Ballay no los atiende, mucho menos Bordet, Paira evitó ponerse al frente del reclamo, ahora los trabajadores del COPNAF llevaron su protesta al Portal

Continúa el malestar con el Gobierno Provincial por el silencio total frente a su histórico reclamo de un régimen especial de niñez que contemple el delicado e importante trabajo que realizan

La semana pasada estuvieron de paro, la adhesión total fue total, este marte retomaron las medidas las cuales continuaron este jueves.

Los trabajadores del COPNAF están verdaderamente compungidos, en el Gobierno provincial nadie oye su reclamo, el ministro de hacienda, Hugo Ballay no los atiende, mucho menos el gobernador Gustavo Bordet que no suele estar en la Casa Gris, tampoco Marisa Paira se ha puesto al frente de sus necesidades.

Este jueves llevaron a protesta a este Portal, viéndose en horas del mediodías al total de los trabajadores afectados pasar con banderas, pancartas, bombos y paraguas visibilizar su reclamo en las puertas de la redacción.

Días atrás los trabajadores explicaron que las medidas siguen ya que el Ministerio de Economía sostiene su propuesta y se niega a ofrecer una propuesta superadora.

El gobierno solo le ofrece un código de salud que implicaría algo así como 2.400 pesos de plus, cuando el reclamo es mucho más abarcativo que eso, que en su espíritu implica reconocer la importante laboral que realizan con los niños en situaciones de extrema vulnerabilidad.

Palmariamente el reclamo consiste en que la Provincia establezca, para el sector, un régimen especial de niñez, que comprende cuatro puntos principales: un salario acorde a la responsabilidad de la tarea; un sistema de licencias y una jubilación especiales que tengan en cuenta el desgaste psicofísico y emocional que padecen y reducción del horario laboral.

Por ahora, no se vislumbra que la gestión de Bordet, cumpla con las exigencias de los trabajadores, por lo que las medidas de fuerzas sin dudas continuaran.

4 comentarios

Moni 28 noviembre, 2019 at 2:16 pm

Se siente se siente Favotti presidente

Responder
raquel 28 noviembre, 2019 at 3:15 pm

los vi eran 3 gatos locos

Responder
Páblo Andrés 28 noviembre, 2019 at 5:39 pm

Es un chiste? Bordet no pensarás poner a esa ñoqui llegó toda su vida a las 11 y se retira a las 12

Responder
Romina 29 noviembre, 2019 at 12:24 pm

SR FUTURO PRESIDENTE DE LA NACION, GOBERNADOR, FUTURA VICEGOBERNADORA DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS, DISTINTOS MINISTROS DE LA ACTUAL GESTIÓN Y DE LA QUE PRÓXIMAMENTE ASUMIRÁ, DISTINTAS AUTORIDADES Y DIVERSOS ACTORES SOCIALES DE LA PROVINCIA, AUTORIDADES DE COLEGIOS PROFESIONALES AFINES A LA TEMATICA, AUTORIDADES JUDICIALES, PÚBLICO EN GENERAL:

Seguramente conocerán por demás la función y responsabilidad tan delicada y compleja de quienes trabajamos en Co.P.N.A.F (Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia de la Provincia de Entre Rios), pero no está de más recordarla en estos días que estamos transitando y quitarle la frialdad o seriedad de lo escrito en una ley.

En nuestras manos se encuentra no solo la función de contener, acompañar, cuidar, proteger, dar voz, saber escuchar, detectar riesgos, evitarlos, prevenirlos sino muchos otros que a veces no figuran dentro de lo esperable.

Quienes allí, transcurrimos nuestros días debemos encontrarnos, enfrentar y trabajar con las situaciones más nefastas por la que puede transitar una persona a fin de sacar de ello lo mejor que podemos con recursos y soluciones generalmente escasas. Encontramos a sujetos (niños y adolescentes) que han vivenciado experiencias que a la mayoría de nosotros (adultos) nos horrorizarían.

Las situaciones que experimentamos día a día y en cantidades que superan excesivamente en número nuestras posibilidades humanas y de acción. Son aquellas que generalmente nos impactan como sociedad y nos hacen reaccionar exigiendo justicia y eficacia en el abordaje, por lo menos por un lapso de tiempo acotado.

Muchas veces los sabemos sin referentes, sin adultos con los cuales poder contar y/o sin recursos económicos a la hora de ofrecer una respuesta concreta o que se sostenga en el tiempo. Sin embargo desde nuestra condición de seres humanos debemos mirarlos a los ojos y decirles desde la empatía q todo va a estar bien. Aunque no lo sepamos y aunque incluso estemos seguros, que la ayuda que podemos tramitarle y/o ofrecerles desde el estado es INSUFICIENTE.

Debemos Intentar desde lo posible no volver a victimizar y respetar siempre su condición de persona, cuando la confianza que tienen en el entorno está destruida. Decidiendo en última instancia sobre la vida de una persona, de un niño, niña y adolescencia con toda la responsabilidad y peso que ello implica.

Sumado a todo ello recibimos presiones del mismo entorno q los vulnera (tal vez porque no han podido visualizar la agresividad del vínculo o lo inapropiado y nocivo de los actos que ejercen en sus niños) y como si eso fuera poco también de los tiempos administrativos y judiciales (aunque no se reconozca nuestra participación en las resoluciones que desde allí se dictan y retribuya en igualdad de condiciones, dado que ejercemos un rol subsidiario de la justicia).

Los plazos deben cumplirse, los trámites y/o expedientes ponerse en marcha no importa la respuesta. Como si tras ellos, no hubiera niños, niñas y/o adolescentes con DERECHOS VULNERADOS. Nadie quiere niños en la calle, sin familia, descuidados, a todos nos horroriza el maltrato y/ o el abusó sexual infantil (sobre todo en época electoral). Los niños son el futuro dicen, sin embargo muy poco se invierte en políticas públicas, no estamos dispuestos cómo sociedad a pensar estrategias superadoras que incluyan, que contengan, que ofrezcan soluciones reales al asunto.

Todo está situación va desgastando, enfermando, burocratizando la intervención y las consecuencias de este cansancio se traduce en consecuencias reales en la vida de a quienes debemos proteger. No existen políticas públicas reales sin valorar el trabajo del recurso humano. Quienes nos encontramos cara a cara con el dolor del otro. Para cuidar y proteger al sector más vulnerable de nuestra sociedad, debemos cuidar y ofrecer condiciones laborales dignas a quienes cuidan y velan por ello, respetar su condición humana y sus limitaciones.

Esta lucha que hoy sostenemos tiene sus años, sus razones y fundamentos por demás estudiados y avalados. La lucha se inició desde el momento q nuestra Nación se adhirió a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, allá por principios de los 90.

Con posterioridad, nuestra Nación y nuestra Provincia promovieron y sancionaron leyes q dieron forma a la manera de trabajar con la niñez. Como dato no menor y antecedente que fundamenta este pedido, en fecha 06 de diciembre de 2013 el Gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli firmo, el decreto que autorizaba el régimen de jubilación especial para los trabajadores del área reconociendo la labor de los mismos.

Sin embargo muy poco, se ha dicho a la actualidad, por lo menos a nivel provincial en relación a quienes concretizamos y hacemos real está protección.

La deuda es histórica, necesitamos su apoyo. Implíquese, Hagamos historia!!!.

NO DEJE QUE EL PRIVILEGIO, LE NUBLE LA EMPATIA.

Responder

Dejar Comentario