de impuestos y las recientes intimaciones con multas e intereses excesivos, tienen nombre y apellido en la provincia de Entre Ríos.

El Gobierno Provincial conducido por Gustavo Bordet, desde que asumió allá en diciembre del 2015 ha tenido un único objetivo, aplicar la mayoría de los fondos públicos a los compromisos devenidos de la política y las amistades empresariales.

Hoy, cuando para los entrerrianos no existe otro horizonte que la debacle económica en sus propios hogares, existe una realidad paralela que solo beneficia a la nómina de autoridades provinciales.

A pesar del colapso en todos los ámbitos cruciales de la población, existen personas que se han convertido en ricos, gracias a las constantes designaciones y creaciones de cargos que se viene produciendo y que no cesan en el Gobierno entrerriano.

En el caso que hoy le traemos a nuestros lectores con un agravante, la semana pasada se produjo una nueva embestida a los bolsillos de los contribuyentes, a lo largo y ancho de la provincia fueron llegando los “ultimátum”, los último aviso de la Administradora Tributaria.

A pesar de la pandemia y de que realmente toda las actividades están paralizadas, el Gobierno salió a recaudar a como dé lugar.

Si el destino de estos fondos fuera su aplicación al sistema de salud, ningún entrerriano o entrerriana lo cuestionaría, el esfuerzo seria extraordinario pero el bien común y solidaridad siempre ha sido una característica de nuestro pueblo.

Desde marzo está más que claro que la salud no ha sido prioridad de la gestión provincial, de ahí el actual colapso sanitario.

La verdadera razón, como algo ya arraigado del Gobierno, es y será siendo seguir bancando los gastos de la política, con creaciones de cargos y designaciones.

Este martes el Boletín Oficial dio a conocer nuevos nombramientos en el seno de la ATER, justamente quien se encuentra mandando las intimaciones con intereses descomunales y multas hacia aquellos que incluso no han podido trabajar por la pandemia.

Desde el 1ª de septiembre hay una nueva directora del interior en la ATER, se trata de la Contadora,  Marianela Haydee Jacob, designación que lleva la firma del director general del organismo impositivo, Cr. German Gran-e y que deberá ser ratificada por el mandatario provincial.

El nombramiento se produce tras la renuncia de su antecesor, hecho que lleva a interpretarlo como normal, ya que se produjo una vacante, lo que el decreto no dice es que esta designación produjo concatenadamente una designación más.

Lejos de reducir la increíble cantidad de cargos en ATER, en el organismo ya se sabe que a la contadora Jacob, la secundará otro cargo, una subdirección.

Aunque no se ha revelado la identidad de esta segunda función pública en el organismo, puertas adentro ya se comenta que el cargo tiene nombre y apellido.

Mientras esto ocurre en los hospitales no hay insumos, ni siquiera hisopados, los diagnósticos de COVID se realizan por teléfono, sin test, los médicos y enfermeros se encuentra trabajando en guardias interminables, de manera precarizada, se han congelado las paritarias y a trabajadores y jubilados le descuentan porcentajes importantes de su sueldo bajo la excusa de la solidaridad.

Captura del Boletín oficial del 04/092020 (página 9)
Compartir:

4 comentarios

pablo 8 septiembre, 2020 at 5:23 pm

y no estamos en ley de emergencia..?? como siguen nombrando?? o recategorizando…???

Mauri 8 septiembre, 2020 at 6:15 pm

Siga el baile que paga Juan Pueblo. En salud ni un peso.

UN EMPLEADO 9 septiembre, 2020 at 8:57 am

POR MAS QUE QUIERA ,YO NO PUEDO PAGARLA.

Juancarlos 9 septiembre, 2020 at 10:26 am

Averiguen por que la fueron de la cooperativa de diamante! Y hay otra nombrada mas.

Comentarios Cerrados.