Muerte del piloto paranaense: la causa sería el mal estado de la aeronave

Compartir:

Retirados de la Fuerza Aérea sostienen que la vida del piloto podría haberse salvado si se destinaran más fondos a los vuelos de prueba y la formación de pilotos.

Un avión McDonnell Douglas A-4AR, matrícula C-295, perteneciente a la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, de la Fuerza Aérea Argentina, se estrelló este miércoles en un campo al sur de Córdoba.

El piloto Gonzalo Britos Venturini alertó a la torre de control de un desperfecto, logró eyectarse, pero murió en el lugar, según indicó un comunicado de la Fuerza Aérea.

“Lamentamos informar que tras la eyección efectuada esta mañana, el piloto de A4AR reportado fue hallado sin vida en las inmediaciones de la localidad de Villa Valeria (provincia de Córdoba). Aún se desconocen las causas del deceso del Aviador Militar”, señaló en Twitter la fuerza.

La aeronave estaba haciendo unos ejercicios de vuelo cerca de Villa Valeria, en el sur de Córdoba, y se estrelló en un campo de esa zona rural, en el límite con la provincia de San Luis.

El piloto fue hallado sin vida cerca del lugar de la eyección por personal de búsqueda y rescate de la Quinta Brigada Aérea que, rápidamente, fue desplazada lugar luego de darse la alerta correspondiente.

Hasta el momento se desconoce las causas que produjeron la eyección, activándose los protocolos establecidos para la determinación e investigación de las mismas.

Sin embargo, pilotos retirados de la Fuerza Aérea plantearon a este Portal que la muerte del joven piloto podría haberse producido debido al mal estado de la aeronave, y la falta de insumos para que los pilotos realicen las horas de vuelo necesarias para adquirir la experiencia suficiente.

Este deceso causó un hondo pesar en la familia y allegados del joven, quienes exigen que la investigación correspondiente se lleve adelante para determinar las causas concretas y, de haberlos, que se lleven adelante las sanciones correspondientes.

El joven había cursado sus estudios primarios en la escuela del Centenario y la secundaria en la escuela de la II Brigada Aérea, tras lo cual se incorporó a la escuela de aviación militar en Córdoba y después de cuatro años egresó como alférez.

Fue primero de su promoción, con lo cual fue abanderado del pabellón nacional y fue el primero en la lista de mérito para el curso de aviación militar, el cual cursó en la base de Punta Indio de la Armada Argentina, ya que en ese momento había disponibilidad de aviones en la Marina pero no así en la Fuerza Aérea, para llevar adelante el cursado.

Luego fue destinado a la VII Brigada Aérea en la ciudad de Morón, provincia de Buenos Aires. A fines de 2011 fue trasladado a la base de la Fuerza Aérea en Mendoza, tras lo cual pasó a la V Brigada Aérea, con asiento en Villa Reynolds, en San Luis.

Allí se encontraba cuando ascendió a capitán recientemente a sus 34 años. Destacado por allegados y conocidos como una excelente persona y buen alumno.

El accidente, calificaron desde su entorno, podría haberse evitado con mayores recursos y mejores mantenimientos de las aeronaves.

Compartir:

1 comentario

DESILUCIONADO 6 agosto, 2020 at 8:32 am

UNA MUERTE QUE SE HUBIERA PODIDO HABER EVITADO SI NO HUBIERA CORRUPCION EN NUESTROS GOBERNANTES Y EL DINERO LLEGARÁ DONDE TIENE QUE LLEGAR QHPD

Responder

Dejar Comentario