Cresto, Piaggio y Bahl se cortaron solos, puentearon y dejaron sin conducción a Bordet

Compartir:

La consultora de Kueider y cía, con una inversión millonaria, hizo envejecer prematuramente a la próxima gestión del gobernador.

El oficialismo entrerriano sufrió en las elecciones generales nacionales una derrota que no estaba en los planes del gobernador y presidente del PJ, Gustavo Bordet, lo que le provocó un gran dolor de cabeza a nivel nacional y un fuerte deterioro de su conducción en la provincia.

Se aceleraron los tiempos para Bordet y la erosión y el desbande que por lógica debía sufrir en el último año de su segunda gestión, le está ocurriendo antes de empezarla, a más de cuatro años del fin de su mandato.

La consultora de Edgardo Kueider y compañía, que demandó una millonaria inversión, le aseguraba al gobernador un amplio triunfo en las elecciones, duplicando incluso el resultado de las PASO y llegando a una diferencia de 15 puntos.

No conocían o le ocultaban a Bordet que tanto su imagen como la de la gestión y los funcionarios no era la misma que en las primarias, y que la lista que el mandatario armó causó un profundo y generalizado rechazo en la gente y principalmente en el justicialismo, algo que quedó demostrado en el corte y la catastrófica e histórica derrota del 27 de octubre.

El fracaso electoral del oficialismo entrerriano provocó en el PJ nacional una reacción negativa para Bordet, que fue quien condicionó y armó la lista poniendo a sus alfiles Marcelo Casaretto y Edgardo Kueider como cabezas de las listas de diputados y senadores, respectivamente.

El primer enojo es porque, habiendo perdido un senador en Entre Ríos, más aun el representante de La Cámpora, el justicialismo pierde la mayoría automática en la Cámara Alta de la nación.

La segunda bronca es porque desde Buenos Aires no pueden entender que el Partido Justicialista haya perdido una elección por mil votos.

Es más, se comenta fuertemente que uno de los máximos referentes y con más peso de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, se le abalanzó a Bordet en el acto del domingo 27 por la noche en Buenos Aires, mientras la fórmula presidencial celebraba el triunfo. El dirigente le recriminaba duramente la derrota en la provincia al gobernador, y habría habido hasta empujones.

En el microclima no sorprendió que Bordet no fuera invitado al acto de asunción de Manzur en Tucumán junto a los principales dirigentes del kirchnerismo, y que el gobernador no se animara a salir a reconocer la derrota provincial.

Hubo rispideces entre Bordet e importantes referentes del kirchnerismo que datan de una visita de Máximo Kirchner a Paraná. En aquella oportunidad, sin representantes del gobierno provincial en el acto, el hijo de la ex presidenta criticó a quienes mandaban a votar las leyes de Macri, en clara alusión al gobernador, quien mandó a sus espadas a decir que el diputado nacional se había atrevido a mojarle la oreja.

Pero Bordet no solo perdió llegada a nivel nacional, sino que también se erosionó su poder en la provincia.

Los tres intendentes más importantes de la provincia y con mayor proyección a suceder al mandatario, buscan pista de manera personal, puenteándolo a Bordet, algo que era impensable en otro tiempo, con Jorge Busti o Sergio Urribarri al mando de la provincia. En ese entonces, nadie se hubiera animado a saltearse ese paso y  las relaciones con la nación pasaban por el gobernador.

El intendente de Concordia, Enrique Cresto, tendió puentes con Alberto Fernández a través de Santiago Cafiero, y se instaló más en Buenos Aires que en su ciudad, haciendo gala de una audacia propia de un cuadro militante, lo que lo hace peligroso para Bordet.

Martín Piaggio, de Gualeguaychú, kirchnerista de la primera hora, también hace uso de sus contactos para tener acercamientos a nivel nacional.

El intendente electo de Paraná, Adán Bahl, aunque sus principales socios políticos son anti kirchneristas y en su momento le impidieron hacer un acuerdo con Unidad Ciudadana, también intentó llegar por distintos medios.

Además de su buena relación con el ex gobernador Urribarri, Bahl recurrió al diputado nacional Juan Manuel Huss, para acercarse a Máximo Kirchner, y a través de él a Alberto y Cristina, para, no solo obtener una bendición para 2023, sino también por la difícil situación financiera e institucional del municipio que deberá gobernar por los próximos cuatro años.

Los tres principales intendentes de la provincia intentan acercarse a los Fernández, cada uno por su lado pero con el denominador común de que lo hacen lejos de Bordet.

Hoy el gobernador se encuentra en una encrucijada, ya que debe hacer cambios urgentes en su gabinete pero no se anima o no tiene quién pida las renuncias, a diferencia de sus antecesores, como Jorge Busti, que, ante una situación similar, hubiera cambiado un par de ministros para congraciarse a nivel nacional.

Hasta el momento, Bordet no ha dado indicios de cambios y la dura e impensada derrota electoral erosionó antes de tiempo su llegada a nivel nacional y su poder en la provincia. Lejos de esperar cuatro años, los principales intendentes de la provincia ya lo puentearon y coquetean con la nación dejando al gobernador de lado.

Todavía resuena a nivel nacional la pregunta de cómo puede el peronismo perder una elección por 1000 votos.

Compartir:

4 comentarios

Juancho 4 noviembre, 2019 at 11:21 am

Los legisladores que responden a Bordet, siempre votaron las leyes de Macri, incluyendo la nefasta anti jubilados del ANSES. Corre la voz de que la pérdida de legisladores fue una movida acordada con Frigerio (no sabemos qué recibió a cambio) , lo que explica la ridícula selección de sus cabezas de lista. De todas maneras, sus alcahuetes entraron, lo que lo transforma en un paria para los Fernández, lo que lamentablemente va a afectar a todos los entrerrianos, salvo que otros liderazgos se ocupen de gestionar el vínculo con las autoridades nacionales. Respecto de la gestión, nunca le importó, ni nunca trabajó, ya que dejaba las decisiones para sus manyaorejas, y le resulta indiferente quién cobre en la orgánica, mientras no le moleste sus acuerdos con otras líneas de la banda.

Responder
Oscar Medina 4 noviembre, 2019 at 11:48 am

Que buen analisis David lo felicito es tam claro siempre al informar q no quedan dudas

Responder
VICTOR 4 noviembre, 2019 at 3:22 pm

BUSTI NO TIENE NADA QUE VER CON LA DERROTA, PREGUNTO TAMBIEN ANTI K

Responder
Graciela 4 noviembre, 2019 at 9:47 pm

Excelente lo suyo sr.David

Responder

Dejar Comentario