El distanciamiento, solo para los ciudadanos

Compartir:

Los propios ciudadanos revelan el incumplimiento de las medidas preventivas por parte del Gobierno Provincial

El malestar en las redes sociales con los funcionarios y funcionarias es evidente, ya no se esconde, denotándose en su punto más alto el nivel de crítica, descreimiento y cansancio de los ciudadanos.

Tal vez por esto el Gobierno Provincial busca desembolsar la suma de 660 mil de pesos, de fondos público, para destinar a la contratación de seguimiento y monitoreo de Facebook,  instagram y twitter, para tratar de revertir la imagen de la actual gestión entrerriana que conduce Gustavo Bordet.

Seguimiento y monitoreo que, si se tiene en cuenta que este servicio desde el 2018 ya fue contratado en el ámbito de la prensa, que en verdad debe leerse como un acto de persecución, en el caso, contra los ciudadanos.

Cada vez que un medio cuestiona alguna política o, mejor aún, la inacción y desidia desde el Gobierno se emprende un ataque –sistémico- hacia el mismo, este Portal ha padecido de este avance a través de un ejército de troles pagados con los fondos de todos los entrerrianos.

La crítica, lógicamente por aquella desidia, ahora no es solo de este Portal o la prensa, sino del conjunto de los entrerrianos, que se expresa a través de estas sociales informáticas.

Tienen los troles, tienen los contratados que los manejan, tienen quienes los comandan destinándose dos áreas específicas del Estado para ello, la secretaría de comunicación de Maricel Brusco, quien opera junto con uno de sus funcionarios, Lucas Mancini, y, por otro lado, la subsecretaria de juventud que co-conduce Brenda Ulman y Facundo Kueider (el hijo del senador nacional), solo restaba justificar una nueva contratación cuantiosa innecesaria, encontrando en la crítica ciudadana la excusa.

¿Pandemia? ¿Emergencia?: 660 mil pesos para el seguimiento de Facebook, Instagram y Twitter

Esto a pesar de que los nosocomios están colapsados, que se transita por un ajuste desmedido, que toda la actividad privada está quebrada, en fin, una emergencia sanitaria y económica sin parangón producto de la desinversión, la corrupción y los gastos miliarios desmedidos.

Se saturaron las camas del hospital San Martín

Este martes hubo una gran muestra en Paraná del irremontable malestar ciudadano contra las autoridades provinciales.

El gobernador Gustavo Bordet, junto a funcionarios y funcionarias provinciales y municipales, inauguró, según indicaron los comunicados de prensa, el acceso al parque industrial.

Como se esperaba, el acto fue publicitado como “una mega obra” del Gobierno Provincial, “a pesar de la crisis no hemos detenido la obra pública”, dijo el mandatario.

200 metros de calle fue toda la obra que dejó inaugurada el mandatario, pero es entendible la magnificencia comunicacional del Gobierno Provincial, ya que la crítica hacia Bordet es extrema, y, no importa lo que haga o deshaga, los entrerrianos ya no creen en su palabra, todo es visto, como se dice en la jerga, “como una gran venta de humo”.

Dos cuadras de pavimento, lo único hecho hasta acá en estos 9 meses de gestión.

Y que mejor muestra que el cuestionamiento que le realizaron sobre el evento de este martes en el Parque Industrial.

Como se ven en las imágenes, el Gobierno también intentó mostrar el cumplimiento de las medidas sanitarias, en todas las fotos que publicitan puede observarse el distanciamiento y los barbijos.

Sin embargo, transeúntes que pasaron por la zona, registraron que no se trató más que una escena montada.

Imágenes extraídas por vecinos

Las fotografías publicadas en las redes son claras, el distanciamiento incansablemente fomentado y exigido por el gobernador y sus funcionarios a la hora de trasladarles las culpas y responsabilidades a los ciudadanos, solo es para estos, para los funcionarios no.

Para los funcionarios, el conglomeramiento de personas en un acto parece ser moneda corriente, este martes así lo evidenciaron.

El distanciamiento montado

Lo curioso e indignante de esta falta total de cuidados es que tanto Bordet, como su vicegobernadora, Laura Stratta, acaban de transitar un diagnostico positivo de COVID.

Llamativamente, cuando se levantaron las restricciones ultimas impuestas, ambos se curaron.

De esto justamente se hace eco la persona que publicó las imágenes con un mensaje que habla de la incoherencia gubernamental y de la doble vara que existe en el cumplimiento de las medidas, para los ciudadanos limites a su libertad individual, para los funcionarios, libertad total.

Compartir:

1 comentario

UN EMPLEADO 16 septiembre, 2020 at 10:30 pm

HAS LO QUE YO DIGO, PERO NO LO QUE YO HAGO!!!!

Responder

Dejar Comentario