En Enersa echaron a la funcionaria que otorgó la tarifa social a familiares

Primero evaluaron suspenderla pero, tras el escándalo dentro y fuera de la empresa energética, la mujer perdió el cargo.

Días atrás este Portal se hacía eco de la denuncia de un grave y vergonzoso hecho que se dio en Enersa, que sostenía que la jefa de Tarifa Social, responsable de otorgar subsidios a quienes tienen dificultades para pagar la boleta de luz, se auto concedió este beneficio.

La funcionaria fue desplazada del cargo el pasado viernes, a raíz de la enorme repercusión que tuvo la noticia y del escándalo que se generó tanto dentro como fuera de la empresa energética provincial.

En un principio, las autoridades evaluaban suspender por 20 o 30 días a la funcionaria, como para apaciguar los reclamos, pero la funcionaria se presentó con abogados para defender su posición y, en lugar de mejorar, su situación se agravó.

Según trascendió desde Enersa, la jefa de Tarifa Social de la empresa otorgó un subsidio a su hermana, pero para un inmueble que era propiedad de la funcionaria.

Se trataría de una lujosa vivienda ubicada en pleno parque Urquiza de la capital provincial, en calle de la Torre y Vera, en donde la funcionaria, con el subsidio, paga alrededor de 200 pesos mensuales por el servicio eléctrico.

La Tarifa Social es una ayuda económica que otorga la empresa a los sectores más vulnerables de la sociedad para facilitarles el pago de la boleta, que cuenta con un área específica en Enersa mediante la cual asistentes sociales se encargan de evaluar y determinar la condición de vulnerabilidad de los hogares para otorgar el beneficio a los grupos sociales más necesitados.

La indignación del resto de los trabajadores de la empresa energética se despertó cuando trascendió la irregularidad, ya que la funcionaria no cumple ninguno de los requisitos para acceder al beneficio, destinados a quienes tienen bajos recursos y dificultades para abonar la boleta.

Según comentan, el salario de la jefa de Tarifa Social rondaría los 90 mil pesos, y con un descaro total se auto otorgó un subsidio destinado a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Si bien la empresa no ha ratificado o rectificado la situación, trascendió que la funcionaria en cuestión fue echada del cargo que ostentaba, ante la grave irregularidad en la que habría incurrido.

Es más, en un primer momento se evaluaba simplemente suspenderla, pero ante la enorme repercusión de la noticia y la indignación tanto del resto de los empleados como de la sociedad en general, fue echada.

Por otra parte, los trabajadores de la empresa ya arrastraban la bronca por los beneficios de los que gozan los funcionarios con rango de presidente, vocales, directores y gerentes, que tienen sueldos exorbitantes, no pagan la tarifa de luz ni la del gas.

 

 

 

1 comentario

Martin 21 noviembre, 2019 at 3:49 pm

Lamentable! Pagaron justos por pecadores! Tendrían q haberlo echado a Bertochi, a no si es amigo de bordet!

Responder

Dejar Comentario