Según la agencia crediticia internacional Fitch Ratings, Entre Ríos está fundida

Compartir:

Los grandes calificadores de riesgo definen a la provincia como “irrecuperable” y hablan de “deteriorada voluntad de la provincia de cumplir con sus obligaciones de deuda” y de “un marco institucional débil que da lugar a una gran volatilidad e incertidumbre”.

Una más que centenaria agencia internacional de calificación crediticia, Fitch Ratings, que integra el trío de los más importantes calificadores de riesgo crediticio, ubicó a Entre Ríos, según sus propias mediciones, como una provincia fundida.

En términos técnicos, en las calificaciones de largo plazo de los emisores de moneda extranjera y local (IDR), la firma bajó a Entre Ríos a “RD”, desde “C”;  Fitch también ha bajado la calificación de las notas no garantizadas de la provincia, de un 8,75%, por 500 millones de dólares, con vencimiento el 8 de febrero de 2025, a ‘D’ desde ‘C’. El perfil de crédito autónomo de la provincia (SCP) también fue bajado de “C” a “RD”. Fitch se ha basado en sus definiciones de calificación para posicionar las calificaciones de la provincia.

Para no abrumar al lector con terminología técnica muy específica, haciendo click aquí se pueden conocer detalles más concretos acerca de dichas bajas.

Si se transcriben algunos párrafos explicativos de esta caída al abismo financiero de la provincia:

-“… La calificación “D” del bono es consecuencia del incumplimiento de la Provincia en el pago de los intereses adeudados, lo que constituye un caso de incumplimiento según el contrato de los bonos…”

-“…debido a la deteriorada voluntad de la provincia de cumplir con sus obligaciones de deuda y el consiguiente evento de incumplimiento que está impulsando la acción de calificación…”

-“… para el estado de derecho, la calidad institucional y el control de la corrupción, ya que la provincia funciona en un marco institucional débil que da lugar a una gran volatilidad e incertidumbre…” (¡¡!!)

Los párrafos anteriores, textuales, dicen en el lenguaje de la calificadora, lo que en criollo se dice así: Entre Ríos está fundida, está en quiebra, etc, etc. Y lo que en la calificación de nuestro Banco Central sería Situación 5 (Irrecuperable).

A buen entendedor, pocas palabras, y nada novedoso de lo que ya saben todos los entrerrianos, y  solo se hacen  que lo desconocen la caterva de funcionarios enquistados en el fundido estado provincial. Preguntar al sistema de salud por los insumos provistos, preguntar  a las fuerzas provinciales de seguridad el estado de su equipamiento, preguntar a los docentes… y así podríamos seguir preguntando a sectores públicos diversos a los que el estado provincial debería  proveer  para su normal funcionamiento, pero donde brilla por su ausencia. Además de una corrupción generalizada en muchos ámbitos, que se visualiza en rutas “terminadas” y enseguida intransitables, en empresas privilegiadas para cobrar sus acreencias (infladas) de la Provincia, en una gran prebenda para el agente financiero estatal, y podríamos seguir el listado.-

Por último ¿se cae la calificación del Cippec  sobre la transparencia presupuestaria de la Provincia? Supuestamente  “… Administrar en forma responsable los recursos y hacerlo con transparencia es un camino por el que vamos seguir transitando sin atajos”, dijo el gobernador Bordet. ¿Transparencia cuando se incumplen hasta los intereses de los créditos? ¿Es transparencia la ineficacia e ineficiencia en el gasto público, con pagos sospechosos a favorecidos? ¿Es transparencia que no se conozca públicamente, como debe serlo, la nómina de funcionarios que gozan de suculentas remuneraciones, con adicionales varios, y que además muchos de ellos ya hace más de seis meses que no “trabajan”?. Por si no ha quedado claro, se vuelve a transcribir el 6º párrafo de esta nota: “…para el estado de derecho, la calidad institucional y el control de la corrupción, ya que la provincia funciona en un marco institucional débil que da lugar a una gran volatilidad e incertidumbre…” (Textual de Fitch)

Esta calificación de Fitch Ratings muestra que el Rey (gobierno de Entre Ríos) está desnudo y que su “relato” de transparencia, información disponible y otros términos similares, solo son lindas palabras que pretenden encubrir una triste y muchas veces corrupta realidad.

Compartir:

1 comentario

Pirincho 14 septiembre, 2020 at 10:32 pm

Ahora Bordet saca una moratoria y arregla todo

Responder

Dejar Comentario