El intendente de San Jaime fue denunciado por violencia de género y maltrato laboral

Compartir:

Una empleada municipal de San Jaime de la Frontera, identificada como Nuria Teresita Miño, denunció al intendente Antonio Rodríguez por violencia de género y maltrato laboral.

Según la denunciante, los hechos se dieron a partir del cambio de gobierno cuando el propio Intendente, a los pocos días de su asunción, le habría dejado en claro a la empleada que “que a partir de ahora se iba a hacer lo que él decida”, de acuerdo con el texto presentado ante la Justicia.

La empleada señala que en los días que siguieron no fue informada de la designación de nuevo personal en el cargo que ella ocupaba; como así tampoco que sus haberes disminuirían. La denunciante declaró que “fui ocho días a trabajar sin ninguna función específica, no hacía nada, más que cumplir horario”, y agrega que no la dejaban ni siquiera atender el teléfono.

Siguiendo su relato, afirma que las humillaciones a la que fue expuesta llegaron hasta no permitirle levantarse para ir al baño, teniendo que pedir permiso para cualquier acción que quisiera realizar en la oficina, “al comentarle al intendente la situación, este me comentó que después lo hablaría con Marsilli y que tenía que acostumbrarme al cambio” expuso la empleada municipal.

Nuria Teresita Miño se desempeñó durante 16 años en el Sector de Obras Públicas y en los últimos 10 a cargo del Área, “el municipio invirtió mucho dinero para que incorpore conocimiento y que venga una nueva gestión para que me tenga en un rincón sin darme ninguna actividad es una ofensa y una persecución”, declaró.

La trabajadora tampoco pudo gozar de la cantidad de días de vacaciones que le corresponden de acuerdo a su antigüedad. Además, según su relato, “a raíz de la situación laboral, hostigamiento, mal trato, burlas, ridiculización frente a los compañeros de trabajo y disminución salarial debí recurrir a la atención de un psicólogo”.

La denunciante agregó que otros empleados son víctimas de estos agravios por parte de los denunciados, “muchos empleados municipales por temor a perder el trabajo o recibir sanciones no hacen la denuncia por violencia laboral”, finalizó.

Compartir:

Dejar Comentario