Urribarri ejercerá la conducción y habrá listas únicas en todos los departamentos de la Provincia.

Compartir:

Bajadas y ablutofobia

El ejemplo lo dará Concordia que cierra con una lista única detrás de “Bordet Gobernador”, igual que en el resto de los departamentos, para lo último quedará el más complicado, Paraná, con cuatro precandidatos a integrar la fórmula y 13 diputados que quieren su relección.

La semana pasada toda la dirigencia justicialista confluyó en una sola cosa: el gobernador Sergio Urribarri es el único conductor en la provincia de Entre Ríos.

Ahora Urribarri va a mostrar su conducción y un conductor no se puede mantener prescindentes con todos, a los algo que el mismo viene dejando en claro desde que dijo “no voy a ser neutral” en la asamblea legislativa, agregando que “todos saben que a los prescindentes nadie termina debiéndole nada”.

Los mentideros políticos comentan que Urribarri quiere todos los departamentos cerrados y con listas únicas, algo que supervisará personalmente en cada uno de estos, detrás de “Bordet Gobernador”.

Los primeros que están dando muestras de ello son los concordienses, quienes cerrarán con Gustavo Bordet como único candidato a gobernador y un solo candidato a intendente, dando así el ejemplo para que el resto de la provincia lo imiten.

Según los mentideros del PJ concordia, el cierre alcanzado en Concordia entre los tres más firmes aspirantes al Municipio (ver link adjunto), incluye la intendencia para uno, la senaduría provincial para el otro y, para el último, un muy importante cargo al frente de un organismo provincial acompañando la gestión del nuevo gobernador, Gustavo Bordet.

Con respecto a la banca de diputados para dicha localidad, una sola cosa es segura, que será una sola, y no es para menos, ya la misma que lleva un candidato a gobernador, algo que debería repensar el departamento Paraná que tiene trece escaños, como dice el refrán, “para recibir, primero hay que dar”, recordemos que cuando Mario Moine llegó a la gobernación en el ´91, solo había un diputado de Paraná.

Lo que está en duda es el nombre de quien se sentará en esa banca, algo que los mentideros políticos de Concordia sostienen que aunque en un principio hubo señales para uno, ahora la intención es barajar y dar de nuevo.

El acuerdo de Concordia va a ser el ejemplo de la Provincia, no hay que olvidarse que de esta localidad se vienen produciendo los renunciamientos electorales más importantes.

El primer renunciamiento de Urribarri fue no buscar su reelección como gobernador teniendo el apoyo de ambas cámaras legislativas, inclusive, habiéndosela ofrecido los propios legisladores, algo a lo cual el gobernador se negó, después, el más reciente, fue su declinación a su precandidatura presidencial y, luego, el de su hijo, Mauro Urribarri a la intendencia, cuando muchos no solamente lo tenían como número puesto, sino que ninguno del resto de los precandidatos iba a competir contra el apellido Urribarri en la lista.

Indudablemente hoy Concordia quiere mostrar ser el ejemplo y que todos sus precandidatos no temen bajarse en pos del proyecto y llegar a un acuerdo con sus principales competidores en la interna justicialista, algo que también se llegará a las demás localidades provinciales.

Así, la hoy tan afamada y ansiada “lista única” llegará a Gualeguaychú, Victoria, Tala, Uruguay, Nogoyá, Feliciano, entre otros, donde el FpV se mostrará unido y cerrado, dejando para lo ultimo los departamentos más complicados como Colón, La Paz y, sobre todo, Paraná.

Una Paraná con cuatro candidatos a integrar una formula a la gobernación con Julio Solanas, Adán Bahl y José Cáceres, este último que ha mantenido un llamativo silencio y un muy bajo perfil en todo este proceso pre electoral, dejando lugar a dos interpretaciones: o estará buscando su jubilación, algo raro de pensar para alguien tan combativo y con tanto protagonismo, o bien, ya tiene la señal.

Una capital entrerriana que más allá de tener siete u ocho precandidatos, la pelea va a quedar circunscripta a tres sectores que se sentaran a la hora del acuerdo, el osunismo, el hallismo y el solanismo, los demás van a pelear por algún cargo como sucedió en el 2011, ya que como dicen algunos, la mejor forma para que te den algo es largarse a algo.

Un departamento que ya tiene 13 bancas en la cámara de diputados, de los cuales todos quieren repetir, siendo así imposible que el candidato a gobernador salga de dicha localidad, aunque sí es difícil de pensar que pueda quedar fuera de la formula.

Así, Sergio Schmunck que quiere quedarse y dejarle para que repita la intendencia a Estelio Urchueguia en Viale, lo mismo Ángel Vázquez y también el solanismo que quiere mantener sus dos alfiles en la cámara baja provincial, uno para Martin Uranga, quien repetiría, y el otro que en principio era para Guzmán que hasta hace una semana se mostraba cerca del líder de la Jauretche.

En los mentideros legislativos también suena que ya tendría garantizado su puesto en diputados, Daniel Ruberto, Rosario Romero, el intendente de Hernandarias, Miguel Torres y del sector de José Allende, entre otros.

Estos nombres son los más firmes a la hora de hablar de un acuerdo y del cierre del departamento más complicado de la Provincia, pero con esta cantidad de bancas, como ya se mencionó, seria impensado que el candidato a gobernador provenga de Paraná.

Indudablemente se vienen las bajadas y acuerdos en todos los departamentos de la provincia, con un Urribarri que va a ejercer la conducción delegada y ratificada, a través de sendos comunicados, por el presidente del Consejo Provincial del PJ, todos los integrantes del mismo y por los presidentes de todos los consejo departamentales de la provincia, quienes consideran que el justicialismo en Entre Ríos no puede ir a una interna dura, como se venía pronosticando.

Salvo algunos que todavía parecen sufrir de “ablutofobia” y se han mantenido en silencio, la mayoría de los candidatos a intendente y a gobernador del justicialismo han dado muestras de que el único conductos es Urribarri y que el candidato es el proyecto, dejando en claro que si éste se lo pide declinarán su pretensión.

Con tamaña responsabilidad de mando, el Gobernador no puede ser prescindente, y para no serlo, no puede llevar más que una sola lista en la Provincia y en los distintos departamentos, buscando mostrarse como ejemplo a seguir Concordia, imitándolo luego el resto, culminando con los más complicados, como el mismo lo dijo en la asamblea legislativa “todos saben que a los prescindentes nadie termina debiéndole nada”

Compartir:

Dejar Comentario