Denuncian irregularidades del Programa del Ministerio de Desarrollo Social “Los Gurises van a la cancha”.

Las responsabilidades excederían el marco de la seguridad en el estadio

Las palabras de la ministra Stratta responsabilizando a la Policía y a Patronato generaron un revuelo en su ministerio y trasciende que la actividad no contaría con la aprobación legal ni del Gobernador ni de la Ministra.

El lamentable y repudiable hecho protagonizado por algunos integrantes de la barra brava del Club Atlético Patronato que agredieron duramente a un grupo de menores de edad, algunos padres y docentes de la Escuelita de Futbol Deportivo Strobel, hizo trascender una grave irregularidad que se estaría suscitando con el Programa “Los Gurises van a la cancha” enmarcado en el Ministerio de Desarrollo Social que conduce Laura Stratta.

Una ministra que en horas de esta mañana responsabilizó a la Policía y a la institución deportivo por lo sucedido, al decir «estas instituciones que tienen que resguardar la seguridad tienen que sacar de sus clubes a estos personajes tan violentos que hacen que la gente se alejen de la cancha».

Dichas palabras generaron un gran revuelo en el propio ministerio que conduce Stratta, comentándose la “liviandad” de las declaraciones de la ministra, cuando existe una grave irregularidad con el programa que lleva menores a las canchas que hoy las autoridades provinciales decidieron suspender.

Según trascendió, la actividad enmarcada dentro del ministerio de desarrollo social dentro de la subsecretaria de familia de la cartera no estaría habilitado o autorizado por ninguna normativa provincial.

Un Programa que, como todos, debe necesariamente contar con el respectivo decreto suscripto por el gobernador y por la titular del ministerio del cual depende.

Sin embargo, por razones que se desconocen, el programa que hoy está en boca de todos por el lamentable hecho de violencia, no aparecería suscripto ni por el gobernador Bordet, ni por la ministra Stratta.

Tal es así que, los comentarios del quinto piso del edificio del CGE donde funciona el misterio, indican que si bien en algún momento ingresó un “borrador” del programa, el mismo nunca se aprobó.

Una anomalía que asoma luego de tenerse que lamentar un penoso episodio de violencia y que de constatarse seguramente se sumara al proceso de investigación que se está realizando, ya que se desbarata el marco de institucionalidad que se le otorgó a la presencia de los niños en el estadio.

Una irregularidad que necesariamente abre varios interrogantes sobre las partidas presupuestarias que se destinan al Programa, ya que si no existe un decreto suscripto por el gobernador y la ministra de la cartera, que lo ejecuta, las preguntas apuntan al origen del dinero para la adquisición de entradas, viáticos de los chicos, los docentes y sus padres como también seguros para el caso de accidentes.

Un hecho gravísimo no solo porque que existen fondos públicos comprometidos si no, y más grave aún, porque tiene protagonistas menores de edad.

Un programa que ahora es puesto en tela de juicio y que ya lleva varios los años dentro de la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, es mas es ofrecido en la página oficial de la cartera, algo que la propia ministra confirmó hoy al exigir responsables manifestándose “muy sorprendida porque el programa que genera la presencia de los chicos en los partidos de primera se viene desarrollando ya hace varios años”.

Indudablemente, de constatarse la grave irregularidad denunciada, las responsabilidades por lo acontecido en el Club de primera división deberán exceder el marco de la seguridad en el estadio.

Dejar Comentario