Casaretto: 30 años de cargo en cargo en el Estado y una mansión, “que se sepa”

Compartir:

Una vez más embistió contra este Portal tratándolo de operación de prensa y de mentirosos, por publicar que dejó sin ayuda a un menor con necesidades particulares.

El diputado nacional Marcelo Casaretto, una vez más, tildó públicamente de operación de prensa a una publicación de este Portal.
La nota en cuestión hacía referencia al repudiable rechazo del legislador al pedido de un vecino de Hasenkamp, que se contactó con él para intentar encontrar una solución a un problema con la Anses de su nieto, un niño de 13 años con celiaquía, cuyo nombre tapamos porque había un menor involucrado, algo que a Casaretto no le importó.
La publicación remarca la actitud del diputado, que desestima con altanería el pedido de un vecino que recurre a un representante del pueblo como un último recurso para buscar una solución a su problema.
Los entrerrianos siempre supieron que podían contar con los legisladores nacionales en Buenos Aires para poder realizar algún trámite, o para acceder a prácticas médicas, o lo que fuera.
Las oficinas de los legisladores entrerrianos siempre estuvieron abiertas para los vecinos que necesitaban una mano, fuera del partido que fuera tanto el diputado o senador como el entrerriano en apuros.
En esta oportunidad, Marcelo Casaretto, que llegó a la banca a pesar de ser uno de los protagonistas de una paliza histórica sufrida por el PJ, se olvidó de ello y aludió que él no hace trámites personales, ninguneando al vecino y dejando en claro que él está en su banca para servirse a sí mismo.
Quizás los paranaenses recuerdan a un vendedor ambulante de baratijas que se instalaba con una especie de manta en la peatonal de la capital provincial, frecuentemente en la esquina de San Martín y Urquiza.
Aquel mantero, de pelo largo recogido con una colita, que ofrecía a quienes pasaban caminando por la peatonal diversos artículos, era Marcelo Pablo Casaretto, que llegó desde Maciá con una mano atrás y otra adelante.
Tras 30 años en la política, hoy aquel vendedor ambulante vive en una enorme casa ubicada en calle Catamarca de la capital provincial, en donde puede verse estacionado un vehículo marca Hyundai cero kilómetro.
Según el abultado currículum del legislador, disponible en la página web oficial de la Cámara de Diputados de la Nación, Casaretto ocupó durante gran parte de su vida cargos en la administración pública.
Se recibió de Contador Público Nacional en 1990, año en el que ingresó a la provincia como contratado del Consejo Federal de Inversiones, donde estuvo hasta 1993, cuando ingresó al ministerio de Economía, según se esmera en aclarar, por concurso.
Del 95 al 97, fue Secretario de Hacienda y Subsecretario de Inversiones de Entre Ríos, y del 97 al 99 fue ministro de Economía, Obras y Servicios Públicos de la provincia.
Fue senador provincial y presidente del Bloque del PJ Entre Ríos entre 1999 y 2003. Cuando culminó su mandato en la Cámara, pasó a ser “asesor” de la gobernación, primero, hasta 2007, y de la vicegobernación después, hasta 2011.
Desde entonces y hasta 2015 fue director Ejecutivo Administradora Tributaria de Entre Ríos, tras lo cual fue durante dos años “asesor de la Gobernación en Asuntos Políticos y Económicos”.
Desde 2017 hasta 2019, fue presidente del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda de Entre Ríos, hasta que asumió la diputación nacional como cabeza de lista del PJ, a pesar de haber sido el candidato menos votado en las pasadas elecciones.
A la fecha, son 30 años en los que Marcelo Casaretto vivió del Estado, pasando de un cargo a otro ininterrumpidamente, más allá de quién fuera el gobernador de turno.
Esos largos años de permanencia en la administración pública lo llevaron a instalarse en su mansión de calle Catamarca, con dos garajes para sus autos, quincho, pileta y demás comodidades.
Muy diferente es el confort de la casa de Casaretto a las casas inundables que el IAPV construyó durante su presidencia, cuando mandaba a los desfavorecidos beneficiarios a “alquilar” si reclamaban por las paupérrimas condiciones en las que fueron entregados los inmuebles.
Casaretto, el candidato que nunca ganó una elección, ni en su pueblo, ni en Paraná, y que fue una de las caras de la histórica derrota del justicialismo en Entre Ríos en las elecciones de octubre pasado, hoy habla de operación de prensa.
Llamativamente, no hizo lo mismo cuando en los medios nacionales lo trataron de “trucho” por ubicarse entre los periodistas durante el mundial de básquet de China, cuando habría falsificado una credencial de prensa para acceder a ese sector durante un partido, mientras el justicialismo estaba en plena campaña.
En aquella oportunidad, cuando los medios nacionales publicaban acerca del “diputrucho”, el legislador no habló de campañas de prensa, aunque se enojó porque no hubo un blindaje mediático para él.

