Benedetti y Frigerio dejaron de lado a Varisco y festejaron en Gualeguaychú, el preanuncio del divorcio para 2019.

Compartir:

Una fiesta con globos y sin la marcha radical

Mientras Benedetti hacía un histórico festejo fuera de Paraná con baile al ritmo del “sí se puede”, Varisco solo con sus funcionarios y algunos dirigentes radicales, se juntaron en la sede del partido radical.

A pesar de que se preveía el triunfo en la provincia y de que Paraná aportó 30 mil votos de diferencia, los candidatos se despegaron del intendente.

Este domingo el frente Cambiemos obtuvo una amplia victoria por sobre el justicialismo en toda la provincia, algo que se preveía teniendo en cuenta el resultado de las PASO, aunque no con esta diferencia.

Los puntos destacados fueron el ajustado e histórico triunfo en Concordia, festejado por el propio Rogelio Frigerio, quien votó en Villa Paranacito, la holgada diferencia en Paraná por más de 30.000 votos, y la aplastante ventaja en Gualeguaychú.

Fue justamente esa la ciudad elegida por los representantes de Cambiemos para festejar la victoria en Entre Ríos.

Se trata de algo histórico porque siempre el radicalismo celebró sus logros provinciales en Paraná, que en esta oportunidad aportó una diferencia de 30 mil votos, y también Atilio Benedetti cada vez que fue candidato esperó los resultados en la capital.

Además, de antemano en Cambiemos preveían que lograrían mantener la victoria de las PASO, aunque quizás no esperaban esta diferencia, por lo que la elección de Gualeguaychú como lugar de festejo resulta llamativa.

En la sede de la UCR de la capital provincial quedó el intendente, Sergio Varisco, a la cabeza de un pequeño festejo en el que congregó a sus funcionarios, a algunos correligionarios locales, y el senador Raymundo Kisser, pero todos atentos a las palabras de los flamantes diputados electos y de lo que ocurría en Gualeguaychú.

En la mañana del domingo, luego de votar en Larroque, Atilio Benedetti había anunciado a este medio que el bunker de Cambiemos para esperar los resultados estaría en Gualeguaychú, “para hacer federalismo dentro de la provincia”.

Sin embargo, más allá del argumento contra el centralismo, queda claro que lo que se buscó evitar fue que Varisco apareciera en las fotos de los festejos con los legisladores electos y quedar pegados con el intendente, dando a entender que Frigerio y el resto no lo tendrán en cuenta para 2019.

El ministro del Interior y su grupo consideran que pueden llegar a ganar Paraná sin la necesidad de un candidato radical, y por eso concretaron el divorcio de Varisco.

Una de las que pasó temprano a saludar por el comité fue la viceintendenta, Josefina Etienot, una de las figuras del PRO en Paraná, pero luego viajó a la costa del Uruguay y se unió a los festejos oficiales junto a Benedetti y el resto.

Mientras se dirigía a los presentes, Benedetti definió a Gualeguaychú como “la cuna de Cambiemos”, ya que allí se desarrolló en 2015 la convención nacional radical que aprobó la alianza con el PRO, que terminó llevando a Mauricio Macri a la presidencia.

Aunque la lista de Cambiemos está encabezada por un radical y que el apoyo, la estructura y el acompañamiento de la UCR y sus intendentes y dirigentes, en la celebración de anoche se omitió nombrar al centenario partido y ni siquiera se cantó la marcha radical.

En cambio, con un estilo delineado por los estrategas de campaña y los analistas de márketing del PRO, al finalizar su discurso, Benedetti entonó el clásico “sí se puede” macrista y por primera vez, a pesar de haber tenido muchas candidaturas encima, bailó al ritmo del coro.

También se sumaron el resto de los integrantes de la lista: Alicia Fregonese, que obtuvo una banca al igual que Jorge Lacoste, y Mario Toller, quien hasta último momento aspiró a entrar al congreso, algo que finalmente logró arañando la segunda candidata del justicialismo, Mayda Cresto.

Además se vio a la diputada nacional Yanina Gayol, al diputado provincial Sergio Kneeteman, y al senador nacional Alfredo De Angeli, entre otros, encabezando el trencito y bailando entre los globos, otra marca registrada del PRO, eufóricos por el triunfo, aunque algunos también comentan que la alegría era por la ausencia de Varisco.

Por otra parte, en los discursos, tanto Benedetti como Frigerio cuando fue consultado en Buenos Aires, destacaron la relevancia del triunfo en Concordia, un histórico bastión peronista, en el que la oposición provincial se impuso por casi 3.000 votos.

Durante los festejos, Cambiemos fijó posición con respecto a la figura de Sergio Varisco y su futuro, dejando en claro que el divorcio para 2019 entre el intendente y los globos amarillos, es un hecho.

Compartir:

Dejar Comentario