De garantizar la victoria aplastante, a jurar en soledad: la mancha negra histórica del PJ Entre Ríos

Compartir:

Las imágenes no pasarán desapercibidas por largo tiempo en la Provincia y fueron el centro de comentarios, burlas en el recinto y bronca en el kirchnerismo puro.

Este miércoles juraron los senadores nacionales en el Congreso, y la Provincia de Entre Ríos dio la nota en el recinto nacional. No era para menos, las imágenes hablaban por sí mismas y seguirán dando que hablar largamente.

De garantizar la victoria, un triunfo aplastante en toda la Provincia, el senador nacional, Edgardo Kueider, protagonizó su jura en total soledad.

Una mancha histórica para el PJ entrerriano, que no sucedía desde hace más de una veintena de años. Desde la reforma constitucional, el peronismo siempre garantizó en la Cámara Alta nacional dos senadores por Entre Ríos.

En 2019, fuera de todo pronóstico, cuando era muy difícil perder las elecciones por el hecho de ser gobierno provincial, por la ola nacional que beneficiaba a la fórmula de los Fernández y por la unidad con una única lista, el peronismo fue derrotado históricamente.

La comparación con la imagen de Cambiemos se hizo necesaria este miércoles, para el partido opositor en la provincia, que en los próximos días se despide del Gobierno Nacional tras una muy mala gestión y una durísima crisis, todo era festejo.

Mientras Kueider juraba solo, Alfredo De Angeli y Stella Olalla lo hacían juntos, una imagen dolorosa para el PJ provincial que conduce Gustavo Bordet, y que fue el centro de las miradas, murmullos y comidillas de los senadores y autoridades presentes, con burlas por parte de estos, y la bronca manifiesta de sectores kirchneristas y, puntualmente, de La Cámpora.

Kueider también generó comentarios en la previa por su inesperada partida a Barcelona, ciudad donde aún se desconoce institucionalmente qué fue a hacer, aunque políticamente las versiones indicaron un acuerdo con los intendentes Enrique Cresto y Martin Piaggio, que pueden garantizarle cierta vinculación con una esfera nacional a la que ni él ni Bordet llegan, como es el caso de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

El senador entrerriano arribó al país este lunes y, como había publicado este Portal, no vino a la Provincia, prefirió quedarse en su exclusiva nueva residencia en la ciudad de Buenos Aires. Por la noche festejó en un exclusivo restó a puro “Trumpeter” junto con su familia que esperaba su llegada tras su estancia en la ciudad catalana.

Hasta ahí, todo fue festejo para el legislador nacional, sin embargo, este miércoles todos los comentarios se posaron sobre su espalda, por su desastrosa performance electoral y la lastimosa imagen que estaba dejando el peronismo entrerriano, a pesar de que tanto él mismo como Bordet habían garantizado y anunciado que en la Provincia el triunfo de la fórmula presidencial sería aplastante.

Sin embargo, Bordet y su lista, y con ellos los Fernández, perdieron por un poquito más de 1000 votos, aunque en Paraná, la ciudad de residencia del gobernador, de Kueider, de la generalidad de sus funcionarios y de los cuatro candidatos de la lista de Bordet, la derrota fue por 18 mil votos y en Concordia, la ciudad del mandatario y sus cercanos, Macri obtuvo un 40%.

El rechazo a las listas y a sus cabezas, fue generalizado incluso desde el propio partido, ya que ni los propios peronistas los votaron.

Tanto en el Justicialismo nacional como particularmente el kirchnerismo puro, como no podía ser de otra manera, le adjudicaron esta histórica derrota a la cara visible y responsables de la campaña electoral nacional.

No había manera de que el PJ perdiera en Entre Ríos, insistimos, debido a la estructura aportada por el solo hecho de ser gobierno provincial, sumado a la ola nacional en favor de Alberto y Cristina, como también la unidad conseguida en la provincia donde el peronismo llevo una sola lista, hacia parecer increíble, de otra realidad, una derrota.

Sin embargo, Bordet y Kueider hicieron lo imposible, convirtieron una fácil victoria en una histórica derrota,  y anoche, este último y por elevación el primero, fueron el centro de todas las miradas y comentarios.

El comentario más escuchado para Kuieder, que tenía clavada la vista de los presentes como también el séquito que lo acompañó, era “no tiene vergüenza”, en alusión al juramento, ya que desde muchos sectores le habían pedido que diera un paso al costado para que ingresara su compañera en la lista, la camporista Stefanía Cora.

En el juramento no se puedieron evitar las comparaciones, comentarios y comidillas por la imagen que dio el PJ Provincial al país entero, que, de mínima, fue patética, y que le agrega al peronismo entrerriano una mancha histórica y que será muy difícil de olvidar.

Compartir:

6 comentarios

Paulino 28 noviembre, 2019 at 11:33 am

El desgobierno de Bordet preocupa cada vez más, no sólo a los compañeros del PJ, sino a los diversos sectores productivos, los que independientemente de su color, sufren la falta de políticas de estado, y aún los caprichos de los funcionarios de turno, los que en vez de fomentar las actividades bajo su jurisdicción, simplemente hacen maniobras diversivas para sostenerse en sus cargos, y seguir cobrando. Una de tales maniobras llegó a nuestros oídos, por parte de un productor minero, quien nos informa que el actual secretario del área, residente en la provincia de Buenos Aires, y que nunca se presenta en su despacho, bombardea a sus empleados con exigencias hacia los productores, que en nada condicen con la pretendida defensa de la producción en el área. Hace unos días, circula entre los productores una gran preocupación, por un nuevo impuesto al transporte de minerales, el que juzgan regresivo, sin contraprestación, y que de ser implementado, pondría a numerosos productores fuera de toda posibilidad de continuar produciendo. Es un legítimo anhelo de la población en general, y de los productores en particular, que se dé espacio en el ámbito del estado, sólo a aquellos que breguen por contribuir a los actores económicos a salir de la crisis, y no a profundizarla.

Responder
Naides 28 noviembre, 2019 at 11:50 am

Los peronistas celestes nos tapamos la nariz y votamos a De Angeli.

Responder
Georgina 28 noviembre, 2019 at 11:16 pm

Todos los hijos de Kieider son empleados jerarquizados del gobierno. Una basura con lo q se lleva

Responder
ANALÍA 29 noviembre, 2019 at 9:11 am

LA CULPA NO LA TIENE EL CHANCO SINO QUIEN LE DA DE COMER

Responder
Maricel 29 noviembre, 2019 at 1:43 pm

La foto que ilustra el festejo íntimo del senador Kueider se realizó en el bar El Tropezón sito en avenida Callao 248. Lugar carisimoooo donde se da cita la dirigencia del PRO razón por la cual no faltaron las informaciones sobre la sorpresa de que un legislador de otro signo se congregue allí. Según dicen la cuenta fue gruesa, 5 cifras de alta denominación y no le quedó para la propina. Parece entonces que todos los que lo andan buscando van a tener que llegarse hasta el Bar El Tropezón ubicado en las zonas más caras de Buenos Aires, ese es el nuevo lugar de Kueider

Responder
LaNegri 29 noviembre, 2019 at 1:44 pm

El otro lugar de Kueider es el hotel Four Season 6 estrellas unicado en el lugar más exclusivo de barrio norte en posadas y Cerrito. En ese hotel donde se hospedan las figuras que viene del exterior como Luis Miguel o los rolling Stone se aloja Kueider en habitaciones que cuestan mínimo 25 mil pesos la noche

Responder

Dejar Comentario