Con la irremontable imagen de Kueider, Loggio es el bendecido de Bordet para Concordia

Compartir:

El legislador viene en alza, marcando tendencia en las redes sociales, aunque no de la mejor manera, narró su experiencia con el cannabis y estallaron los memes, para colmo no cesan de recordarle su cercanía a Montiel

 Edgardo Dario Kueider, era el número puesto por Gustavo Eduardo Bordet para emplazar el bordetismo en la ciudad natal del mandatario.

El plan se empezó a construir tras el desembarco de Bordet en la Gobernación allá por diciembre del 2015, cuando nadie pensaba en Kueider como secretario general de la gobernación, porque inicialmente se barajaban otros nombres de personas aún más cercanas y de confianza,  el primer mandatario entrerriano lo bendijo con el cargo más importante en el gabinete.

En pocos meses Kueider, de community manager de campaña -en el Portal aun recordamos sus constantes pedidos para que se publiquen los actos que encabezaba Bordet- paso a ser el jefe de gabinete de la provincia, obteniendo así la confianza plena del mandatario y, como tal, empezándose a erigir como un posible sucesor.

Transcurrieron los días, los meses, y los años en la secretaria general de la gobernación y las funciones dada por el mandatario a su hombre de confianza comenzaron a traer problemas en la imagen de Kueider, proyectándose a Bordet.

Por pedido del gobernador, Kueider era el encargado de dar las malas noticias a los funcionarios y funcionarias, tal es así que hasta lo mandaba a notificar a estos de que ya no formaban parte de la gestión y que necesitaban sus renuncias.

La tarea, indican sus más cercanos, comenzó a gustarle al secretario general, no previendo que se ganaba el odio de la tropa que pretendía conducir en un futuro.

A los inconvenientes políticos del concordiense, se sumaron otros aún más graves, los legales, el irregular manejo de la pauta publicitaria.

En la actualidad, Kueider está vinculado –no imputado, ni procesado por ahora- en una causa penal que lleva el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull junto a sus funcionarias más estrechas, Mariela Teruel (subsecretaria administrativa y de asuntos jurídicos) y Maricel Brusco Re (secretaria de comunicación) por un presunto delito de fraude a la administración publica y7o negociaciones incompatibles con la función pública.

Pero los hechos puntuales se estas posibles ilicitudes datan del inicio de la gestión y se continuaron por varios años, según el fiscal, “hasta la actualidad”.

La relación del hoy senador nacional con el legajo penal es de tal magnitud que incluso se ordenó investigar su línea telefónica.

La imagen política de Kuedier, un desconocido para el arco político peronista de la provincia al que le otorgaron un poder de extrema consideración incluso para decidir sobre la continuidad o no de funcionarios que venían avalados por históricos dirigentes del PJ, sumados a la grave causa penal, terminaron por minar de alguna manera la proyección de futuro político que mantenía el concordiense.

Desde el momento que se conoció su candidatura a senador nacional, encabezando la lista –ni más ni menos-, la versión más fuerte que se barajó, producto de un análisis del contexto del historia de Kueider, daba la impresión que se querían deshacer del mismo, sacarlo de al lado de Bordet.

Lisa y llanamente, da la impresión que para “el gober”, Kueider no le fue más útil.

Con el transcurso de los meses esta hipótesis fue ganando terreno con el poco o nulo protagonismo del senador nacional.

Con este ocultamiento, el puesto de bendecido para darle continuidad del espacio político denominado “bordetismo” quedó vacante, apareciendo ahora el nombre del diputado Néstor Loggio como posible reemplazante.

Loggio, al igual que Kueider, no es ni siquiera dirigente, mucho etnos militante, en el mundo político denominando “peronismo” no solo no lo conocen sino que aparte se ha ganado el desprecio.

Como sucede con otros funcionarios de Bordet, Loggio desembarcó en política en la recordada –no buenamente- Alianza del 2000, de la mano de Carlos “Chacho” Álvarez y Graciela Fernández Meijide.

Fue funcionario del gobernador Sergio Montiel y, en aquel tiempo, como aliancista se encargó de defenestrar a todo aquello que tenga que ver con el justicialismo.

La extrema generosidad del peronismo lo hizo reaparecer en el escenario político a pesar del terrible final que tuvo la Alianza.

Puertas adentro del PJ siempre se habló de esta mentada “generosidad” de manera ciertamente injusta, ya que han sido sus dirigentes, sus conductores y no el colectivo que confirma la militancia quien ha re-posicionado a estas figuras enemistadas totalmente con sus banderas.

