Preocupación por la falta de controles en el manejo de fondos del Becario

Compartir:

El instituto que maneja casi 429 millones de pesos está en la mira de varios sectores.

El Instituto Autárquico Becario Provincial, está por estas horas en boca de varios sectores políticos, de la oposición como del oficialismo provincial.

El asunto preocupa, según denuncian, hoy el Becario no es controlado por ningún organismo provincial en lo atinente a los importantes fondos públicos que maneja.

Según la información oficial, para el 2019, el Becario accedió a casi 429 millones de pesos con concepto de presupuesto, la cifra precisa es de $428.570.000.

Sin embargo, a la hora del control de gasto, el Instituto hace agua, no existiendo ningún organismo de control que permita determinar a donde se destinan gran parte de los fondos públicos.

Hasta hace un tiempo atrás, el becario era controlado, preventivamente, por la Contaduría General de la Provincia, sin embargo, esto se dejó atrás en virtud de un dictamen que determinó, que al ser un instituto que depende de la Legislatura y no del Ejecutivo, no era competencia de aquel organismo.

La consecuencia inmediata fue la ausencia total de organismos que revisen como se manejan los fondos en el Becario, y el destino de los mismos, generándose una fuerte polémica en torno al organismo otorgante de becas educativas.

La preocupación en grande. Hace un tiempo existieron denuncias vinculadas a las contrataciones de los transportes escolares por los gastos exorbitantes y llamativos que facturaban las empresas, según precisaron en aquellas oportunidades, los trasportistas, en connivencia con algún que otro funcionario, facturaban más kilómetros de lo que realmente se hacían.

Las denuncias no quedaron en nada. El gobierno provincial ni siquiera investigó los hechos, todo lo contrario, incluso lo taparon.

Un Becario que recientemente también fue objeto de una fuerte repercusión en virtud de las declaraciones de su actual presidenta, Claudia Gieco, al frente del instituto desde diciembre del 2017, luego de la salida de Mayda Cresto para asumir como diputada nacional, contra la gestión del intendente Enrique Cresto

Puntualmente la polémica resultó de lo que en Concordia se sintió como un recorte de partidas provinciales para el Municipio, al menos así lo dejó entrever el intendente de la localidad en la ordenanza donde declaró la emergencia social en la ciudad, dando el ejemplo del Programa “Educando en Movimiento”.

“Se han debido asumir distintas funciones sociales (sin su correspondiente transferencia de recursos), entre los que podemos citar por ejemplo el Programa Educando en Movimiento”, expresaban los considerandos de Cresto.

Frente a esto, Gieco salió al cruce y fuerte de Cresto, “No se sacó ningún tipo de recurso. Yo no sé por qué ponen esas cosas”, dijo contrariando al intendente, agregando “único cambio es que la provincia retomó el manejo administrativo que estaba a cargo del municipio”.

Luego Gieco explicó “Cuando era Mayda Cresto directora del Instituto Becario, le dio al municipio de Concordia, supongo que por una cuestión de confianza con su hermano, el manejo del Educando en Movimiento. Pero es un programa provincial, que está en los 17 departamentos y en todos ellos la coordinación la tiene la provincia a través de las delegaciones que están en las departamentales de escuelas”.

En aquel momento, según se comentó en los mentideros concordienses, las palabras de Gieco no cayeron nada bien en el entorno Cresto, tampoco en los funcionarios municipales, a quienes, según entendieron, se les transfirió las responsabilidades sobre las demoras en el pago de becas de los chicos de Concordia.

Hoy el Becario vuelve a ser el centro de la polémica, tras la preocupación de sectores políticos, tanto de la oposición como del oficialismo provincial, por la gran preocupación en torno a la falta de controles de los cuantiosos fondos públicos que maneja el instituto conducido por Gieco.

Compartir:

3 comentarios

Maria Ester 12 septiembre, 2019 at 4:22 pm

locos, con las becas de los gurises no se metan, dejen algo para la gente che, ya tienen varias cajas donde sacar para ustedes

Recordatorio 12 septiembre, 2019 at 4:55 pm

No se olviden de la precarización laboral (Pasantías, Contratos, Tutorías) que existe y existió en el Becario, donde se acomodó gente de varios Centros de Estudiantes de la UADER y UNER. Siempre hubo un manejo discrecional de todo (Becas, Vehículos, Pasajes), se uso políticamente y fue un trampolín político para varios funcionarios dado que es una flor de caja política que nadie controla. Y próximamente con edificio propio. Cómo se van a inflar esos gastos!

NN 12 septiembre, 2019 at 8:46 pm

QUE DESASTRE TU GOBIERNO BORDET, EN TODAS LAS REPARTICIONES HACEN AGUA Y VOS NI TE INVOLUCRAS, PARECE Q ESTAS EN OTRO PLANETA XQ NO TE VEMOS LA CARA POR ACA…

Comentarios Cerrados.