La propagación del COVID en Paraná y una encuesta hicieron que Bordet decidiera no aparecer públicamente

Compartir:

Por la opinión de negativa de los entrerrianos acerca de su manejo de la situación sanitaria en plena pandemia, el gobernador hace una semana que no aparece públicamente, al igual que Stratta, Romero y Bahillo, quedó como vocera la ministra de Salud Sonia Velázquez, con dificultades.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, no aparece en la actividad pública desde la semana pasada, días antes de que se desatara la cadena de contagios de coronavirus en la capital provincial, que tiene en vilo a toda la población paranaense y genera seria preocupación en el resto de la provincia.

El gobernador ni siquiera se presentó para el acto del Día de la Bandera, a diferencia de lo que hizo el 25 de Mayo. La principal especulación es que la reclusión del mandatario se debe a que el territorio entrerriano atraviesa su momento más crítico desde que comenzó la pandemia, con un crecimiento exponencial de casos positivos en pocos días, pero hay otras hipótesis acerca de la razón que mantiene a Bordet alejado de la vida pública.

La semana pasada, el gobierno provincial mandó a hacer una encuesta telefónica para sondear las opiniones de los entrerrianos teniendo en cuenta las elecciones legislativas de 2021 y las generales de 2023.

En la capital provincial, el resultado arrojó que las imágenes de la vicegobernadora Laura Stratta; la ministra de Gobierno, Rosario Romero; y el de Producción, Juan José Bahillo; son malas. El que tendría una mejor imagen es el intendente de Paraná, Adán Bahl, aunque su figura también cayó en los últimos tres meses, algo que el presidente municipal debería rever.

Según trascendidos, se notaron las desinteligencias en el gobierno provincial, ya que el presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano, se mostró muy molesto porque su nombre no fue incluido entre los sondeados, ya que él también tendría aspiraciones para 2023.

Además de consultar acerca de la imagen de las figuras de la política local y nacional, se preguntaba a los entrevistados cuál era su opinión acerca del manejo del mandatario entrerriano de las acciones en el contexto de la emergencia sanitaria a raíz del coronavirus.

Según los trascendidos, los resultados de ese ítem habrían sido sumamente negativos para la figura de Bordet, lo que se suma a la caída que la imagen del gobernador viene registrando en los últimos sondeos.

Esa fuerte devolución negativa que los entrerrianos le habrían dado al mandatario sobre su accionar frente a la pandemia, sería el motivo de la desaparición pública de Bordet.

El gobernador, que desde que se decretó el aislamiento salía prácticamente todos los días en los medios, ahora solamente da instrucciones a los miembros de su gabinete que se presentan a las conferencias de prensa.

Es más, la enviada a enfrentar al periodismo en medio del brote que se está viviendo en la provincia, con foco en Paraná, es la ministra de Salud, Sonia Velázquez.

La funcionaria, no solo ocupa un cargo político sin tener la más mínima trayectoria en el ámbito médico, sino que tampoco es la mejor comunicadora con la que cuenta el gobierno de la provincia.

Es por ello que en las últimas conferencias se la ha visto nerviosa, preocupada, con dificultades para leer los discursos que le preparan. Incluso, en algunos casos, la ministra hasta se mostró enojada, como ocurrió luego de que el director de Salud Mental de la provincia, Carlos Berbara, afirmara que, de ser necesario, se trataría en Paraná a pacientes positivos de coronavirus.

La funcionaria desmintió enérgicamente las declaraciones de Berbara, lo que puso en evidencia las serias contradicciones del gobierno provincial y la falta de conducción del desaparecido Gustavo Bordet justamente en el tema sanitario.

Esa incapacidad de manejar la situación ante la pandemia es notoria también para los vecinos entrerrianos, que, al ser consultados al respecto, no dudaron en manifestarse negativamente sobre el accionar del gobernador.

Entre los asesores de Bordet hay dos posturas acerca de la actitud que debe tomar el mandatario ante esas respuestas desfavorables.

Una línea apuesta a la famosa táctica de esta gestión provincial: “la gente en siete días se olvida”, por lo que pretende dejar pasar agua debajo del puente, no divulgar los resultados de la encuesta y mantener a Bordet alejado de los focos públicos hasta que pase el sacudón.

Otro grupo propone otra de las posturas que ha mantenido Bordet en tiempos difíciles: el negacionismo. Esta estrategia implicaría negar la realidad que mostró la encuesta y divulgar los resultados como muy optimistas, dar a conocer que en el gobierno provincial está todo bien y que la imagen que mantienen los entrerrianos del gobernador y de su manejo ante la pandemia es muy positiva.

Más allá de las especulaciones, mientras la provincia atraviesa su momento más complicado desde que comenzó el aislamiento, con un significativo brote de casos en Paraná, Bordet está desaparecido de la vida pública.

Al frente de la comunicación oficial sobre la pandemia está la ministra Velázquez, que, lejos de dar una imagen de serenidad a la población, con sus titubeos y enojos, manda un mensaje de preocupación a los entrerrianos.

Lo concreto es que los vecinos de la provincia, consultados al respecto, dieron una opinión muy negativa acerca del manejo de Bordet de la situación frente a la pandemia.

Los números negativos de la encuesta son el motivo por el cual el gobernador, en el momento en que debería ponerse al frente de la provincia y tranquilizar a los entrerrianos, decidió alejarse de toda actividad pública.

Compartir:

3 comentarios

Negro Municipal 24 junio, 2020 at 12:07 pm

Que no aparezca no quiere decir que no lo sigamos puteando….

Responder
Mirta Faure 24 junio, 2020 at 4:49 pm

Bordet desapareció??? O se esconde después de la secreta reunión con Ginés García y su comitiva de 20 personas????…,era necesario?

Responder
Roberto 25 junio, 2020 at 8:11 am

Q le puede importar a Bordet su imagen si no tiene reeleccion. Ya fue!

Responder

Dejar Comentario