Otra grave denuncia contra “La Evita”: los beneficiarios de los planes sociales, los “criados” de sus referentes

Compartir:

La explotación laboral de los beneficiarios de planes sociales, una gravísima irregularidad que se trasluce en el lanzamiento de una agrupación bordetista bajo las miradas de la ministra Stratta, la senadora Kunath, la candidata a senadora nacional, Cora e incluso una altísima magistrada que fue reconocida por su trayectoria como militante.

Un importante encuentro se desarrolló el martes pasado en la capital provincial. El motivo fue la presentación de una nueva agrupación política del peronismo de la capital entrerriana.

Un grupo incipiente de mujeres con residencia en la ciudad que han denominado a su espacio como “MU.DI.ER”, “Movimiento de Mujeres Dirigentes de Entre Ríos” y que tiene como referentes a varias integrantes de “Mujeres de Bordet”.

Entre ellas, la directora de educación primaria de la provincia y perteneciente al sector de las mujeres de Bordet, Rosana Castro, por el espacio del FEF de Jorge Busti, su hija Florencia Busti y la funcionaria provincial Subsecretaría de Prevención y Capacitación de la secretaria de lucha contra adicciones del Ministerio de Salud, Sandra Balla de Cislaghi.

Organizadoras del Encuentro

El encuentro peronista se desarrolló en UTEDIC, por la noche del martes, con cena y varias funcionarias provinciales importantes asistieron, no era para menos, también serían reconocidas por las organizadoras por su trayectoria como militantes.

La ministra de desarrollo social, Laura Stratta, la de salud, Sonia Velázquez, la senadora nacional, Sigrid Kunath, la concejal y candidata a senadora nacional, Stefanía Cora, la ex diputada nacional, Cristina Cremer y la intendenta de Feliciano, Silvia “Nené” Moreno fueron algunas de las dirigentes peronistas destacadas en el lanzamiento.

Pero sin dudas la presencia que más llamó la atención de la actividad peronista fue la de la vocal del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Entre Ríos, Dra., Susana Medina de Risso.

La alta magistrada, como se puede apreciar de las fotografías, con un diploma y obsequio, también fue agasajada y reconocida por su trayectoria como militante.

La repercusión de la fotografía de la jueza fue fuerte en las redes sociales, varios fueron los comentarios haciendo alusión a cierto rechazo por su presencia en una actividad política.

Más allá del pasado político conocido de muchos de los magistrados, entre los argumentos de la polémica el más escuchado fue la independencia que debe guardar la Justicia y el impedimento existente en la ley orgánica del Poder Judicial que establece la prohibición de la participación activa en política y lo sanciona.

Sin embargo esta no fue la única repercusión de la presencia de la magistrada en la actividad, mucho más fuerte fue la polémica por la persona de la cual recibió la premiación.

No se sabe si la jueza desconocía la situación judicial o si conociéndola igual fue a la premiación, pero lo cierto es que la misma recibió el agasajo por su trayectoria militante de manos de una de las referentes de la organización social sobre las cuales recaen serias sospechadas de porcentajes mensuales del dinero que reciben los beneficiarios de los planes sociales y de la comercialización de los alimentos que deben ser destinados a los más humildes.

Premiación a la magistrada

Se trata de Sandra Balla de Cislaghi, funcionaria provincial del Ministerio de Salud y referente junto a su marido, también funcionario provincial, Gustavo Cislaghi, del Movimiento Evita que colidera el coordinador de la secretaria general de la gobernación, Emiliano Gómez Tatau.

Balla, Cislaghi y Gomez Tatau son los sindicados como responsables, al conducir la agrupación, del desmanejo con los planes sociales y la entrega de alimentos, tres apellidos que investiga profusamente la Justicia entrerriana.

En estas últimas semanas graves fueron las denuncias que recayeron sobre la organización, de la cual depende la CTEP, organización dentro de la organización.

La  quita mensual de los haberes de los beneficiarios de los planes, y la comercialización de alimentos, constituyen los hechos posiblemente delictivos denunciados.

Una muestra de dicha comercialización fue publicada este miércoles por este Portal, dando cuenta de la venta de los productos que conforman los módulos alimentarios a través de las redes sociales.

La maniobra no hace más que desnudar la impunidad y la inmunidad o complicidad de las autoridades con la que cuenta los autores de estos hechos que indignan, ya que se trata de la obtención de lucro a costa del hambre de la gente.

Lo grave de la situación es que varios de estos productos comercializados en Facebook coinciden en cuanto a marcas y demás descripciones con la mercadería adquirida por el Estado Provincial para destinar a las personas en situación de vulnerabilidad de Entre Ríos.

