Para la corrupción estructural no hay ajuste: Más de 23 millones de pesos para una obra que, según informes de constructoras, no vale más de 10

Compartir:

Mientras el Gobierno no puede pagar íntegramente los sueldos de los trabajadores, recortando conceptos de los haberes, por seis aulas y dos baños, Bordet y Richard, presupuestaron una cifra descomunal, sospechas de groseras irregularidades en torno a la obra pública.

Existe una premisa que indica que si de educación se trata, no se escatima en gastos, ya que no se trata de un costo, sino de una inversión.

Se nota que la regla es seguida a raja tablas por el Gobierno Provincial, aunque, verdaderamente el caso que nos ocupa desnuda fuertes sospechas de graves y groseras irregularidades, incluso con tintes delictivos.

Días atrás apareció en el boletín oficial de la Provincia de Entre Ríos una muy llamativa licitación pública proveniente del Ministerio de planeamiento, infraestructura y servicios de la provincia de Entre Ríos, desde no hace mucho, conducido por Marcelo Richard que reemplazó al multifuncionario, Luis Benedetto.

Se trataba, al menos oficializado en el boletín, del primer decreto llamando a licitación  que llevaba la firma de Richard como refrendo, lógicamente, junto a la del gobernador Gustavo Bordet.

Con la obra pública totalmente parada desde el inicio de esta segunda gestión gubernamental, una licitación pública para construir se destacaba sobremanera en las publicaciones diarias –aunque a destiempo- que realiza el B.O.

No fue lo único que sobresalió, al ver el monto que se barajaba para la construcción se encendieron todas las alarmas periodísticas, el precio a pagar, de mínima, parecía extremadamente excesivo, de máxima, solamente comparable con un hecho de corrupción.

Por seis aulas y un grupo sanitario, que normalmente no excede de dos baños, uno para el sector femenino, otro ara el masculino, el Gobierno de Gustavo Bordet presupuestó una suma superior a los 23 millones de pesos, puntualmente, $23.648.380,53 (pesos veintitrés millones seiscientos cuarenta y ocho mil trescientos ochenta con 53/100).

Si, así como lo lee el lector y la lectora.

La obra en cuestión es para la Escuela de Educación Agrotécnica Nº 51 “Gdor. Maciá”, ubicada en la ciudad de Maciá (Departamento Tala).

Fuimos a las fuentes, nos capacitamos e informamos con personas que tienen a la construcción como actividad habitual, los datos que nos aportaron verdaderamente sustentan las fuertes sospechas de corrupción, dignas de cualquiera de los fiscales de Paraná para inicie una investigación, aunque por ahora los hechos no hayan trasvasado los límites de la tentativa porque el precio aún no se pagó.

Estos conocedores de la materia  lo expresaron muy claramente: el precio de la construcción actualmente ronda aproximadamente en los 30 mil pesos por metro cuadrado, las medidas de un  aula base es de 6 metros de largo, 5 de ancho y 3 de alto, básicamente, 30 mts².

Haciendo cálculos, con un precio aproximado, la construcción de un aula insume 900 mil pesos, redondeando en más, 1 millón de pesos,  por 6 (que es la cantidad de aulas que licita el Gobierno de Bordet) estamos en una cifra total de 6 millones.

Siendo muy generosos, indicaron los expertos,  adicionémosle dos millones más para los dos baños nos queda el precio final en 8 millones.

Una obra que no supera los 10 millones de pesos, presupuestada en 23 millones, la irregularidad resulta palparía.

Fíjese el lector y la lectora cuan cierto es el precio real, que la obra formó parte del presupuesto 2020 de autoría de Bordet, aprobado en noviembre del 2019 por la Legislatura Provincial.

En la ley de leyes se fijó para la obra de las seis aulas y el grupo sanitario, precisamente, 10 millones de pesos. Así surge del decreto 599 del 24 de abril del 2020.

Llama soberanamente la atención dicha normativa firmada por Bordet y Richard, ya que expresa el presupuesto originario declarándolo “suficiente”, pero no menciona los fundamentos de este descomunal incremento en la inversión del 300%.

Para peores, el decreto establece que la Provincia, para ejecutar la obra, recurrirá nuevamente al financiamiento, es decir, tomará deuda.

Las arcas estatales están explotadas, la actual gestión provincial les debe a todos, al Gobierno Nacional, a los organismos internacionales y a los privados, cualquier línea de crédito posible fue agotada a fines del año pasado porque no se pagaron los créditos habidos.

Pero volviendo a la obra en cuestión, las comparaciones técnicas realizadas por los expertos son por demás  paradigmáticos, con dicha suma el Estado se pueden construir casi 10 casas en uno de los lugares del país más caros, el centro porteño.

Según el informe publicado pro Reporte Inmobiliario, un sitio dedicado exclusivamente al análisis de los precios de la construcción de vivienda (más caro el metro cuadrado que un aula) para abril del 2020, fecha en que se suscribió el decreto de Bordet y Richard, el costo para construir una vivienda de 51 metros cuadrados con un dormitorio similar al modelo que era utilizado por PROCREAR para la zona de Buenos Aires y centro llegó a $ 2.559.739.

Una inversión real que no supera los 10 millones de peso, inflada en 23 millones, para una obra tan esperada como la ampliación de la agrotécnica de Maciá.

Una gravísima irregularidad, desnuda actos de ejecución de un posible ilícito con la obra pública, materia ligada estrechamente a hechos de corrupción, sucedidos en un contexto atroz para la Provincia, con una crisis económica y financiera comparable solo con el gobierno de Sergio Montiel, donde el Gobierno ni siquiera se puede pagar íntegramente los sueldos que han incluso han sido recortados en varios conceptos.

Para las irregularidades, para la corrupción estructural, parece que no hay recorte que valga, la tan ansiada obra para los chicos de Maciá, es un claro ejemplo.

Compartir:

4 comentarios

Patricia Medina Rosas 1 junio, 2020 at 2:13 pm

Pero hasta cuando vamos a tolerar tantos desmanejos, tanta corrupcion, por favor hasta cuando?

Responder
BENJAMIN 2 junio, 2020 at 10:03 am

PREGUNTALE A LA ADMINISTRADORA ADMINISTRATIVA Y AL CONTADOR A CARGO DE ARQUITECTURA, SE ENTIENDE?

Responder
Melina 3 junio, 2020 at 6:56 pm

Sigan la joda! Va a tronar el escarmiento (dijo el General)

Responder
papsekel 15 junio, 2020 at 3:07 pm

ha bueno sigamos

Responder

Dejar Comentario