Pidieron sesionar en el Teatro y los mandó al Puerto .

Varisco y concejales a las trompadas

La denegación de un pedido del cuerpo manifiesta el grave quiebre institucional entre las máximas autoridades municipales.

En horas de esta mañana un acto administrativo suscripto por el intendente de Paraná Sergio Varisco puso de manifiesto la gravísima situación institucional que se palpita en el Municipio de la capital entrerriana.

El 4 de mayo, la presidente del HCD, Josefina Etienot, luego de un pedido por parte de los concejales en virtud de la importancia del tratamiento que se desarrollará en la próxima sesión, solicitó al Ejecutivo Municipal la utilización del Teatro 3 de Febrero para realizar la misma el próximo lunes.

El motivo de la solicitud del Teatro no es sino el tratamiento del incremento del boleto de colectivo solicitado por Varisco, un tema que ya lleva varias semanas tratándose en comisión y que ha despertado las críticas y cuestionamientos de varios ediles principalmente porque desde el Ejecutivo no han podido explicar aun el argumento de la suba y su pretendido monto.

Un pedido que, como se ve, fue realizado hace 20 días, y antes de los graves hechos judiciales que sacudieron fuertemente a la institución municipal.

Sin embargo, desde el Ejecutivo, este jueves, en la previa de un fin de semana largo y ya sin margen para desconformarse, denegó aquel pedido impidiéndole no solo la sesión en el Teatro, sino que encima los mandó al Puerto.

La denegatoria provocó la ira no solo de la presidenta del cuerpo, sino también de la mayoría de los concejales sin distinción de bloques.

En la génesis de la negación, desde los pasillos de la viceintendencia, se habla de una animosidad manifiesta del Ejecutivo Municipal y su sector para con la gran mayoría de los ediles, de una gravísima crisis institucional y de un severo conflicto de poderes.

Es más, voces más radicales, hasta comentan de un complot direccionado a que el Concejo no pueda sesionar, invalidando por completo el accionar propio de la institución deliberativa.

Una denegatoria que blanquea el grave quiebre institucional entre el intendente y su HCD, relaciones que, por lo que se prevé, no tienen vuelta atrás.

Dejar Comentario