Para decirlo más simple, si hubiera sido por el peronismo, entendiendo este como un espacio político constituido por militantes, nunca se le habría abierto las puertas a estas personas, como es el caso de Loggio y otras tantas que hoy conforman la plana mayor de la gestión de Bordet.

Al actual gobernador, desde sus años de joven, nunca se le notó su afición por las banderas que sostienen sus militantes, así que el pasado frepasista, delaruista y montielista de Loggio  no fue importante, primero lo llevó al Municipio cuando fue intendente, luego se lo trajo a Paraná con su primer gobernación y en la segunda lo ungió como candidato a diputado en el puesto 21.

El número en la lista fue “un disfraz”, en verdad Bordet le tenía preparado de antemano su banca en la cámara, acordando con el sector de Carlos Schepens la no asunción de Marcelo Bisgoni.

Acuerdo para nada barato Bordet tuvo que entregar los puertos y el IAPV.

Ahora Loggio, por pedido de Bordet, intenta posicionarse en los pagos natales del mandatario, aunque la recepción del diputado en la militancia concordiense no ha sido la esperada.

Dos hechos puntuales denotan el malestar que genera Loggio, puertas adentro del peronismo como también en la comunidad de Concordia, en los vecinos sin extracción política.

En una reciente reunión de comisión de la cámara baja donde se está debatiendo la reglamentación del uso del cannabis medicinal, Loggio narró su experiencia personal con este paliativo sanitario, explotando los memes donde se burlaron del legislador.

Meme que circula por las redes sociales concordienses

Jocosidades con el cannabis que despertaron la férrea defensa y adhesiones en favor el diputado de algunos dirigentes de mucho peso en el bordetismo de San José y Colón.

El otro episodio se suscitó en un encuentro virtual que Loggio encabezó para la “JP Concordia”.

Según confiaron fuentes justicialistas, o bien, muy atrás quedaron los años gloriosos de a JP, o bien, el diputado no generó ningún tipo de expectativa y/o simpatía y/o interés en los jóvenes peronistas.

Imagen del encuentro de Loggio compartida en el Facebook de la JP Concordia

Su convocatoria fue nula, como se ve en la imagen, solo cuatro personas se dispusieron a mantener el encuentro con el legislador.

Y no solo esto, también provocó un gran rechazo el solo hecho de que sea Loggio quien encabece un encuentro peronista y que, tras su paso por la Alianza, hable de Juan Domingo Perón, encontrándose fuertes posteos en las redes sociales sobre el diputado y su pasado en el Frente Grande, sintiendo -los militantes- como una verdadera burla que el legislador sea posicionado por Bordet como el máximo referente del PJ Concordia.

Compartir:

10 comentarios

Marisa 9 septiembre, 2020 at 9:23 pm

Estamos tan bajos de dirigentes peronistas

Responder
Juan 10 septiembre, 2020 at 12:34 am

Se dejó la barba para ver si nadie lo reconocía y levantar un cacho la imagen, pero tampoco sirvio

Responder
Justo 10 septiembre, 2020 at 12:34 am

Que decadencia el PJ Concordia

Responder
Miriam 10 septiembre, 2020 at 12:35 am

Cómo se hace para desafiliarse?

Responder
Maricel 10 septiembre, 2020 at 12:43 am

Cómo siempre dice el portal “los mentideros” de acá de casa de gobierno empezamos a notar que Kueider le resultó un inútil a bordet en octubre 2019.
Le juro y le perjuro que ganaba, todo el séquito de kueider, novias, amigos, familiares, amigos de familiares que tiene conchabados le partían la oreja a bordet de las bondades que le traería ponerlo en la lista. Ahí, recién, empezó a manifestar que no le servía más. Acá en el despacho el comentario generalizado es que otros más cercanos al gobernador, más afín a la primera dama, no lo pueden ni ver al senador nacional.
El chisme es que la Sra. Le tiene prohibido incluso verlo de manera privada, salvo que sea estrictamente institucional

Responder
Nico 10 septiembre, 2020 at 12:44 am

De Guatemala a guatepeor

Responder
que 10 septiembre, 2020 at 7:09 pm

Y uno de los del zoom es un reciente conchabado en Migraciones en el Puente Salto Grande. Militantes rentados, que se dice.

Responder
que 10 septiembre, 2020 at 7:13 pm

Bueno: “compañeres” Si se levantaran de su tumba el Ganzo Luna, Gallito y trantos otros lo sacan a bolsazos a este impresentable

Responder
Martin 12 septiembre, 2020 at 10:33 pm

Compañeres.. como llegamos a esto. Dios mío

Responder
Horacio 13 septiembre, 2020 at 11:06 am

RECUERDOS EL DIA DE EMITIR LOS VOTOS EL AÑO PROXIMO.

Responder

Dejar Comentario