Los cambios en el municipio de Paraná: peleas, mudanzas, renuncias y nombramientos

Compartir:

A pesar de la cuarentena, el gobierno de la capital provincial vivió días agitados y hubo renovaciones.

Los mentideros de la municipalidad de Paraná han tenido mucho de qué hablar en los días pasados.

A pesar del aislamiento social obligatorio, mientras se prevé paulatinamente la vuelta al trabajo de la administración pública municipal, se han dado peleas, mudanzas, renuncias y nombramientos que tuvieron atareados a los mentideros.

La semana pasada se conoció la renuncia del entonces subsecretario de Deportes, Yamil Ismail, con lo que quedaba acéfala una de las áreas que se vio parada prácticamente en su totalidad a partir del decreto de la cuarentena.

Muchas fueron las versiones que circularon entorno a la dimisión del dirigente deportivo, aunque la que sonó con más fuerza fue que las relaciones estaban muy tensas, por lo que le pidieron la renuncia, ya que el nombre para sucederlo ya estaba en carpeta.

Uno de los puntos de conflicto habría sido que el subsecretario pretendió llevar a gente consigo a su cargo, lo que habría sido resistido tanto por las autoridades como por el personal que ya se encontraba trabajando.

Más allá de eso, lo concreto es que este sábado, dos días después de la renuncia de Ismail, el intendente Adán Bahl nombró oficialmente como subsecretario de Deportes al abogado Julio Gamarci, conocido por ser el entrenador de la selección argentina de softbol que se consagró campeona mundial y panamericana el año pasado.

Además de su trayectoria en el deporte, Gamarci fue empleado de carrera en Vialidad y más tarde pasó a la CNRT, y ya sonó para ocupar un puesto en el municipio, más precisamente en el Concejo Deliberante, durante la gestión pasada, algo que finalmente no se concretó.

Lo cierto es que, luego de la salida de Ismail, que habría sido con ciertas rispideces internas, hoy el doctor Gamarci pasó a hacerse cargo de una de las subsecretarías más afectadas por el parate, por lo que muchos comentan que el nombramiento que hizo Bahl fue apresurado, dado el contexto que se vive actualmente.

Pero ese no es el único comentario que ha ocupado a los mentideros municipales en estos días. También se habla fuertemente acerca de la disputa entre un secretario y un subsecretario, lo que incluso provocó una mudanza.

El encontronazo se habría dado en la Secretaría de Servicios Públicos, entre el secretario Emanuel Redondo, y el subsecretario, Walter Clivio.

Aparentemente, la relación era tan tirante entre ambos que se alquiló un nuevo lugar para que parte del área se trasladara allí.

Mientras que Redondo fue jefe de Tesorería y Finanzas de la Cámara Alta cuando Bahl era presidente del Senado, Clivio preside la Unidad Básica N°13, en donde se hicieron los actos más populares del actual presidente municipal durante la campaña.

Además, este último fue uno de los fuertes operadores de Bahl en el camino a la intendencia y comentan que en eso asumió grandes compromisos que habría cumplido solamente con su sector más íntimo, aunque no se sabe si es él o directamente el intendente quien incumplió el resto.

Siendo tanto Clivio como Redondo muy cercanos a Bahl y a José Kramer, aunque desde diferentes lugares, lo concreto es que la disputa por el poder era muy fuerte, por lo que se produjo la división.

A raíz de ello, la subsecretaría que conduce Clivio ocupará el recientemente alquilado salón donde funcionaba Costa Alta, mientras que Redondo permanecerá en las oficinas de calle 9 de Julio.

Costa Alta dejará de ser salón de eventos para convertirse en dependencia municipal

Según comentan los mentideros, la definición de quién se quedaría en qué oficina también fue ardua y habría acrecentado las rispideces.

En el municipio de Paraná, más allá del aislamiento y de la falta de actividad, los mentideros han tenido mucho para comentar, entre una renuncia, un nombramiento y una mudanza.

Compartir:

3 comentarios

cecilia 18 mayo, 2020 at 6:59 pm

El poder

Responder
Pepe 18 mayo, 2020 at 9:16 pm

Enrique 2023

Responder
Tito 19 mayo, 2020 at 9:14 am

El comentario es que se estarían fortaleciendo los factores de poder del eje Halle- Romero, y que las mascaritas sueltas que pudieron conseguir un lugarcito al principio, serían progresivamente desplazados, porque no suman fuerza política, en especial en las tensiones y acuerdos con el gobierno provincial y la justicia.

Responder

Dejar Comentario