El llamativo vacío del peronismo entrerriano y paranaense a Alberto Fernández

Ni una pancarta del justicialismo le dio la bienvenida al presidente de la nación en su visita a la capital provincial, solo un reclamo, ¿desinterés o falta de movilización?

El presidente de la nación, Alberto Fernández, visitó este miércoles la capital provincial, en donde recorrió obras y empresas privadas con el gobernador Gustavo Bordet y firmó convenios.

Lo llamativo de la visita es que desde el aterrizaje, el mandatario recorrió diferentes zonas de la ciudad, y en ningún lado se observaron pancartas, carteles o banderas del Partido Justicialista, o alguna agrupación del justicialismo entrerriano o paranaense, en apoyo al presidente.

Muy por el contrario, el único cartel que se pudo apreciar en Paraná colocado con motivo de la visita presidencial fue un reclamo proveniente de la Unión Del Personal Civil De La Nación.

La pancarta que pegó UPCN pregunta “¿El aumento para cuándo?”, exige “¡Basta de ineficiencia política!” y cierra con el hashtag “#laplatanoalcanza”.

Al respecto, es llamativa también la indiferencia del justicialismo entrerriano, que no se preocupó por tapar los carteles que quedaron a la vista del presidente en su camino.

Lo que no se sabe es si no taparon los carteles porque no quisieron, o si era intención de las autoridades hacerlo pero no pudieron por falta de gente.

De igual manera ocurre con el vacío del justicialismo hacia el presidente Alberto Fernández.

La falta de banderas y pancartas durante el recorrido del presidente deja la duda acerca de si fue un hecho deliberado o no.

Se desconoce si el vacío fue orquestado por las autoridades del gobierno provincial y partidarias o si responde a la incapacidad de Bordet y compañía para movilizar a la militancia.

Lo concreto es que no se vio ninguna bienvenida del justicialismo hacia un presidente que es del justicialismo y que visitó una provincia y una ciudad que están gobernadas hoy por el Partido Justicialista.

El único cartel que se vio fue en reclamo al presidente y dejó en evidencia las falencias del justicialismo provincial, por falta de voluntad política para taparlo o por la incapacidad para mover gente que, por un lado, se encargara de que esa pancarta no quedara a la vista y, por otro, colocara banderas en apoyo al presidente.

En todo caso, lo que quedó en claro es que Gustavo Bordet, que fue quien se adueñó del acto y quien hace alarde de sus grupos de mujeres y jóvenes militantes, no moviliza a nadie.

Dejar Comentario