Froidevaux, con el traje puesto para asumir como ministro de Desarrollo Social

Compartir:

Stratta está complicada para dejar a Isa Castagnino y a su secretario y mano derecha.

La actual ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta, asumirá el próximo 10 de diciembre la vicegobernación de la provincia y su sucesión ya desató una carrera para ocupar el cargo que quedará vacante.

La ministra aspira a dejar gente de su confianza en el puesto que ocupa desde diciembre de 2015, cuando el gobernador Gustavo Bordet le confió el ministerio, pero una seguidilla de sucesos salpica su gestión al mando de la cartera encargada de la ayuda social y complican el panorama de sus alfiles.

Sin dudas, quien hoy está más alejada de la posibilidad de llegar a Desarrollo Social es la concejal y ex candidata a intendente de Victoria, Isabel Castagnino, principal alfil de Stratta, cuyo nombre aparece en el procesamiento del sindicalista portuario Herme Juárez por lavado de activos.

Según el juez de la causa, uno de los mecanismos utilizados por Juárez para lavar dinero eran los aportes de campaña en su ciudad natal, Victoria, en este caso destinados a la candidatura a la intendencia.

Es por eso que Castagnino, según comentan en la localidad, habría recibido la orden de bajar totalmente su perfil hasta que el escándalo se acalle y de no hacer declaraciones a la prensa para no comprometer a nadie.

Aunque en el PJ Victoria sostienen que la ex candidata es el chivo expiatorio, que ni siquiera sabía de dónde provenían los fondos para su campaña y que respondía a órdenes de más arriba, lo concreto es que su vinculación con una causa, en la que seguramente deberá ir a declarar, que tuvo fuerte repercusión a nivel nacional la aleja del ministerio de Desarrollo Social.

Ese panorama cambia los planes de la ministra, ya que según la propia Castagnino, Stratta le había confirmado que ocuparía un cargo en Paraná a partir de diciembre de este año, y todo hacía suponer que sería la titularidad de la cartera, siguiendo los pasos de su jefa política, que llegó al ministerio tras perder la intendencia.

También aparece el nombre de un tapado del sector de la ministra. Se trata de Roberto Cabezas, secretario de la funcionaria y uno de sus mayores confidentes.

El secretario es reconocido por los colaboradores como uno de los más capaces y sería también uno de los de mayor confianza de la ministra y el encargado de calmarla cuando los nervios la desbordan, según sostienen.

En los pasillos del ministerio se comenta que Cabezas es el número puesto de la ministra, pero también tiene aspiraciones el actual secretario de gestión de la cartera, Leonardo Centurión.

Los allegados al funcionario suponen que él cuenta con la confianza de Stratta y que tendría el aval para seguir en el ministerio e incluso aspirar a dirigirlo.

Sin embargo, desde el sector de la ministra no lo ven así y afirman que ella mantiene a la figura de Centurión oculta y que no participa de las decisiones más importantes de la cartera, algo que sí haría Cabezas.

Mientras el ex funcionario municipal opera para quedarse en su cargo y hasta pretende llegar más alto, los cercanos a Stratta saben que el ex funcionario municipal solo está para entregar ayudas y módulos, por lo que ven lejana la posibilidad de que sea el próximo ministro.

Más allá de las intenciones de Stratta, las irregularidades que la rodean, tanto en la cartera que conduce como en su ciudad natal, licuaron su poder y complican su posibilidad de determinar a su propio sucesor.

Si bien el nombre de la vicegobernadora electa no apareció en el procesamiento de Herme Juárez, en la ciudad de las Siete Colinas se afirma que no está alejada políticamente del hecho, ya que es la presidenta del Partido Justicialista en una localidad en la que se habrían recibido dineros sucios para la campaña.

En ese marco aparece el nombre de Julián Froidevaux, actual secretario de Derechos Humanos de la provincia, que es quien ya considera cerrada la operación y tiene el viste bueno  para llegar a la cima de Desarrollo Social.

En su sector, los Descamisados, critican y cargan contra la figura de Centurión, ya que saben que Stratta no va a protegerlo ni impulsarlo, y entienden las complicaciones de Castagnino y de Cabezas.

Es por eso que la semana pasada, Froidevaux y su gente organizaron el encuentro de la ministra con el diputado nacional Daniel Arroyo, que suena fuerte como ministro de desarrollo de Alberto Fernández, impulsor de la ley de emergencia alimentaria.

Esa reunión se enmarca en la operación que el sector del joven funcionario realiza en Buenos Aires para convertirlo en el próximo ministro, y se muestran confiados con esa posibilidad.

