Arden los mentideros de la Provincia: se burlan de la convocatoria de Guastavino y Bahillo.

Lo echaron al organizador.

Los mentideros comentan que el justicialismo en Gualeguaychù está desmoralizado.

El PJ local organizó un almuerzo que disparó los comentarios de más de un mentidero que afirman que el justicialismo de Gualeguaychù se encuentra un poco desmoralizado por estos días.

Y es que, el pasado viernes al mediodía, a pesar de las inclemencias del tiempo que se evidenciaron a lo largo y ancho de la provincia, el PJ Gualeguaychú, con el senador nacional Pedro “Pemo” Guastavino y el intendente Juan José Bahillo a la cabeza, despidió el año.

El almuerzo de fin de año era para todos los militantes y referentes departamentales, y se esperaba la participación de 1500 personas, quienes ya tenían su regalo, plato, y cubiertos contados, es más hasta se había dispuesto, comentaron en el PJ local, de colectivos para la movilización desde todo el departamento a la capital del carnaval.

Sin embargo la convocatoria, aseguraron desde los mentideros, no fue la esperada, ya que se llegaron a contar apenas 350 personas, las que se reunieron en los Galpones del Puerto, lugar elegido por el justicialismo de Gualeguaychù para realizar el almuerzo.

Indudablemente, la poca convocatoria del senador y el intendente fue el comentario obligado de los presentes en el almuerzo, escuchándose en plena comida a un mentidero decir “un concejal junta más”, haciendo referencia a la cena de fin de año organizada en Paraná por la edil Natalia Osuna y el referente Carlos Lagorio, ambos pertenecientes al bahlismo, hace unas pocas semanas en el camping de Cotapa y ni hablar, comentaban, de la despedida de los Cresto, que juntaron mas de 2000 mujeres.

Es más, seguían en el orden de comparaciones los mentideros gualeguaychuenses, quienes, en pleno conocimiento de las juntadas organizadas por los referentes de la capital provincial, comentaban que hasta el ex intendente José Carlos Halle desde el llano supo convocar a varias centenares de personas en la cena de fin de año de su agrupación, realizada en el camping de empleados de comercio de la ciudad.

Los comentarios de las mismas características continuaron, poniéndose también como ejemplo la despedida realizada recientemente en la Vieja Usina de Paranà y organizada por el Ministerio de Cultura y Comunicación provincial, donde Pedro Báez acompañado por el vicegobernador José Cáceres y participando también la intendenta Blanca Osuna, entre otros funcionarios, reunieron en un brindis cerca de 700 personas.

Aunque algunos se quejaron porque tuvieron que pagar la bebida para el brindis, el almuerzo elegido fue el choripan y el pollo a la parrilla, y se comentaba que los parrilleros se pasaron. El encuentro contó con la participación también de la diputada nacional, Liliana Ríos, y la diputada provincial, Leticia Angerosa, entre otros referentes y funcionarios de la municipalidad; mientras que no se lo vio al senador oriundo de la localidad, Natalio Gerdau, no se sabe si porque no fue o porque no lo invitaron.

Pero la escasa participación de los militantes y referentes y de la intensa lluvia no fueron un obstáculo y en los galpones del puerto de la ciudad cuentan que se vivió una fiesta, comentándose que al ritmo de la música de “Tuka Tuka”, banda invitada, el senador Gustavino encabezó el trencito, siendo otra la suerte de esta convocatoria ya que los invitados no dudaron en sumarse al mismo.

Lo llamativo es que para ese mismo día se rumoreaba, que el senador Gerdau se reuniría con sus pares para realizar una despedida, y el Pemo ni lerdo ni perezoso lo quiso madrugar.

El mismo Gerdau comentaba que Guastavino echó al encargado de la organización, porque no fue nadie, aunque el echado se defendió diciendo que él mandaba los colectivos y la gente no quería subir, ni con la promesa de comer gratis.

Pero una de las cosas que más habría molestado a Guastavino, fue el cartel que decía «bienvenido Pemo», como que era un visitante en su propia ciudad.

Dejar Comentario