Cargos para muchos, concursos para algunos pocos

Después de la publicación de ayer, referida a la inacción de políticas y trabajo de la Secretaria de Justicia, la repercusión y la realidad nos obliga a darle voz a la gente.

En la publicación de ayer de este portal, en la que hacíamos referencia a la inacción y falta de políticas públicas de la Secretaría de Justicia, hubo numerosas comunicaciones de personal de distintas dependencias de ese organismo.

Entre esas comunicaciones, en la que la queja y la crítica es el denominador común, en las que la gente se queja desde la falta de personal en algunas oficinas (como en las Direcciones de Personería Jurídica, el Registro de la Propiedad, el Registro Civil) la falta de recurso y paupérrimas condiciones de edilicias,  y que a pesar de ser servicios esenciales y no haber dejado de prestar servicio en pandemia, no fueron incluidos en las prioridades de vacunación, la comunicación que más ha preocupado  es la que pone de manifiesto las situaciones que padecen los empleados del registro civil.

Durante la pandemia, hemos conocido hoy, fallecieron empleados a quienes se les exigía  ir a trabajar a pesar de estar en las condiciones de riesgo, casos en los que no damos nombres por respeto a las familias, pero que ocurrieron en Gualeguaychú, Hasemkamp y Villa Libertador San Martin. En otros casos, nos alegra que  no hubo que lamentar perdidas, pero se le exigía al personal de las seccionales de los hospitales a trabajar de manera presencial sin colocarlos en lista como prioridad para las vacunas. Eso si, recordar que aun no se ha llegado a nada con la causa del vacunatorio VIP de Entre Ríos, en donde se vacunó a familiares y amigos del poder.

En la actualidad, otra situación que preocupa es que mientras nosotros conocemos estos casos, porque el mismo personal se comunica a este Portal para contar sus verdades, el gremio que conduce el hoy caído en desgracia José Allende, manifiesta en la prensa que “hubo avances para regularizar a los trabajadores”, en la ciudad de Larroque, se habla de un concurso para el cargo de Jefe de la Oficina, y de ello el gremio   -que tiene fuerte presencia en el registro civil- no habla.

Es más que llamativo que en la gestión de la ministra Romero se proponga concursos en ese cargo, en el que según se informa a este Portal, hay una persona designada desde hace mas de cinco años luego de que la persona que estaba como jefa fuera sacada del cargo por una condena judicial  en la que hasta tuvo que devolver dinero al estado ya que cobraba 4 sueldos a la vez. Paradojas de la vida, Allende también pretendió devolver. Por otro lado, se conoce que la ex jefa, pertenece a las filas de Riganti  (ex intendente de Larroque y ex diputado por el PJ), socio político de Romero en aquellas costas.

Comentaron también, que en la misma oficina, habría 3 empleados, pero que la única que iría a  trabajar es  Gomez, ya que los otros dos estarían en el municipio con adscripción o contratos, ambas personas serian de la  confianza de Riganti.

Es llamativo porque mientras en la mayoría de los cargos del registro  – y en cuanto organismo pudo –  Romero colocó a dedo amistades y familiares e incluso hasta en la justicia, en donde hizo nombrar en un juzgado de Paz a su amigo y ex socio Sergio Colja, a Biaggini en la defensoría, otros en fiscalía  y también intentó en los juzgados de paz de Hasemkamp, Santa Elena  y Viale colocar a sus amigos, lo que aun pareciera no ha podido –  en la localidad de Larroque y solo allí pretende abrir el cargo a concurso.

Desde aquí, no criticamos que los cargos se concursen, al contrario creemos que así debe ser siempre, en todos los puestos y cargos del ejecutivo y judicial, incluso en la legislatura en los cargos de la administración, pero lo que acá sorprende es la discrecionalidad con la que pretenden manejarse.

Según conocemos, la Sra. Gómez, que es quien está en el cargo, ya ha realizado una presentación a través de su abogado  -Javier Ronconi – en el organismo dependiente de Pérez y su jefa Romero. Según se ha informado, se estaría llamando a concurso para cubrir ese cargo y que la convocatoria estaría destinada exclusivamente a  abogados. Con ello, la Sra. Claudia Gómez al no tener titulo de abogada, quedaría afuera y así podría volver a la jefatura la ladera de Riganti, que hoy no trabaja en el registro por estar en la municipalidad, de la mano del Intendente  Hassel y de Riganti, socio de la ministra Romero.

La misma Gómez, evidentemente preocupada por defender su lugar, hace pública la situación en sus redes,  y las de su abogado.

La discriminación con la que se actuaria si el concurso de Larroque se lleva adelante, solo allí y en esos términos,  seria totalmente ilegitima, y no por el concurso, ya que festejamos que se hagan concursos, sino por la forma, y que incluso podría dar lugar a juicios y denuncias por discriminación.

Empleados de la secretaria de justicia, y del ministerio de gobierno en general, están hartos de los manejos discrecionales de la super ministra y sus laderos, y mientras todo se cae a pedazos, ambas publican “reuniones de trabajo” o “visitas” en las redes sociales.

Es evidente que el hecho de que este portal no se acobarde ante las presiones políticas o juicios llevados adelante por funcionarios del gobierno de Entre Ríos, alienta a los trabajadores a contar sus realidades.

Nosotros seguimos comprometidos y dispuestos a contar las realidades y problemas de los entrerrianos, a darle voz a quienes lo necesitan, mientras la política provincial sigue pasando por las redes sociales.

1 comentario

Benemerito 10 septiembre, 2021 at 9:15 am

Más allá de todo lo otro, no hay un lugar de nadie, si lo quiere defender que sea en igualdad de condiciones.

Responder

Dejar Comentario