Varisco pone la tijera y el PJ la boleta.

Compartir:

El negocio de Osuna es neutralizar el corte

Los 8 puntos que lleva Varisco son producto del corte, ya que hoy en Paraná Bordet se impone a De Ángeli por cuatro puntos, al igual que Scioli frente a Macri.

Indudablemente, el enfrentamiento y las diferencias dentro del PJ paranaense hacen posicionar muy bien al candidato de Cambiemos, Sergio Varisco, por sobre la actual intendenta, Blanca Osuna. El corte sería tan grande que dejaría al radical 8 puntos arriba en las elecciones.

Un peronismo que, estando unido, es muy fuerte en Paraná, si tomamos los números de las PASO, en las que en la sumatoria los candidatos del FpV, Elías, Almará, Grand y Osuna, llegaban a más del 42% de los votos, mientras que Varisco junto con Gabioud sumaba 37%. Pero esto no se da hoy en la realidad, es una situación ficticia.

El escenario es parecido al de 2011, cuando Blanca Osuna fue candidata a intendente pese a las diferencias internas dentro del partido, pero el FpV con Urribarri y Cristina superaba el 55% de los votos y la gran ventaja frente a los rivales impedía cualquier sorpresa y neutralizaba el corte.

Cuatro años después las diferencias internas en el PJ paranaense persisten y se profundizaron, pero la realidad es totalmente diferente. Si bien el triunfo de Bordet no se discute en la provincia, es otro escenario de país y los porcentajes no serían los mismos que los de 2011, estaría entre los 44 y 45 puntos, casi sin margen de error.

En el escenario actual, la diferencia de Bordet en Paraná sobre De Angeli es de 4 puntos, la misma que tiene Scioli sobre Macri en la capital provincial, pero el corte está altamente potenciado no solamente por parte del radicalismo, sino también por algunos sectores peronistas, lo que hace que Varisco esté 8 puntos por encima de la intendenta, a pesar de la diferencia que se da en las categorías de gobernador y presidente.

Es más, el corte en Paraná, incluso podría poner en una situación de paridad los números por la gobernación, acercando a De Angeli y Bordet.

Mucho de esto es potenciado por los mismos punteros del PJ y hasta candidatos del FpV, algunos abiertamente y otros en forma solapada, que cortan la boleta hasta la categoría que les corresponde y luego la entregan junto con la del candidato radical.

Es indudable que el PJ es consciente de esta situación y saben que hoy el negocio de Osuna es neutralizar el corte de boletas porque en ese escenario, la situación sería totalmente diferente y la pelea se tendría que dar en las categorías de gobernador y presidente.

Para que haya corte se necesitan dos cosas: un elemento cortante, la tijera, y el objeto que se va a cortar, es decir, la boleta. La primera la pone Varisco, y la segunda, el PJ. Algo que ya se está dando porque la boleta ya está en la calle.

Compartir:

Dejar Comentario