El negocio de la pobreza: a pesar del blindaje del gobierno, la Justicia avanza en la causa de la venta de alimentos de Desarrollo Social

Compartir:

En el allanamiento al supermercado de origen chino, ordenado por el fiscal Malvasio, se tomó declaración al propietario y se secuestraron teléfonos, computadoras y demás elementos de comunicación para determinar quiénes fueron los inescrupulosos funcionarios que comercializaron los víveres que debían ir a los más necesitados.

La Justicia provincial, bajo orden del fiscal Juan Malvasio, realizó un allanamiento en un supermercado ubicado a metros de la Escuela Hogar Evita de Paraná, cuyos propietarios serían de origen chino, el pasado viernes.

El procedimiento se desarrolló en el marco de la causa que busca determinar quiénes son los responsables de la comercialización de alimentos que el ministerio de Desarrollo Social debería destinar a la ayuda social, para lo cual se destinan millones y millones de pesos.

En el operativo se encontraron y secuestraron dos vehículos cargados hasta el tope con más de 2.000 kilos de azúcar envasada y también teléfonos celulares de alta gama, computadoras y demás elementos de comunicación, que podrían llevar a la Justicia hacia los responsables del negociado con el hambre de los entrerrianos.

Además, se constató que en un depósito había miles y miles de paquetes de azúcar, escondidos detrás de botellas de aceite y tapados con un colchón, por lo que resulta evidente que el propietario del comercio conocía el origen sospechoso de los alimentos, a pesar de que fingía no estar al tanto, según comentaron fuentes de la causa.

Más allá de eso, la Justicia busca determinar quiénes son los responsables de que los alimentos destinados a paliar la durísima situación social que atraviesan los entrerrianos se desvíen en el camino y se vendan de forma ilegal en grandes cantidades.

Los paquetes de azúcar que se secuestraron tenían la leyenda de “prohibida su comercialización” borrada, al igual que otros productos comestibles que se decomisaron en un allanamiento en un supermercado en el barrio Mercantil de la capital provincial que se realizó hace un mes, que también fueron adquiridos por el Estado tanto nacional como provincial para la ayuda social.

En ambos casos, fueron los vecinos de la zona quienes denunciaron la irregular situación, al detectar que en los supermercados se vendían alimentos de las mismas marcas que los que componen los módulos alimentarios que reciben sin cargo de parte del ministerio de Desarrollo Social.

Con los elementos secuestrados, más la declaración que ya efectuó el propietario del comercio, la Justicia buscará determinar quién le vendió la mercadería a los comerciantes.

Además de constituir un ilícito porque son víveres cuya comercialización está prohibida, este inescrupuloso negociado resulta indignante porque se trata de alimentos destinados a paliar el hambre de los sectores de la sociedad que se ven más golpeados por la grave situación económica que atraviesa la provincia y el país.

El supermercado allanado el viernes se encuentra a metros de la Escuela Hogar de Paraná, en donde el gobernador Bordet y gran parte de su gabinete, entre ellos la ministra de Desarrollo Social y vicegobernadora electa, Laura Stratta, inauguraron un museo hace pocos meses.

Se trata de una zona en la que se ubican barrios muy sensibles de la capital de la provincia, en donde la crisis sacude duramente y donde la ayuda social es vital para que los vecinos puedan llevar un plato de comida a sus familias.

En medio del llamativo silencio de los funcionarios y autoridades del gobierno provincial y en medio de un blindaje mediático, la Justicia busca dar con los responsables de la comercialización ilegal de estos alimentos que, en vez de saciar el hambre de niños y familias entrerrianas, son usados para llenar los bolsillos de unos pocos desvergonzados que lucran con la pobreza ajena.

Compartir:

3 comentarios

JP 6 noviembre, 2019 at 7:55 am

Mov Evita – Ctep y funcionarios del gobierno que hagan esto con la necesidad de los entrerriano es lamentable… Sr Gobernador haga algo de una vez por toda

Responder
AGUSTIN 6 noviembre, 2019 at 7:59 am

ESTO REALMENTE NO TIENE NOMBRE, LOS CULPABLES SON QUIENES VENDIERON ESTA MERCADERIA Y EL POBRE CHINO QUE COMPRO BARATO SE JODIO

Responder
PEPE 6 noviembre, 2019 at 8:06 am

la responsable de todo esto la ministra strata tiene que desirnos que paso, xq hibamos a pedir alimentos y nos decian que no habia, claro xq ellos tenian que venderlo a estos chinos, que asco me dan

Responder

Dejar Comentario