Por ese entonces, Casaretto salió a hablar ante los medios y anticipó que si la selección de básquet se clasificaba a los Juegos Olímpicos, él viajaría a ver el torneo, como ya hizo para los juegos de Londres, Río de Janeiro, y otras importantes competencias internacionales.
Por estos días, el diputado nacional estaría de licencia para estar en Tokio, aunque el coronavirus arruinó sus planes y lo obligó a posponerlos para 2021.
También por estos días, un empleado público con 30 años de antigüedad, verá su recibo de sueldo fuertemente recortado por la Ley de Emergencia, que se mete en los bolsillos de trabajadores y jubilados para pagar el despilfarro del gobierno provincial y las ascendentes carreras en la administración de tipos como Casaretto.
Un trabajador de la provincia, que se pasó toda su vida laburando para llegar a tener un sueldo más o menos decente, quizás comprarse un terrenito en algún barrio lejos del centro, tal vez mandar a sus hijos a estudiar afuera, a lo mejor poder una vez en la vida tomarse unas vacaciones afuera, gastando los ahorros, hoy ve que el Estado se mete en sus bolsillos para seguir manteniendo a los Casaretto y a tantos otros.
30 años saltando de un cargo a otro le permitieron al legislador pasar de ser un mantero a recorrer el mundo, a tener una mansión (al menos que este Portal conozca), cambiar de auto cada dos años, y darse el lujo de ningunear los pedidos de los vecinos que la tienen mucho más difícil que él.
Las dos varas de la administración pública provincial.

Compartir:

14 comentarios

Cirilo 27 julio, 2020 at 2:53 pm

Sin olvidar que fue “precandidato” a gobernador en la precandidatura de Rodríguez Saa a presidente. Ah, claro, eso el camaleónico diputado se olvida de colocarlo en su currículum…

Responder
daniel fontana 27 julio, 2020 at 3:32 pm

seria interesante saber si la esposa, hijos, u otros familiares directos reciben sueldos del estado .

Responder
Jesus 28 julio, 2020 at 7:59 am

La novia en ATER de Tala, ñoqui pero cobra!

Responder
Pirulo Negro 29 julio, 2020 at 10:31 pm

El auto es Honda

Responder
Negro 27 julio, 2020 at 4:25 pm

Lo peor de este país son los políticos, se robaron nuestro futuro, y el de hijos y nietos también.

Responder
Cesar 27 julio, 2020 at 5:17 pm

La culpa no la tiene el chancho sino el q le da de comer, y siguiendo en ese sentido q esperan q les de ese burro solo patadas

Responder
Azul 27 julio, 2020 at 6:27 pm

No se puede dejar pasar tanta insensibilidad de este energúmeno, como no va a ayudar a la gente, sea del partido que sea pero ya ni siquiera como legislador, sino como ser humano, por Dios

Responder
YO y que? 27 julio, 2020 at 6:37 pm

Sigue haciendo honor a su sobre nombre “Casorette”

Responder
Facu 27 julio, 2020 at 8:48 pm

Mira la casa, el auto, y demás bienes personales que tiene …y después se golpean el pecho por los pobres y trabajadores. Jajaj cínico hdp

Responder
Jesus 28 julio, 2020 at 7:58 am

A metido a varios en el estado también, la novia como empleada de ATER en Tala, aunque no vaya a trabajar sigue cobrando!

Responder
pablo rios 28 julio, 2020 at 9:59 am

los nuevos peronistas millonarios…

Responder
Nora 28 julio, 2020 at 10:02 am

Le faltó en la nota que durante los años 93 al 95, siendo empleado del Estado, trabajo en el Ministerio de Economía de la Nación y se jactaba ser un discípulo de Cavallo

Responder
Tito sueldo 28 julio, 2020 at 7:13 pm

Tiene que volver moine y echar a todos estos al final moine tenía razón de echar a todos no quería que prendiera el huevo de la serpiente bustista

Responder
Ser 28 julio, 2020 at 12:48 pm

Además entre el 2003 y el 2007 cobró como asesor en los municipios de Hasenkamp, Mansilla, Nogoyá, Viale…..y cobra en UADER sin trabajar

Responder

Dejar Comentario