Nada es gratis en Vialidad: el multimillonario negocio de la balanza

Compartir:

Las denuncias hablan de cuantiosos arreglos económicos entre importantes funcionarios y empresarios para que el organismo libere rutas provinciales aunque del sector de Benítez dicen que las instrucciones vienen desde arriba.

Una muy grave denuncia llegó a la redacción de este Portal, la misma no solo involucra a las autoridades de la Dirección Provincial de Vialidad sino también al gobernador Gustavo Bordet.

En la misma se desnuda el negocio multimillonario del organismo de los caminos con las balanzas que se disponen en las rutas provinciales para evitar los daños que provocan el sobrepeso.

Es sabido que dichas basculas permiten determinar si los camiones o en general el transporte pesado que circulan por los caminos entrerrianos, a lo cuales se destinan millones de pesos para pavimentar y repavimentar, presenta la carga permitida, debiéndoseles imponer una multa para el caso que estén excedidos.

El objetivo es impedir que las vías que conforman la trama vial de la provincia se destruyan, rompan, partan o fracturen por el sobrepeso, en consecuencia, prolongar la vida útil de las rutas y caminos de nuestra provincia, como así también evitar accidentes viales.

Sin embargo, en las rutas provinciales, el control de peso para evitar roturas y accidentes, no se estarían cumpliendo, hablándose de un negocio millonario detrás.

Según precisaron a este medio de comunicación, la Dirección Provincial de Vialidad adquirió 39 balanzas para ejercer los contralores en el peso del vehículo y su carga, sin embargo, desaparecieron 28, desconociéndose si las mismas fueron vendidas, robadas o simplemente extraviadas.

De las 11 que si están, llamativamente solo una se encuentra operativa, es decir, homologada para cumplir con su función.

Según indicaron a este Portal, la decisión de no homologar las máquinas para que no estén en funcionamiento fue de la propia Directora Administradora de la DPV, Alicia Benitez, aunque, en su entorno cercano, sostienen habría recibida precisas instrucciones desde arriba para dejar pasar camiones sin controles principalmente de Concordia con frutas, entre otras cosas.

Indudablemente que, solo una balanza, habilitada, trabajando a lo largo y ancho de la provincia, de por si despierta sospechas alrededor de las autoridades del organismo.

Única balanza que, de lunes a viernes, es enviada a controlar los pesos en rutas provinciales de zonas como Ibicuy, Concordia, liberándose Paraná, puntualmente,  el denominado corredor Bioceánico que incluye el Túnel Subfluvial.

Las irregularidades denunciadas son graves, ya que no solo estamos ante hechos que le producen al Estado entrerriano daños millonarios en la trama vial, sino también en el Túnel, y poniendo asimismo en serio peligro la vida de quienes circulan por las rutas donde se ausentan los controles.

Hay que tener en cuenta el gran negocio que existe detrás de la sobrecarga donde la multa mínima asciende a los 2 millones de pesos.

Lo que se indica es que existe un acuerdo entre empresarios transportistas y funcionarios viales y millones de razones para evitar la disposición de balanzas que los controlen,  es decir, para que la zona que por donde transiten se libere.

Un dato especialmente curioso: en promedio, la DPV registra solo dos multas por sobrepeso de carga por semana.

Un negocio que, según indicaron, resulta redondo para transportistas y funcionarios, ya que aumenta la capacidad de carga y, en consecuencia, de ganancias para la empresa, a cambio de un millonario canon que se llevan funcionarios.

Si la multa mínima para un camión es de 2 millones de pesos, y en el túnel por día nomas pasan más de una decena de camiones con sobrepeso, estamos hablando de 24 millones diarios de multa. Sobrepeso que pone en peligro no solo las rutas sino también la estructura del Túnel.

Hoy es conocido públicamente que existen rutas destruidas y sumarios por las irregularidades en la ejecución de las obras, pero gran parte de sus roturas son por la sobrecarga porque no están construidas para semejante peso.

Llamativamente, consciente de esto, sacando de circulación las balanzas, dejando una sola, decisión que habría tomado Benítez pero cumpliendo precisas instrucciones de arriba. La pregunta obligada es ¿quién está arriba de la funcionaria?

Instrucciones que se toman a costa de las arcas públicas y de la vida de quienes circulan por las rutas destruidas por la ausencia de controles en las cargas.

El costo del operativo se reporta en graves perjuicios, aunque no es asumido por aquellos, sino por todos los entrerrianos, a través de fondos públicos que se deben utilizar para arreglar las tramas viales totalmente destruidas por la sobrecarga y, más importante aún, vidas que se pierden por el estado de las rutas.

Es sabido que para cada kilómetro de ruta el Estado paga 25 millones de pesos. El costo de la trama es determinable, las vidas perdidas no tienen precio.

Negociado multimillonario del cual el gobernador Gustavo Bordet no puede hacerse el distraído, la denuncia es grave y seria, existe documentación que respalda el gran negocio multimillonario, que no es nuevo, pero a pesar de los cambios en la conducción del organismo vial, no solo no ha sido desterrado sino que ha crecido.

Funcionarios que terminan convirtiéndose en criminales responsables de las muertes de quienes transitan por las mismas.

 

Compartir:

1 comentario

Con carácter de urgente iniciaron una investigacion interna por el negociado de las balanzas en Vialidad - El Portal Ricardo David 30 septiembre, 2019 at 11:04 am

[…] Este Portal publicó el pasado 26 de septiembre una denuncia que llegó a esta redacción sobre los millonarios negociados que se dan en las rutas e…. […]

Responder

Dejar Comentario