La descomunal deuda impagable para la corrupción estructural y los negociados de los funcionarios

Compartir:

La van a terminar pagando los nietos de los entrerrianos a los nietos de los Bordet, Busti y Urribarri

500 millones de dólares otorgados por el Estado de New York a la Provincia de Entre Ríos allá por el 2017.

Y los lectores preguntaran con razón ¿para qué? La respuesta, en vista de que la descomunal suma no se ve reflejada en obras o servicio en beneficio de la sociedad, no puede ser otra que los gastos de la política.

Pero sin dudas, lo más polémico del crédito neoyorquino, fue el acuerdo que suscribió el Gobierno de Entre Ríos y que contó con la connivencia, ya sea por ignorancia o intención, de los diputados y senadores que levantaron la mano por el proyecto de autoría de Bordet para endeudar la provincia,

A pesar de ser contador, de tener un equipo de contadores y asesores económicos y financieros, el gobernador Gustavo Bordet, con su firma, endeudó en dólares a varias generaciones de entrerrianos.

Dinero que debió haberse destinado al sistema sanitario, a la Caja Previsional que viene acumulando un extraordinario déficit o a reactivar las actividades privadas, pero que, sin embargo hoy, en pleno colapso sanitario y económico, se destina a pagar una deuda de magnitudes nunca antes vista.

De por si el capital es extremadamente impagable, lo era en el 2017 y hoy, con la debacle económica que atraviesa la provincia, producto de la mala administración de todo el primer periodo bordetista, y más aún luego de una pandemia.

Más grave aún fue la aceptación de los intereses de deuda del crédito neoyorquino por parte del mandatario y su equipo económico.

Para tener en cuenta la magnitud del daño a las arcas públicas provinciales hay que referirse al sistema crediticio estadounidense.

Este Portal consultó a ciudadanos neoyorquinos, lo normal y  habitual, cuando una persona se dirige a un banco estadounidense es que se fije un interés anual de hasta el 3%.

El límite es ese 3% anual, de ahí para arriba se considera usura y lisa y llanamente esta prohibida y resulta sancionable penalmente, amén del resto de sanciones económicas y administrativa aplicables a la entidad financiera.

Si la información es asequible de manera simple, a través de un click, más aún lo es para un gobernador y su equipo económico, sin embargo, Bordet decidió suscribir el convenció crediticio aceptando un interés anual de casi el 9%.

La pregunta resulta obligada ¿con qué razones? Porque si el máximo es 3%, ¿Qué se oculta detrás de un interés del 9%?

Las respuestas abren una serie de hipótesis que dan cuenta de negociados y, lógicamente, corrupción estructural.

Pero vayamos a los montos para que los lectores dimensionen realmente el daño que se le ha provocado a las arcas públicas, insistimos, sin ninguna obra o servicio que lo justifique.

Decíamos que de capital la deuda que empieza a vencer en el 2023, vale decir, en el ocaso de Bordet al poder, es de 500 millones de dólares, a la fecha, actualizada en pesos por el valor real –no oficial- de la moneda extranjera, es pesos, 6.650.000.000.

La cantidad de ceros realmente asusta. Y con el estado económico y financiero de la provincia actual y el del 2017, realmente es impagable.

Pero vayamos a los intereses de aquel usurero casi 9% anuales representados en dinero.

Este año el Gobierno Provincial, debe pagar unos 44 millones de dólares solamente de interés, sin amortizar capital.

En pesos, casi 6 mil millones, en dos cuotas, una que se pagó en febrero y otra que vencido el 8 de agosto que aún no se ha pagado y el Gobierno provincial se dispone a renegociar.

Léase: ya no se deben 500 millones de dólares, sino 544 millones de dólares.

La cifra es alarmante, porque, así como sucedió en febrero 2020 que se venció la primera cuota, en la previa, el Gobierno Provincial tuvo que recurrir a un terrible impuestazo incrementando descomunalmente el inmobiliario y el automotor.

Nada hace no prever que, como estrategia, el bordetismo se encuentra por estas horas preparando un paquete de medidas para otra vez hacer cargar a los ciudadanos de este terrible costo.

Costo que resulta reflejado de ninguna obra o servicio de magnitud que justifique el crédito, entonces, ¿Qué destino se le dio a esta cifra descomunal de dólares?

Sin lugar a dudas que a respuesta a encontramos en el único gasto que se ha incrementado desde el 2017 a la fecha, la política.

Y más aún, corrupción por negociados con privados porque realmente estos dólares no se vieron destinados a la sociedad.

Hoy está más que claro, en la capital entrerriana, solamente existen 85 camas para la Unidades de terapia intensiva y 60 respiradores para afrontar una pandemia, para poner un ejemplo concreto.

Porque si el tope máximo del sistema crediticio yanqui es de 3%, ¿Por qué a la provincia de Entre Ríos se le pacto un 9%?

¿Existe un sobreprecio intencional pactado por el Gobierno?, y si esta respuesta es afirmativa, quienes son los reales destinatarias de este 6% de excedente? Estamos hablando de 30 millones de dólares adicionales acordados como intereses que deberán soportar el conjunto de los entrerrianos.

Una de las hipótesis barajarles, da cuenta de un sistema perverso de corrupción que aceptó el gobernador, al suscribir un convenció crediticio leonino en demasía y que contó con la connivencia de la Legislatura de la provincia.

44 millones de dólares (acumulativos) que salen de las arcas provinciales a costa del bolsillo de los entrerrianos desde agosto del 2017, que, según las predicciones, se incrementaran en los próximos días por la aceptación de una renegociación de duda por intereses.

Descomunales montos que terminaran pagando los nietos de los entrerrianos a los nietos de los de los Bordet, Busti y Urribarri.

Compartir:

6 comentarios

Maru 8 septiembre, 2020 at 1:00 pm

que bueno que nombren en el portal al sr urribarri porque no he visto una nota referida a las causas judiciales del ahora embajador (increiblemente) . no hay que olvidarse de los anteriores ni de los actuales, todos en el poder para beneficio propio

Responder
ANTONIO CARRIXO 8 septiembre, 2020 at 1:55 pm

YO NO PIENSO PAGAR LA JODA DE ESTOS TIPOS, IREMOS A LA JUSTICIA Y VEREMOS QUE ME DICE SI ME HARA PAGAR CON EL MISERABLE SUELDO QUE PERSIBO QUE YA NO NOS ALCANZA NI PARA COMER…

Responder
Cecilia 8 septiembre, 2020 at 2:10 pm

Corruptos todos. Dan asco

Responder
Riva 8 septiembre, 2020 at 2:26 pm

Salgamos a la calle

Responder
Pitu 8 septiembre, 2020 at 2:57 pm

Que hay para decir Gianooooooo

Responder
Súper héroe sin capa 8 septiembre, 2020 at 11:31 pm

La Argentina, esta condenada al fracaso.
Gracias a los jueces, políticos y la misma gente.

Responder

Dejar Comentario