Alarmantes estadísticas: Se duplicaron los juicios por créditos en los juzgados de Paz pero en Concordia se han quintuplicado

Compartir:

Una ciudad que necesita y necesitará de un flujo constante de dinero por parte del Gobierno provincial para que no explote la localidad que provee de gobernadores, ministros y principales funcionarios y se produzca una onda expansiva alcance a la provincia.

Que el país está en crisis económica y financiera no es ninguna novedad, las medidas adoptadas por el gobierno nacional que en pocos días se va, sin dudas constituye uno de los factores primordiales de este penoso panorama que afecta los bolsillos de los ciudadanos.

Tres días atrás el banco Central revelaba datos alarmantes sobre el estado de las cuentas de los argentinos, existiendo cifras records en endeudamiento a través de operaciones electrónicas, esto es tarjetas de créditos.

Más de la mitad de los argentinos está endeudado: el 51% de los adultos tiene deudas principalmente a través de tarjetas de crédito, según un informe del Banco Central. Ese porcentaje, creció 4 puntos durante la gestión de Mauricio Macri.

La gestión macrista, hizo lo suyo, pero, ¿Cuál es la responsabilidad de los gobiernos locales frente a este grave problemática?

En la provincia de Entre Ríos los datos no solo no mejoran sino que preocupan y mucho.

En los últimos años, se han incrementado enormemente, exorbitantemente las causas judiciales por deudas crediticias en los juzgados de paz de toda la provincia.

En la actualidad existen 57 organismos que están funcionando en las 18 jurisdicciones judiciales, los cuales, en cuestiones de cobro de pesos, tienen previsto por acuerdos del Superior judicial su competencia.

En otras palabras, y en el lenguaje lego, no en todos los juicios de cobro de deudas es competente un juzgado de Paz, su actuación depende del monto de la que se pretende cobrar.

Actualmente, en la Provincia, para las jurisdicciones de Paraná, Concordia y Concepción del Uruguay, es competente el Juzgado de Paz en juicios ordinarios donde se reclame hasta 30 (treinta) juristas, y en los procesos de ejecución (ejecutivos y apremios) de hasta 60 (sesenta) juristas.

El resto de los juzgados de Paz intervienen para  resolver juicios ordinarios de hasta 60 (sesenta) juristas, y ejecutivos de hasta 100 (cien) juristas.

El valor del jurista actualmente asciende a los $620, a partir de enero del 2020, $720.

Como se puede apreciar, en el caso de Paraná, Concordia y Concepción, si una empresa quiere cobrar una deuda, deberá iniciar la demanda en un juzgado de Paz si la misma no supera los $37.200, si rebasa el monto, deberá entablar una demanda en la justicia ordinaria.

Para el resto de las ciudades, por el mismo asunto, intervendrá la justicia de Paz en dudas que no superen los $62.000, siendo lógico que el monto se amplié ya que en la gran mayoría de las ciudades no existen juzgados ordinarios.

Volviendo a las cifras que alarman en la Provincia con el notable incremento de deudas crediticias en los juzgados de Paz.

Las estadísticas provenientes de estos tribunales dan cuenta de una situación que aún no es atendida por las autoridades.

Estamos hablando, en ciudades como Paraná, Concordia o Concepción, de que sus ciudadanos ni siquiera pueden afrontar el pago de pequeños créditos que se les han otorgado.

Otra realidad aún más reveladora, tal es el estado financiero de las familias entrerrianas que deben concurrir a estos pequeños créditos para afrontar el día a día.

Las cifras indican que, en el último tiempo, la concurrencia a los juzgados de Paz por parte de las instituciones acreedoras de créditos se ha duplicado en toda la provincia.

La ciudad que escapa de dicho valores y los eleva exponencialmente es Concordia, donde se produce un quiebre notorio respecto de la situación que padece la generalidad de la Provincia y el país.

En la capital del citrus las causas que tramitan por el juzgado de Paz, no se ha duplicado, tampoco triplicado, menos cuadruplicado, sino quintuplicado.

Como parangón, si en Concordia había 1500 ahora pasaron a 8000 juicios por cobro de pesos en los juzgados de Paz.

Estamos hablando de gran parte de la sociedad concordiense de clase media y baja que necesariamente deben concurrir a estas empresas solicitando un pequeño crédito para subsistir en la diaria.

No puede dejar de culpabilizarse de este lamentable panorama para las familias al Gobierno nacional de Macri por sus políticas pero tampoco se puede dejar de responsabilizar al Gbeirno Provincial la que no ha sabido aminorar este déficit sino que ha incrementado este quiebre social.

Un municipio, el de Concordia, que es tomada, hoy por hoy, como salida laboral como una agencia de colación o de trabajado para cubrir justamente el déficit en las medidas generadoras de empleo, ya sea por la faltante de trabajo privado o por la insuficiencia de sus sueldos.

Frente a esta realidad, y a pesar de ello, el 75% de sus habitantes es peronista, en un 40% definió inclinarse por Macri en las pasadas elecciones, obligando a un análisis a las autoridades gobernantes justicialistas.

Análisis que aún nos e ha producido, aunque las consecuencias continúan siendo nefastas en todos los casos con exclusivos perjudicados, los ciudadanos de clase baja y media que padece necesidades.

Una ciudad que, necesita y necesitara un flujo constante de dinero por parte del Gobierno provincial, que deberá asistirla económicamente de manera incesante para que no explote la localidad que provee de gobernadores, ministros y principales funcionarios y se produzca una onda expansiva alcance a la provincia.

 

Compartir:

Dejar Comentario