El PJ se impone en las PASO pero se complica en octubre.

Compartir:

Diez tirando del carro

Una ardua tarea tendrán Bordet y compañía para contener a los votantes del PJ en las generales.

Queda menos de un mes para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que definirán el 13 de agosto a los candidatos que competirán en octubre por las cinco bancas que debe renovar Entre Ríos en la Cámara de Diputados de la Nación.

En ese contexto, Cambiemos venía hace unos meses con todo encaminado para imponerse ampliamente y las encuestas eran lapidarias para el oficialismo provincial. La diferencia era de entre 10 y 12 puntos a favor del macrismo, pero ocurrieron dos hechos clave para equilibrar la balanza.

Por un lado, la causa judicial que estalló en Paraná cuando la Policía Federal desbarató a una banda de narcotraficantes con supuestas vinculaciones con funcionarios municipales y hasta con el intendente Sergio Varisco.

Indudablemente, la capital provincial es una caja de resonancia en lo político y los acontecimientos que allí ocurren repercuten en los departamentos aledaños y en el resto de la provincia. El efecto de ello se vio en 2015, cuando la amplia diferencia de votos a favor de Varisco por sobre Blanca Osuna hizo peligrar el triunfo de Gustavo Bordet en la provincia.

El hoy intendente se convirtió entonces en el gran elector, traccionando una gran cantidad de votos para Cambiemos pero hoy la situación ha cambiado totalmente: la nota es que actualmente en las cuatro seccionales del centro de la ciudad, donde el radicalismo y Cambiemos tenían mayor diferencia, ha caído más de 10 puntos la intención de voto del frente que es oficialismo a nivel nacional.

Más allá de que el juez Leandro Ríos, a cargo de la causa del narcotráfico, decidiera no imputar a Varisco y a sus funcionarios, en la opinión pública de la capital provincial queda una duda que hace que el intendente no escape a la condena social.

Esta situación empañó la imagen del intendente, por lo que el gran elector de 2015 perdió enorme terreno y en los lugares en los que el radicalismo y Cambiemos se hicieron fuertes se achicó la diferencia abrumadora sobre el justicialismo.

El otro hecho que marcará estas primarias, inédito en la provincia, es que dentro del Partido Justicialista se presentaron 10 listas, demostrando el descontento con la actitud del gobernador Gustavo Bordet y con la lista oficial.

Esto en principio fue calificado por algunos voceros oficialistas como un hecho negativo porque consideraron que no acataron y acompañaron a la lista oficial, pero este hecho hoy beneficiaría a los intereses del gobierno provincial.

Eso generará un gran movimiento en la estructura partidaria del justicialismo, lo que posibilitará que el PJ en conjunto se imponga en las PASO, con el triunfo de la lista 2, denominada Frente Somos Entre Ríos, promovida por el presidente del partido y proclamado conductor del justicialismo.

En Paraná contribuirán con votos las listas que encabezan Jorge Barreto, Tania Acebal, Gerardo González, Sebastián Miccelli y Miguel Ángel Pignolo. En tanto que en Concordia el aporte para que se imponga el justicialismo llegará desde la nómina que lleva a Augusto Alasino al frente y la que integra Nildo ‘Chiqui’ Cuello, que sumarán una buena cantidad de votos de los peronistas enojados con los Cresto, principalmente con Juan Carlos, ‘Calucho’.

La lista de Mario Angelini, que integra Cuello, también hará su aporte en Uruguay, donde cuenta con el apoyo del sector del intendente Eduardo Lauritto, y sumará muchos votos para un triunfo holgado del PJ. Más allá de eso y de la participación de la lista que lidera el también uruguayense Manuel Castagnola, el ex ministro pone un huevo en cada canasta y en su departamento, por decreto, se impondrá la lista 2.

Estas 10 listas, más el aporte para la Lista 2 del ex gobernador Jorge Busti, de Gustavo Zavallo y del massismo, principalmente en el sector de los trabajadores públicos, van a empujar para que el PJ se imponga en las PASO, aunque las mediciones dicen que los números no se sostendrían en octubre porque quienes acompañen a las listas rebeldes no se inclinarían por la lista 2 en las generales.

Es por eso que el gran desafío de Bordet y compañía será que los votos que sumen las 10 listas del justicialismo en agosto vayan en octubre para la lista 2, que encabeza el hoy diputado provincial Juan José Bahillo, una figura desconocida en Paraná, acompañado por Mayda Cresto, Gustavo Zavallo, Carolina Gaillard y Claudia Gieco.

Cambiemos por su parte lleva tres listas, con el radicalismo como pilar, con una menor capacidad de tracción y estructura con respecto al Partido Justicialista.

El ex senador Atilio Benedetti encabeza la lista que representa al oficialismo nacional, cuya conformación generó conflictos con diferentes sectores, principalmente el de los intendentes, a pesar de que afirman que van a trabajar por esta nómina.

Otro sector que tuvo sus reparos con respecto a la lista de Benedetti es el de Varisco y algunos consideran que el tema del narcotráfico fue descubierto por el gobierno nacional, encarnado en Patricia Bullrich, para sacarlo de la carrera de las legislativas e impedir que su hija integre la lista, y también para limar sus aspiraciones hacia 2019.

Más allá de eso, la actitud genuflexa del intendente para con el gobierno nacional hace que otros supongan que fue el mismo Roeglio Frigerio el que lo salvó de caer ante la Justicia para contenerlo dentro de Cambiemos.

Además, Alejandro Carbó y Gracia Jaroslavsky harán su aporte en Paraná. La ex diputada nacional lleva en su lista a Fernanda Tardelli, hija del histórico dirigente Antonio ‘Cuco’ Tardelli, que seguramente generará un acompañamiento importante del radicalismo.

Así dadas las cosas, queda por saber qué destino tendrán los votos que Cambiemos y Varisco perdieron en Paraná, que significan un caudal electoral importante que buscarán conquistar las fuerzas políticas en estas PASO, con el gran desafío de mantenerlo en octubre.

Principalmente quien tendrá una ardua tarea es el gobernador Bordet y los armadores de la lista 2, que deberán tratar de contener en octubre a los votantes del justicialismo que acompañen en las PASO a las listas en su rebeldía de enfrentar al aparato oficial.

Compartir:

Dejar Comentario