Escándalo en la policía: ocultamiento de casos positivos y prevención solo para las autoridades

Compartir:

Con gran temor a represalias, agentes denuncian que ante los casos positivos de COVID en la comisaría 12 y en alcaidía de Tribunales, los altos mandos dejaron expuesto al personal policial.

Un gran escándalo se vive por estos momentos entre los agentes policiales ante la aparición de casos positivos de coronavirus en diferentes reparticiones.

En la comisaría 12 de la capital provincial hubo tres efectivos que resultaron contagiados y en la alcaidía de Tribunales hubo otro.

Sin embargo, según denunciaron ante este Portal algunos agentes, la protección y los cuidados que se tienen con el resto del personal son mínimos.

Quienes se comunicaron con este medio pidieron mantener estricta reserva de sus nombres por temor a represalias de las autoridades.

De acuerdo con lo que señalan, tanto en la comisaría 12 como en Alcaidía, las desinfecciones fueron tardías, cuando ya diferentes miembros de la fuerza podrían haber estado expuestos al virus.

Además, sostienen que los aislamientos y las medidas de prevención serían tendientes a proteger solamente a las altas autoridades, mientras que el resto del personal está librado al azar.

En el caso de la Comisaría 12, se habría puesto en aislamiento a los agentes que comparten la guardia con los casos confirmados, pero sostienen que también quienes cumplen la guardia anterior y la posterior, así como el personal administrativo, podrían haber tenido contacto con las personas contagiadas.

Además, afirman que el jefe de la departamental Paraná, Raúl Menescardi, mandó a desinfectar esta comisaría cuando ya era tarde, porque luego del primer contagio detectado hubo más casos.

De todos modos, el temor de los agentes a hablar y denunciar esta situación es muy grande, ya que estarían presionados para no dar a conocer la situación, con la consecuencia de posibles traslados o apercibimientos.

Es por ello que el personal policial tiene gran preocupación por su salud y las de sus familias, y manifiestan que no se sienten protegidos por las autoridades policiales, que velarían solamente por su propio bienestar, según deslizaron algunos agentes.

En la Alcaidía de Tribunales, por su parte, se habría detectado un caso positivo en un agente que cumple funciones allí, tras lo cual habría sido puesto en aislamiento en el Hotel Círculo de la capital provincial.

A raíz de ese caso, otros miembros de la fuerza deben realizar aislamiento preventivo, aunque en sus domicilios particulares.

A pesar de ello, señalan que son más las personas que tuvieron contacto con el caso positivo y que la desinfección también habría llegado con significativas demoras, dado el rápido contagio de este virus.

Es más, agentes policiales de diferentes comisarías han señalado en más de una oportunidad a este medio que los elementos de prevención que se les otorgan, cuando eso ocurre, son sumamente escasos.

En todas las denuncias que llegaron a este Portal es un factor común el pedido de reserva de los nombres de los denunciantes, ya que las amenazas de fuertes represalias serían muy grandes.

En diferentes comisarías de Paraná, en las que hay personal en aislamientos por ser casos positivos o sospechosos de coronavirus, los reemplazos son traídos desde otras localidades.

Es por ello que algunos agentes temen dar a conocer la delicada situación a la que son sometidos por las autoridades para no ser trasladados fuera de la ciudad.

Hoy la preocupación de los miembros de la Policía de Entre Ríos es muy grande ya que, en los lugares en los que ya se detectaron casos positivos, afirman que el riesgo de contagio para el resto de las personas que trabajan allí es muy grande, por la desidia de las autoridades, que no mandan a desinfectar o lo hacen a destiempo.

Desde el comienzo de la cuarentena, son una constante las denuncias de efectivos policiales por las malas condiciones en las que deben trabajar y por la enorme escases de insumos de prevención.

Hoy, tienen particular temor quienes se desempeñan en la comisaría 12 y en alcaidía de Tribunales, ya que sostienen que deberían haberse puesto en aislamiento a más agentes.

En el resto de las comisarías y reparticiones, el miedo es latente a que se den situaciones similares, en las que algún funcionario contrae el virus y se expone al resto de sus compañeros, por la falta de medidas de prevención de las autoridades.

La preocupación es muy grande y afirman que las autoridades miran para otro lado y se cuidan a ellos mismos, mientras que los agentes que deben proteger al resto de la ciudadanía están totalmente expuestos por la desidia de los altos mandos que, en lugar de proteger a los agentes, los presionan para que los casos no salgan a la luz.

 

Compartir:

3 comentarios

Jose 2 agosto, 2020 at 1:36 pm

Y los jefes. Que hacen. O estan ocupados en otros negociados y la salud sue espere.

Responder
Pirincho 2 agosto, 2020 at 10:33 pm

Los muchachos pasean sin barbijos y los jefes duermen.

Responder
Exequiel 2 agosto, 2020 at 11:47 pm

No jose … ellos estan ocupados en las paradas de puestos politicos …aaaaaa… y la motito

Responder

Dejar Comentario