Los datos que contradicen el marketing bordetista y dan cuenta del abandono a la contención social

Compartir:

320 millones para publicidad oficial, casi 2 para “seguir” medios, otros 2 para el senado, más de 3 millones para el servicio aéreo, y solo 40 mil para los clubes de barrio que hasta del hambre de los chicos combaten.

Desde hace varios meses este Portal viene exponiendo las inconsistencias del Gobierno Provincial respecto de la administración de los fondos públicos.

La ecuación es muy sencilla: multimillones para el beneficio de unos pocos, generalmente los propios funcionarios, y migajas para el favorecimiento de la generalidad de los ciudadanos.

Tal ha sido la desidia que incluso cuando se emprende una obra pública, que debería traer una mejora en la calidad de vida de los entrerrianos, la misma en la generalidad de los casos esconde un grave hecho de corrupción, con el resultado de hacer un poco más millonarios al privado y al público involucrado.

El ejemplo más reciente sin dudas lo representa la Ruta 38, ahora curiosamente el boga del mandatario provincial que da muestras públicas de conocer las groseras irregularidades en su ejecución y no las denuncia ante la Justicia.

La cuestión de estos contrastes, de esta inversión de las prioridades, nada tiene de nueva. Todo el primer periodo de la gestión que conduce Gustavo Bordet se ha visto teñida del malgasto de los recursos y el favorecimiento de cierto grupo de funcionarios, sobretodo en los últimos dos años.

El advenimiento de la pandemia no hizo más que hacer palpable, visibilizar esta contradicción existente entre las prioridades y, lógicamente, el desgobierno, falta de conducción y, en definitiva, la ausencia del Estado en cuestiones básicas y elementales que hoy requiere una gran cantidad de entrerrianos.

Todos los sueldos públicos congelados, privados que han quebrado por la imposibilidad de trabajar, el consecuente incremento de la pobreza que incluso afecta a aquellos que tienen trabajo, y, el crecimiento exponencial de personas en extrema vulnerabilidad, vale decir, que ni siquiera se pueden proveer de su sustento alimentario básico.

Y,  renglón aparte, la extrema necesidad de insumos sanitarios.

Sin embargo, para el Gobierno existen otras necesidades, este medio lo ha venido exponiendo con contrataciones irrisorias, banales, totalmente innecesarias y, obviamente, para nada acorde con la realidad actual.

Casi dos millones más para el senado a pesar de contar con un presupuesto anual de 1000 millones, otros 2 millones en la contratación de una empresa de seguimiento de medios para que le diga al gobernador que es lo que los periodistas dicen de él, añuque existen documentos concretos que indican que el real objetivo es perseguir con vericuetos en la Justicia.

Y qué decir de los casi 3 millones de pesos para la contratación de un servicio aéreo para el gobernador y sus funcionarios más cercanos.

O, los 320 millones de pesos en el plan anual de publicidad oficial con campañas incluso de actividades que, por la pandemia, están absolutamente paralizadas, porque, y los lectores darán fe si suelen ver la televisión, donde se publicita incluso a los Casinos que desde marzo están cerrados.

Gasto, este último, que da cuenta de la verdadera política del gobierno provincial: inundar los medios de marketing a pesar de que en los hechos, en la realidad concreta, no se ven las obras o servicios que promete o aseguran realizados.

Este lunes sucedió un ejemplo concreto de esta dicotomía entre lo real y ficticio y su respectivo marketing.

El gobernador mantuvo un encuentro con el ministro de turismo y deportes de la nación, Matías Lammens.

Lo acompañaron, en el centro de convenciones donde se realizó la reunión virtual, la vicegobernadora, Laura Stratta, la ministra de desarrollo social, Marisa Paira y el secretario de deportes, José Gómez.

El Gobernador habló de la reunión, agradeció a Lammens obviamente, aunque de su discurso una frase puntual despertó la curiosidad popular.

“Trabajar en conjunto con instituciones deportivas es y seguirá siendo una prioridad en nuestra gestión porque honramos mucho el esfuerzo que hacen”…“Por eso salimos a sostener en parte desde el fondo del Tesoro provincial, a los clubes de barrios de la Provincia“, manifestó.

En relieve, se puso de manifiesto ante toda la sociedad entrerriana que gracias a la gestión que lleva a cabo el gobierno provincial se está acompañando a 330 Clubes de Barrio de Barrio, ofreciéndole la ayuda y el financiamiento necesario para subsistir.

Los datos demuestran otra cosa, verdaderamente la  realidad indica que si no fuera por la ayuda nacional, estas herramientas fundamentales en los barrios como lo son los clubes de barrio, una de las instituciones donde mayor contención se le dan a los niños, niñas y adolescentes de la provincia, habrían desaparecido en la pandemia por la ausencia total del Gobierno provincial.

Varios son los programas que dispuso el Gobierno nacional para beneficiar a los clubes de barrio del país, “Programa Clubes en Obra”, “Programa de Clubes de Barrio” y los tan necesarios ATP por el cual Nación se hace cargo de la mitad de los sueldos de los empleados de estas instituciones.

En números, existen actualmente 40 clubes en obra en la Provincia, a los cuales el gobierno de Fernández ya les ha destinado 20 millones de pesos, en razón de cada uno, son 500 mil pesos para refacciones y demás contracciones necesarias.

Para este destino el Gobierno Provincial en 2.020 desembolso a la fecha, cero pesos. Asimismo, en materia de ayuda a deportistas amateurs o becas deportivas, a pesar de contar un plantel elevado de funcionarios abocados a fomentar las políticas deportivas en la provincia, léase Secretario, Subsecretarios, Directores y Coordinadores en materia deportiva, la inventiva parece escasear.

Específicamente, respecto de las ayudas para los Clubes por Barrio, Nación a la fecha ha invertido la suma de 10 millones de pesos a 180 clubes denominados barriales.

En la Provincia, según el propio Gobierno, lanzó recién ayer el Programa Provincial de Ayuda en la Emergencia creado por el Decreto 1165/2020 el cual, estima –es decir, aun no lo ha hecho- brindar contención por la suma de 6 millones a 150 clubes de los 330, dinero que sostiene extraerá de rentas generales.

Por último, como se ha hecho con la generalidad e privados con personal dependiente, el Gobierno ha dispuesto de los ATP también para estas instituciones deportivas, para afrontar el 50% de los sueldos de su personal.

Los números están a la vista, más allá de las proclamas, los funcionarios designados y el caro marketing, la contención social sigue siendo una materia pendiente para el Gobierno Provincial y es la Nación quién sigue aportando los mayores recursos para mantener la estabilidad en la provincia.

Compartir:

2 comentarios

que 11 agosto, 2020 at 6:13 pm

Lo que si debe estar asegurado son los recursos para el deporte profesional, mientras los deportistas amateurs de ER deben arrastrarse para conseguir una lamentable beca que le llega al año.

Responder
Marcelo 12 agosto, 2020 at 10:58 am

EL GOBIERNO PROVINCIA ESTE AÑO NO HA OTORGADO NINGÚN APOYO ECONÓMICO A LAS INSTITUCIONES DEPORTIVAS Y A LOS DEPORTISTAS, TANTO QUE HABLAN HACIENDO POLÍTICA CON ELLOS. SERÍA INMORAL QUE LOS DEPORTES PROFESIONALES COMO PATRONATO HAYAN RECIBIDO DINERO DEL GOBIERNO.

Responder

Dejar Comentario