Los resultados de las elecciones condicionan la designación del gabinete de Bordet.

Ya estaban los nombres, ¿se baraja y se da de nuevo?

La decisión está tomada y no se va a nombrar a los ministros antes de la segunda vuelta para evitar que se caigan soldados, entre otros motivos.

Con la elección de Gustavo Bordet como el próximo gobernador de la provincia de Entre Ríos, resta conocerse quiénes serán los integrantes de su gabinete. Si bien circulaban algunos nombres, los resultados del domingo en la provincia y en el país condicionan las designaciones.

Mientras unos piden barajar y dar de nuevo y cambiar algunos de los que ya se daban por hechos en ciertas carteras, otros piden demorar la designación de los nombres para que todos se pongan a trabajar de cara el ballotage con la expectativa de acompañar a Bordet en su gestión.

Los resultados del domingo, cuando el FpV perdió varias intendencias y departamentos y se determinó que a nivel nacional habrá ballotage, obligan al gobernador electo a esperar hasta después de la segunda vuelta para designar a su gabinete, con el fin de que nadie haga la plancha hasta el 22 de noviembre, algo que se critican mutuamente los dirigentes del oficialismo luego de las elecciones.

De este modo, y ya que en política nadie trabaja por nada, mantener las expectativas de integrar el gabinete hará que todos los funcionarios y dirigentes del FpV sumen para la candidatura de Scioli de cara al ballotage.

Además, el resultado de la segunda vuelta nacional será determinante ya que el escenario será uno en la provincia si Urribarri se convierte en ministro de Scioli y lleva dirigentes consigo a Buenos Aires y otro si queda como diputado en la Cámara Baja provincial

Este martes, mientras comenzaba el escrutinio definitivo, varios intendentes electos de ciudades cabeceras se reunieron con el gobernador Sergio Urribarri y con su sucesor y hubo varias quejas de parte de los que participaron.

Los presidentes municipales que ya venían en ejercicio de la gestión recriminaron por funcionarios que no atendían los teléfonos ni trabajaban en sus zonales, y todos coincidieron en cuestionar a los ministros, funcionarios y dirigentes que estaban el domingo a la noche arriba del palco en Concordia mientras que en sus localidades al FpV le estaban dando una paliza.

Entre los presentes estaban Mariano Rebord, Eduardo Lauritto, Marcelo Berthet, Enrique Cresto Cresto, Gerardo Chiapino, Silvia Moreno y Martín Piaggio y todos criticaban la falta de compromiso de esos funcionarios.

Los resultados de las elecciones provinciales, que en varias localidades no fueron los esperados por el FpV con derrotas resonantes en ciudades y departamentos clave, y nacionales, con la incertidumbre de lo que ocurrirá en la segunda vuelta, condicionan la designación del gabinete de Bordet, para que no se caiga ningún soldado y nadie deje de trabajar.

El claro mensaje es que los dirigentes tendrán que rendir examen y que los que laburen serán premiados con un lugar en el gabinete.

Por otra parte, queda claro que si Scioli triunfa el 22 de noviembre habrá un gabinete en la provincia, pero si gana la oposición con Macri la conformación será otra.

Dejar Comentario