De las felicitaciones del Gobernador y la Ministra a la Policía al reconocimiento de la incapacidad para combatir la grave inseguridad

El gobierno,  el ministerio y la policía siguen haciendo agua en la materia, ahora salieron a pedir la colaboración de las fuerzas nacionales.

Mariela Costen, vivía en Concordia, tenía 44 años, era madre de dos hijas, jugaba al rugby, el pasado domingo por la madrugada, cuando regresaba de festejar el día del amigo, fue baleada en la cabeza por dos delincuentes por 110 pesos, falleció el lunes tras agonizar en el Hospital Masvernat.

Sin siquiera poder recuperarse de la conmoción del lamentable y terrible hecho, los concordienses sufrían otro duro golpe producto de la inseguridad, en esta oportunidad un hombre era baleado en la cara también en un intento de robo.

El miércoles, tras los  terribles hechos,  la ministra de gobierno y justicia, Rosario Romero desembarcó en Concordia, para reunirse con integrantes del Ministerio Público Fiscal, el juez de garantías, las autoridades de la Policía y representantes de la Municipalidad de Concordia para articular acciones para la prevención de este tipo de delitos.

La inseguridad que sacude a la ciudad de Concordia es de todos los días, hace varios meses los vecinos se encuentran exigiendo a las autoridades provinciales más presencia policial en las calles, mayores medidas para prevenir este tipo de hechos como otros tantos, los robos violentos son moneda común en la capital del citrus. La ministra  llega tarde.

Ese mismo sábado, en el que Mariela Costen ni se imaginaba que sería su último festejo del día del amigo, este medio de comunicación, como viene haciéndolo desde hace un tiempo, ponía de resalto el fracaso de la ministra en la cartera sobre todo en materia de seguridad.

Fracaso proveniente de su inconducción como ministra sobre las fuerzas de seguridad de la provincia, y concomitantemente el fracaso de la Policía y en definitiva del Gobierno en la materia, el crecimiento exponencial de los hechos delictivos violentos representa el principal argumento.

Concordia no es la única azotada por la delincuencia que se maneja con total impunidad en las calles, tampoco las periferias del centro son los lugares elegidos por los delincuentes, mucho menos el horario nocturno.

En todas las localidades, desde las más grandes a las más chicas, horarios, barrios y centro, la situación es la misma, las ciudades son tierra de nadie y ni la policía, ni la ministra, ni el gobernador reaccionan para la prevención.

Sin ir muy lejos, este miércoles cerca de las 19 horas, delincuentes destrozaron las ventanillas de un automóvil que se encontraba estacionado en la zona de Bertozzi y Nux para extraer pertenencias de su interior.

Violento hecho ocurrido tan solo a 6 cuadras de Casa de Gobierno y de la Jefatura de la Policía y que, según los vecinos de la zona, resulta habitual y corriente, los robos son diarios. Los mensajes del posteo son una muestra de la incapacidad del ministerio y de la fuerza que depende del mismo para combatir a los delincuentes.

Y qué decir del crimen de Lucia Barrera, la joven trans de 37 años, activista del colectivo LGBTIQ+, que fue asesinada a apuñaladas a pocas cuadras también del centro cívico de la capital entrerriana.

Otro ejemplo lo representan los vecinos de San Benito, que tuvieron que organizarse para comprar por si mismos cámaras de seguridad, porque el ministerio de gobierno y justicia ha hecho oídos sordos ante los reclamos.

Incluso con este equipamiento son víctimas de la delincuencia, lo que necesitan es presencia policial, pero el Estado no se las provee.

Y como si todo esto fuera poco, este miércoles el servicio penitenciario de la provincia, fuerza que también depende del ministerio de gobierno y justicia, quedaba nuevamente en el ojo de la tormenta luego de una requisa realizada en el pabellón denominado «de seguridad» donde se encuentran alojados ex miembros de las fuerzas de seguridad.

El secuestro de 15 gramos de cocaína, marihuana y 8 teléfonos celulares fue el resultado del operativo en el sector donde se encuentran privados de la libertad policías o agentes penitenciarios que cumplieron funciones.

Frente a todas estas críticas de los entrerrianos hacia la cartera, que vienen de larga data, y que se van agravando conforme se agravan los hechos delictivos, desembarcó la ministra Romero en Concordia, iudad sacudida y conmocionada, para reconocer que los entrerrianos estamos subsumidos en un estado de total desprotección por la incapacidad o inutilidad de la Policía de Entre Ríos.

“Es posible solicitar la presencia de Fuerzas Federales en Concordia”, dijo públicamente la ministra admitiendo su propio fracaso en la conducción de la fuerza y a las políticas para combatir a la delincuencia hoy impune.

Llamativas palabras, hace tan solo tres meses la ministra Romero e incluso el gobernador Bordet, felicitaban a la Policía de Entre Ríos por el (también llamativo) rápido accionar para dar con integrantes de la banda de delincuentes que ultimo a balazos al diputado Olivares y al funcionario Yadòn en el Congreso Nacional.

Claro, en dicha oportunidad, todos los medios del país seguían atentos los pasos de las fuerzas locales en virtud del dato que manejaba el Gobierno Nacional de que los mismos intentaban huir por las rutas entrerrianas hacia el Uruguay.

¿Qué pasó en estos tres meses que le hizo modificar el criterio sobre la capacidad de la Policía de Entre Ríos a la Ministra que ahora requiere la colaboración de las fuerzas nacionales?

Nada. Los hechos de inseguridad y violentos vienen de larga data, el chofer concordiense de la línea 4 apuñalado para ser asaltado en plena recorrida del colectivo, el intento de violación de una mujer a plena luz del día, en plena calle Bertozzi a metros de Casa de Gobierno, el robo con un fuerte mensaje mafioso sufrido por el director de este medio, son algunos de los ejemplos recordados, todos sucedieron en enero, meses posteriores la ministra Romero y el gobernador Bordet felicitaran a la fuerza que ahora reconoce que no es capaz de combatir la inseguridad.

3 comentarios

Mirta 25 julio, 2019 at 9:44 pm

Inútiles, tres años y medio de gestión y recien se acuerdan de la inseguridad. Si no habría campaña seguro ni aparecen por Concordia

Responder
Peperulo 26 julio, 2019 at 7:45 am

Alguien está enterado que si una Provincia adelanta elecciones el dinero lo pone esa provincia? Ahí está el dinero de los contribuyentes, así se gastan los millones, Uds votaron la continuidad, a bancarsela ahora.

Responder
jorge 26 julio, 2019 at 10:31 am

los que los votaron
no son víctimas
SON CÓMPLICES

Responder

Dejar Comentario