Y no solamente eso. El pasado mes, luego de una grave denuncia proveniente de los vecinos del Barrio San Agustín enviada a este Portal dando cuenta de la existencia de una gran cantidad de alimentos en un precario inmueble de calle Stearns vinculado al Movimiento Evita y/o CTEP.

La gran preocupación de los vecinos no solo consistió en la justificación de los alimentos en el lugar, no entendían porque y en calidad de qué la organización posee los productos, sino también porque las instalaciones no cumplían con ninguna de las condiciones de salubridad e higiene para almacenarlos.

Otra muestra de la complicidad o inmunidad sin dudas la representó la respuesta política de la ministra Stratta a un pedido de informes ciudadano, no precisando y evadiendo dar respuestas sobre el destino de los 62.500 módulos alimentarios que el Gobierno provincial adquirió en diciembre del 2018 para afrontar las necesidades de los más humildes durante el 2019.

No pasaron 6 meses del presente año y las denuncias sobre faltantes de alimentos por parte del ministerio de Stratta fueron constantes, todas hablan de lo mismo, la gente va a pedir alimentos y los funcionarios del ministerio responden que no hay o que están incompletos y que no hay dinero para adquirir más.

Una ministra que, a pesar de las denuncias y sabiendo quienes son los responsables o referentes de la organización social sospechada, es más, habiéndole otorgado importantes sumas de fondos públicos en conceptos de aportes como también alimentos, no escatima en mostrarse con los mismos e incluso enarbolar la bandera de la agrupación política denunciada por lucrar con el hambre de la gente.

La única lectura posible es la complicidad.

No fue la única apostilla que dejó el encuentro de mujeres peronistas, desprendiéndose otra grave denuncia contra el Movimiento Evita en relación a los mozos y mozas dispuestos para la atención de las agasajadas en UTEDIC.

Según precisaron a este Portal, el grupo de jóvenes dispuestos se trataría de beneficiarios de planes sociales gestionados y otorgados por Balla de Cislaghi y Gomez Tatau, vale decir, el otorgamiento del plan habilitaría a los mencionados a servirse de los beneficiarios para utilizarlos en los que los mismos dispongan.

En otras palabras, según las denuncias, los jóvenes fueron utilizados, en este caso por una de las referentes del Movimiento Evita  para servir las mesas donde se sentaron las funcionarias mencionadas y militantes sociales y barriales de Paraná.

Podría pensarse que se trata de una changa que benevolentemente les otorgaron a los beneficiarios, sin embargo los denunciantes aseguran que por dicho trabajo los jóvenes no cobraron nada, el solo hecho de percibir un plan gestionado por “La Evita” ya los obligaría a ejecutar las actividades que ordenan los referentes, sino, pierden el plan.

Se trata ni más ni menos que una grave denuncia de explotación laboral, o de abuso por parte de los referentes de la organización, ya que el trabajo o las actividades que los mismos deben cumplir en ningún de los casos debe representar un lucro para los dirigentes.

Un nuevo caso de lucro o de obtención de beneficios personales a costa de los pobres que recae sobre el Movimiento Evita, en esta oportunidad, cometido con total impunidad y ante la mirada de importantes funcionarias incluso de una altísima magistrada del Superior Tribunal.

Es más, aquellos denunciantes sostienen que esta no es la primera ni la única vez que se los expone a los beneficiarios a este tipo de situaciones irregulares, siendo varias las voces  que aseguran que los beneficiarios de los planes, en todos los casos personas muy humildes, son utilizados incluso para cumplimentar las tareas domésticas  en las propiedades de los referentes de la organización.

Otra denuncia gravísima que recae sobre el Movimiento Evita que co-conducen Balla de Cislaghi y Gómez Tatau, ambos funcionarios provinciales que agravaría enormemente la situación judicial de estos dirigentes que actualmente son investigados por la Justicia por el desmanejo de los alimentos.

Una gravísima irregularidad que desnuda la explotación laboral de los beneficiarios de planes sociales cometidos en presencia de importantes funcionarias provinciales  e incluso de una importante magistrada de la provincia, dejando manifiesto el grado de impunidad y de complicidad con las autoridades de los referentes de la organización social.

Compartir:

2 comentarios

La Negri 9 agosto, 2019 at 3:19 pm

Vergonzozo e indignante. Lacras, el domingo recibiran su castigo

Responder
teresa 12 agosto, 2019 at 2:06 pm

Dichosos tiempos aquellos en los que el PODER JUCICIAL era independiente de lo político partidario

Responder

Dejar Comentario