El FpV se impone por las diferencias de Concordia y Uruguay.

Compartir:

Igual que en 2011 pero la brecha se acortó

El oficialismo también ganaría holgadamente en Colón, La Paz, San Salvador, Feliciano e Islas; muy complicado en Federación, Paraná, Diamante, Victoria, Villaguay y Tala; y disputados Nogoyá, Gualeguay, Gualeguaychú, y Federal.

El oficialismo va a repetir el triunfo obtenido en 2011 en la provincia, cuando la victoria fue de Sergio Urribarri, que fue reelecto, sobre Atilio Benedetti y Jorge Busti y esta vez se impondrá el intendente de Concordia, Gustavo Bordet, sobre el senador nacional Alfredo De Angeli y luego el villaguayense Adrián Fuertes, pero sin la diferencia obtenida en las elecciones de cuatro años atrás, cuando el oficialismo superó el 55% de los votos.

Actualmente, la situación y el escenario no son los mismos: ocho años de gobierno desgastan y la posibilidad de mantener la diferencia obtenida hace cuatro años hoy está muy lejos. La merma en esta oportunidad será de entre 8 y 10 puntos.

El oficialismo mantendrá el gobierno en la provincia, pero va a perder intendencias, juntas de gobierno y senadores, que hoy son 17 del FpV, es decir, el total de una Cámara Alta en la que no hay oposición.

Este 25, el oficialismo se impondrá en los departamentos Concordia, Uruguay, Colón, La paz, San Salvador, Feliciano e Islas, donde mantendrá el senador.

Pero el FpV corre el riesgo de perder el senador en Federación, Angélica Guerra a manos de Cambiemos, con Miguel Piana; Villaguay, donde busca repetir Jorge Ghirardi por el FpV y Ramón Giacomino va por el massismo; Diamante, con Daniel Kramer por la reelección y Omar schild en la disputa; Tala, donde el candidato oficialista es Oscar Rossetti y el de Cambiemos, Néstor Martínez; y Victoria, con la candidatura de Rubén Darío Garcilazo por el oficialismo y la de Carlos Machado por Cambiemos.

Están muy disputados Nogoyá, con la postulación de Faustino Schiavoni contra el opositor Beltrán Lora; Gualeguay, con Luis Erro contra Francisco Morchio; Gualeguaychú, con Germán Grané enfrentando a Nicolás Mattiauda, de Cambiemos; y Federal, con Nancy Miranda del FpV contra Juan Pablo Passarella de Cambiemos.

Por otra parte, el golpe más fuerte sería en caso de perder un departamento clave como Paraná, en donde el candidato oficialista es el actual vicegobernador de la provincia, José Cáceres, y el opositor es Raymundo Kisser.

Indudablemente, esta elección no será como la de 2011, cuando el FpV ganó sin atenuantes en todos los departamentos y accedió al gobierno de las intendencias más importantes, logró la mayoría de los diputados y obtuvo la totalidad de los representantes en la Cámara de Senadores.

Más allá de la merma que se producirá, hoy los números muestran que el oficialismo mantendrá la provincia debido a la victoria en departamentos como Concordia, con más de 20.000 votos de diferencia; Uruguay, con 10.000; Colón 5.000 votos de ventaja, al igual que La Paz, diferencias que serán imposibles de revertir para la oposición y asegurarán el triunfo de Gustavo Bordet, más allá de éxitos, empates o derrotas en el resto de los departamentos

Compartir:

Dejar Comentario