El Gobierno imprimirá un billete de $2000

Lo anunció el BCRA en un contexto de alta inflación. Durante el 2022 se aceleró la emisión de los de $1000, cuya cantidad creció un 85%.

El 2022 estuvo marcado por la aceleración de precios que se vio reflejada, entre otras cosas, en la pérdida de poder de compra de los billetes y la necesidad de contar con los papeles de mayor valor para hacer frente a las necesidades monetarias. De hecho, en los últimos años, se pusieron en circulación cada vez más papeles y de los más altos. Un dato: la cantidad de billetes de $1000, hoy el de mayor denominación, creció un 85% en el último año.

En este contexto, el Gobierno confirmó que imprimirá un billete de $2000 con las imágenes Cecilia Grierson y Ramón Carrillo. También se evalúa lanzar uno de $5000. Sin embargo, la llegada de este nuevo papel a la calle no será inmediata y, al menos hasta el segundo semestre -según estimaciones oficiales- la circulación de billetes permanecerá igual.

Cuántos billetes circulan por la Argentina

Hasta fines de diciembre de 2022, se registraron 8064,6 millones de billetes y 9738,6 millones de monedas en la Argentina. En el caso de las monedas, la cantidad se mantuvo relativamente estable, ya que hace un año había 9709,2 millones, en 2020 había 9388,7 millones y en 2019 casi llegaban a 9000 millones.

Pero los billetes sí se incrementaron, ya que la circulación total pasó de 6959,6 millones en 2020 a 7379,2 millones en 2021 hasta llegar a los 8064,6 millones que había al cierre de 2022.

Del total de los papeles que se encuentran por las calles, 489,2 millones son de $10; 407,3 millones son de $20; 191,4 millones son de $50; 2055,80 millones son de $100; 487,7 millones son de $200; 1346,7 millones son de $500 y 3086,5 millones son de $1000.

Según datos del Banco Central (BCRA), de los billetes en circulación38,3% son de $1000 –3086,5 millones-. Si se compara con un año antes, había 1667,9 millones de billetes de $1000, es decir, que salieron a la calle un 85% más de papeles de la más alta denominación. Incluso, la cantidad de billetes de $1000 se aceleró en el último mes del 2002, cuando pasaron de 2427,5 millones de billetes a 3086,5 millones.

En el caso del de $500, el segundo de mayor valor, pasó de 1273,7 millones a fines de 2021 a 1346,7 millones un año después. Esto es, que aumentaron apenas un 5,73%.

Inversa es la situación de los billetes de $200 y $100, cuya circulación comenzó a descender en el último año. En el caso de los de $200, pasaron de 497 millones en diciembre de 2021 a 487,7 millones 12 meses después; mientras que los de $100 pasaron en un año de 2565,9 millones a 2055,8 millones, por lo que tuvieron una reducción casi del 20%.

Un caso particular es el del billete de $5, que comenzó el 2022 con 347,4 millones de papeles en la calle, pero para junio registró 198,7 millones y luego salió completamente de circulación.

Lo que sucede es que ante la aceleración de la inflación, se necesitan billetes cada vez más grandes para hacerse de ciertos bienes, o dicho de otro modo, con los billetes disponibles se puede comprar cada vez menos y los billetes de menor denominación pierden su poder de compra.

Además, fue tal la demanda de billetes requerida en 2022 que la Casa de la Moneda, hizo dos subcontrataciones a la Casa de Moneda de Brasil y a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España para importar billetes e intentar saldar la necesidad de efectivo.

De Brasil se recibieron más de 257 millones de billetes, para los que se pagaron más de $3051 millones, y de España llegaron 69 millones de billetes, que costaron más de $638 millones.

Esta situación abrió un debate en relación con la necesidad de emitir billetes de mayor denominación, algo que, según los especialistas del sector, abarataría los costos de impresión y evitaría el problema de la acumulación física de pesos que valen cada vez menos. “Ya no hay donde carajo meter todos estos papelitos que hay hoy”, admitió una fuente oficial bajo reserva antes de que el BCRA confirme que finalmente saldrán a la calle los billetes de $2000.

1 comentario

Antonio Luis Rivera 3 febrero, 2023 at 11:59 pm

Como dijo el gran filósofo John Keynes
„Si el Tesoro Público llenará botellas con billetes y las enterrara… y dejará a la empresa privada… extraer los billetes de nuevo… no habría más desempleo… aumentaría el ingreso real de la comunidad y su riqueza.“ —

Responder

Dejar Comentario