Froidevaux es el ex yerno de la candidata a diputada nacional Blanca Osuna, y aunque su relación política estaría rota, resta saber si la ex intendenta lo va a apoyar o vetar porque es conocida su fuerte relación con Cristina Kirchner.

Desde el sector de Descamisados aseguran que Froidevaux tiene todo acordado para ser el próximo titular de la cartera. Mientras crece la figura del secretario de Derechos Humanos, la de la ministra cae.

La investigación en curso por la retención de módulos alimentarios en un precario galpón en el barrio San Agustín, que incluyó un allanamiento que constató la irregularidad, y la megacausa por los dineros sucios de Herme Juárez, salpican políticamente a Laura Stratta.

Más allá de eso, la figura de la ministra ya estaba desgastada en su ciudad natal, en donde fue candidata a intendenta en 2015 y perdió, y donde también cayeron sus alfiles en junio de este año, cuando la funcionaria provincial puso a consideración de su pueblo su gestión.

En la dirigencia victoriense no cayó bien que la presidenta del Partido Justicialista local designara gente de su confianza en cuanta entidad provincial hay en la localidad, como Vialidad, la dirección de Rentas, registro de la propiedad, el Casino, el consejo del menor, educación, el hospital público y hasta en la cárcel.

A pesar de haber designado a su gusto y paladar funcionarios y contratos, Stratta nunca pudo ganar una elección en su ciudad natal, y perdió la intendencia y la senaduría este año cuando plebiscitaba su gestión a nivel provincial.

Durante la gobernación de Sergio Urribarri, la actual ministra fue referente provincial del Programa Banco Popular de la Buena Fe, dependiente de la Nación, y en 2011 fue electa diputada provincial.

Desde la legislatura, ocupó la presidencia ad honorem del Instituto Becario provincial, en donde protagonizó un fuerte enfrentamiento con Mayda Cresto, y participaba activamente en las decisiones del ministerio que hoy ocupa, que en ese momento era conducido por Carlos Ramos.

A pesar del poder que acumuló la futura vicegobernadora en estos años en la gestión pública y más allá de su corta edad, su figura se ha desgastado políticamente a una velocidad enorme.

Prueba de ello son los resultados electorales adversos que ha cosechado en su localidad cada vez que su nombre o el de sus alfiles aparecieron en la boleta, lo que evidencia que la gente y la dirigencia de su propia ciudad le da la espalda.

Así las cosas, Stratta afronta dificultades para designar como su sucesores al binomio Castagnino-Cabezas, de su confianza, ya que a la ex candidata a intendenta a quien le ordenaron no hablar y desaparecer para no complicar a nadie y difícilmente pueda concretar sus aspiraciones de llegar a Paraná, como le había prometido su jefa política.

Con este panorama, Julián Froidevaux opera en Buenos Aires y según comentan ya tiene acordado ser el próximo ministro de Desarrollo Social de la provincia.

Compartir:

5 comentarios

RAMON 12 septiembre, 2019 at 8:47 pm

ES UNA JODA ESTO?? POR FAVOR, PAIS GENEROSO, SE NOS VA A ACABAR LA PACIENCIA MUCHACHOS NO JODAN MAS

Responder
tato 13 septiembre, 2019 at 7:47 am

SI ES UN CHISTE, ESTA MUY BUENO!!!!

Responder
SIMPLE 13 septiembre, 2019 at 7:51 am

CUANDO VAMOS A PONER UN FUNCIONARIO PERONISTA. CANSADOS DE PARACAIDISTAS, ARRIBISTAS Y VENTAJISTAS. BREGUEMOS POR UN PERONISTA DE PURA CEPA CON SENSIBILIDAD PERONISTA Y QUE NECESITE DEL PECULIO

Responder
Militancia 13 septiembre, 2019 at 9:44 am

Un groso DEFRAUDOR, siempre Cagando a los conpañeros y haciendo todo solo a espalda de todos, se caga en su propia gente y solo asegura su quintita y las de sus amigos, juncho y sofi.
Asco Traidores de la Desca siempre lo mismo.

Responder
Carlitos 15 septiembre, 2019 at 5:12 pm

Uds saben quien es Roberto Cabeza? In invento graciela Bar concejal actual de Victoria Roberto y Laura eran secretarios con grandes sueldos en la camara de senadores nacional cuando Bar era lesgiladora es por eso que Laura llevo de concejal a Bar para devolver favores obviamente esos favores son con sueldos altisimo y Roberto se vino cuando con adcripcion para Entre Rios pero cobra como empleado de la camara de senadores nacional y aca tiene contratos como secretario de la ministra y es mano derecha quien maneja y destina subcidios y alimentos que dicho sea de paso no reparten

Responder

Dejar Comentario