Mientras Hidráulica gasta miles de pesos para alquilar un hotel, los vecinos denuncian problemas de desagües en una obra de 20 millones.

Indignación

Una obra de la repartición en Paraná que nunca fue terminada y hay peligro de derrumbe en la zona.

Este lunes trascendió en una publicación de este Portal que la dirección de Hidráulica de la provincia suscribió el alquiler por una suma altísima de un edificio en el que funcionaba un reconocido hotel de la capital provincial.

Se trata de la gran propiedad donde funcionaba el Hotel “Biociti”, en calle Racedo al 200, frente al Ferrocarril. Es una enorme y bellísima casona con 30 habitaciones, por la que la repartición abonaría la exorbitante suma de 200 mil pesos mensuales, es decir, casi 2 millones y medio de pesos al año.

En medio de la polémica que se generó, debido a que el organismo tiene una planta pequeña de funcionarios, por lo que se considera innecesario semejante gasto de alquiler, llegaron los reclamos los paranaenses por obras mal hechas.

Según denunciaron los vecinos de calle México, la obra de desagües pluviales que se inició hace más de un año en la zona, que aún no ha sido terminada, presenta graves inconvenientes.

Afirman que cuando hay lluvias se tapan los desagües y que por la presión del agua saltan las bocas de tormenta, lo que pone en riesgo de derrumbe la barranca del arroyo Antoñico y las viviendas de la zona.

Por otra parte, denuncian que hay un pozo abierto de 80 centímetros de diámetro y tres de profundidad que no ha sido tapado y que significa un peligro para los vecinos del lugar.

Según informa la propia dirección de Hidráulica, la obra, que implicó una inversión de 19 millones de pesos, se realiza en “un área del casco urbano densamente poblada, que se extiende principalmente por calle México entre Canadá y Santiago del Estero”.

Los trabajos consisten en la construcción de un sistema de desagües pluviales de conductos circulares de PVC, un conducto de hormigón armado al pie de la barranca y en un muro de contención de aproximadamente 100 metros lineales para sostenimiento y protección de la barranca ante las erosiones producto de las lluvias.

“El componente principal de la obra es el sistema del muro de sostenimiento y conducto pluvial al pie de barranca, que soluciona el grave riesgo de desmoronamiento que afecta a unas 10 viviendas de la acera oeste de calle Canadá, en la parte superior y a otras tantas sobre calle Almada en la parte inferior de la barranca. Por lo que la cantidad de personas beneficiadas directamente es de unas 100 personas en la zona de barranca y 1200 en la zona de servicio de los conductos pluviales y cloacales”, se sostiene desde el organismo.

Aunque Hidráulica informaba en enero la obra registraba un 33% de avance y “buen ritmo de ejecución”, los vecinos denuncian que los trabajos comenzaron hace más de un año y aún no han sido finalizados, lo que genera inconvenientes cotidianos para quienes viven en la zona, además de los peligros de desmoronamiento y los que significa una obra en construcción.

Por ese motivo, la indignación de los vecinos estalló cuando trascendió la cuantiosa suma de dinero que desembolsa el organismo por mes para pagar el alquiler de un edificio que excede largamente lo necesario.

Es por eso que reclaman que se culminen los trabajos para que la zona deje de ser un peligro para los vecinos y que se concreten efectivamente los beneficios que Hidráulica sostiene que se producirán en el lugar.

A pesar de la millonaria suma de dinero que la provincia gastó en las obras, aun no han sido terminadas y la zona se sigue inundando y todavía existe el peligro de derrumbe y desmoronamiento de las barrancas.

Dejar Comentario